Publicidad

Pistachos y vino, o la moda de los alimentos que lo curan todo

Pistachos y vino, o la moda de los alimentos que lo curan todo
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Justo esta semana, y por las fuentes diferentes, me han llegado un par de noticias que vienen a desmontar una de las últimas modas más comunes en la alimentación, la de los alimentos funcionales. Parece ser que hoy en día, si un alimento no tiene un beneficio claro y "demostrado" sobre la salud no es vendible. La primera noticia tiene que ver con las propiedades antienvejecimiento de uno de los componentes del vino, resveratrol. La segunda noticia tiene que ver con los pistachos y la piel. Veamos de qué se trata.

Los pistachos y la piel

Con cierta regularidad, llevan a mi correo electrónico invitaciones para distintos eventos gastronómicos. He ido a uno o dos. Hace poco llegó uno que me llamó poderosamente la atención justo después de un correo electrónico que comentaré más adelante.

Se trataba de un evento que organizaba una compañía especializada en la promoción y venta del pistacho. En la invitación se afirmaba que el pistacho tenía propiedades beneficiosas para la piel. Digamos que me sorprendió un poquito. En el evento se iba dar una charla, por parte de un experto en nutrición reforzando este mensaje, pero la cuestión no es esa.

Indagando sobre el pistacho son varias las web que afirman que existe esta relación. Es posible, pero poco probable. Sí que es cierto que tiene varios componentes considerados antioxidantes, pero ¿un estudio que relacione directamente el consumo del pistacho con un parámetro medible de la piel? De hecho, una búsqueda rápida en PubMed, da más resultados sobre estudios relacionados con alergias que otra cosa.

Pensad un momento. Un estudio así sería muy complicado y costoso de hacer. Habría que tener en cuenta muchos factores de los sujetos a investigar, edad, dietas, lugar de residencia, etc... y luego hacerles comer durante mucho tiempo, distintas cantidades de pistachos, y a otros nada, y comparar. Realmente mostrar la relación es complicado.

El vino y sus propiedades antienvejecimiento

Justo antes de que me llegara lo del pistacho, a través del resumen mensual de la European Journal of Clinical Nutrition, el lunes que se afirma que el componente activo del vino que se pensaba que tenía efectos antienvejecimiento, el resveratrol, no parece tener tanta influencia.

Eso sí, numerosas compañías han hecho una fortuna vendiendo complementos en cápsulas de resveratrol, y no había campaña de marketing del vino que se preciara (o se precie) de mencionar este santo grial molecular.

De hecho, hace tiempo, nuestro amigo y entrevistado José Manuel López Nicolás, ya publicó en su blog de ciencia que este enlazar el resveratrol con beneficios para la salud era complicado.

Sobre el vino se ha afirmado de todo, y no lo niego, pero obviamos lo principal. Que tiene, alcohol, y mucho, y que el alcohol sí que ocasiona problemas directos en el organismo. Ya se que una copa es muy buena, o eso se dice, y a mi me encanta, pero disfrutemos el vino por lo que es. No nos engañemos pensado que es el elixir de la eterna juventud.

Estos dos casos, lo que me han llevado a reflexionar es ¿porque parece ser necesario hoy en día demostrar que el alimento X tiene influencia directa sobre nuestra salud? En realidad, considero muy poco probable que un solo alimento puede influir en órganos tan complejos de nuestro organismo como la piel y mucho menos en algo tan sumamente complejo como el envejecimiento, donde innumerables factores ambientales, pueden tener mucho mayor peso.

Sin embargo, la moda es esa alimentos funcionales. Parece ser que el disfrute de alimento en sí mismo, independientemente de los beneficios que nos pueda aportar, tiene que ser palpable. Es como una especie de carrera armamentística entre distintos productos, para demostrar que el mío te ayuda a tener mejor vista, mejor oído, mejor digestión, o cualquiera que sea el beneficio indirecto que suponga.

En la alimentación, suponer que un solo componente me va ayudar a mejorar un solo factor de mi salud, es un tanto ingenuo. El foco debería estar siempre en el conjunto de cosas que comemos. Y ahora os preguntamos ¿qué otros productos, con supuestos beneficios sobre la salud, habéis encontrado vosotros?

Imágenes | Por Alberto García,Por En Directo al paladar | Receta de natillas de pistacho En Directo al paladar | Sobre el pistacho o alfóncigo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir