Publicidad

La Comunidad de Madrid y Valencia decretan el cierre obligatorio de bares y restaurantes

La Comunidad de Madrid y Valencia decretan el cierre obligatorio de bares y restaurantes
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque hasta ayer mismo las asociaciones que agrupan a las empresas de hostelería y los cocineros insistían en que era seguro acudir a restaurantes -pese a lo que recomendaban muchos expertos-, la Comunidad de Madrid acaba de decretar el cierre obligatorio de todos los bares, restaurantes y tiendas "no alimentarias". Sólo permancerán abiertas farmacias y supermercados, como ocurre ya en Italia.

En el último día, han sido mucho los restaurantes que han anunciado un cierre voluntario aludiendo a la responsabilidad respecto a la pandemia. Casas como Álbora, A’Barra, Lúa, Diverxo, Coque, La Tasquita de Enfrente... Pero sus compañeros que pensaban seguir abiertos tendrán que bajar la persiana a partir de mañana, sábado.

Como han adelantado La Información, la decisión se ha tomado en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno que forman PP y Ciudadanos, y se comunicará en breve a la ciudadanía.

Esta medida excepcional se toma después de que e consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, haya informado que los casos de coronavirus registrados en la Comunidad de Madrid son ya “casi 2.000”, frente a los 1.388 de los que se informaron el jueves. Además, en las últimas 24 horas han muerto dos personas, lo que eleva el total de fallecidos en la región a 40.

Minutos después de que se conociera el cierre de Madrid, la Generalitat Valenciana ha aprobado una medida similar, ordenando el cierre de bares y restaurantes, espectáculos, eventos culturales y de ocio, centros deportivos a partir de la medianoche de este viernes.

Se aprueban ayudas económicas

Esta mañana el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, había anunciado la suspensión de las licencias de las terrazas y veladores de la capital (que son de su competencia) y había recomendado que bares y restaurantes echaran el cierre, un cierre que el ministerio no ha tardado en declarar obligatorio.

Martínez-Almeida ha anunciado, además, medidas económicas para paliar el impacto de la crisis del coronavirus en la hostelería: los inmuebles con uso para ocio y hostelería tendrán derecho a una bonificación del 25% en la cuota del IBI para el ejercicio 2020, siempre a condición de que mantengan el promedio de plantilla de trabajadores durante el periodo impositivo. Serán más de 106.000 comercios o establecimientos los que podrán solicitar esta reducción, estimada en 53 millones de euros.

Noticia en curso

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios