La Comunidad de Madrid y Valencia decretan el cierre obligatorio de bares y restaurantes

La Comunidad de Madrid y Valencia decretan el cierre obligatorio de bares y restaurantes
Sin comentarios

Aunque hasta ayer mismo las asociaciones que agrupan a las empresas de hostelería y los cocineros insistían en que era seguro acudir a restaurantes -pese a lo que recomendaban muchos expertos-, la Comunidad de Madrid acaba de decretar el cierre obligatorio de todos los bares, restaurantes y tiendas "no alimentarias". Sólo permancerán abiertas farmacias y supermercados, como ocurre ya en Italia.

En el último día, han sido mucho los restaurantes que han anunciado un cierre voluntario aludiendo a la responsabilidad respecto a la pandemia. Casas como Álbora, A’Barra, Lúa, Diverxo, Coque, La Tasquita de Enfrente... Pero sus compañeros que pensaban seguir abiertos tendrán que bajar la persiana a partir de mañana, sábado.

Como han adelantado La Información, la decisión se ha tomado en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno que forman PP y Ciudadanos, y se comunicará en breve a la ciudadanía.

Esta medida excepcional se toma después de que e consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, haya informado que los casos de coronavirus registrados en la Comunidad de Madrid son ya “casi 2.000”, frente a los 1.388 de los que se informaron el jueves. Además, en las últimas 24 horas han muerto dos personas, lo que eleva el total de fallecidos en la región a 40.

Minutos después de que se conociera el cierre de Madrid, la Generalitat Valenciana ha aprobado una medida similar, ordenando el cierre de bares y restaurantes, espectáculos, eventos culturales y de ocio, centros deportivos a partir de la medianoche de este viernes.

Un vistazo a…
Sin miedo no hay pasión, Begoña Rodrigo, La Salita

Se aprueban ayudas económicas

Esta mañana el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, había anunciado la suspensión de las licencias de las terrazas y veladores de la capital (que son de su competencia) y había recomendado que bares y restaurantes echaran el cierre, un cierre que el ministerio no ha tardado en declarar obligatorio.

Martínez-Almeida ha anunciado, además, medidas económicas para paliar el impacto de la crisis del coronavirus en la hostelería: los inmuebles con uso para ocio y hostelería tendrán derecho a una bonificación del 25% en la cuota del IBI para el ejercicio 2020, siempre a condición de que mantengan el promedio de plantilla de trabajadores durante el periodo impositivo. Serán más de 106.000 comercios o establecimientos los que podrán solicitar esta reducción, estimada en 53 millones de euros.

Noticia en curso

Temas
Comentarios cerrados
Inicio