Compartir
Publicidad
Publicidad

Preparar nuestras propias conservas de legumbres ¿Cuánto ahorro supone?

Preparar nuestras propias conservas de legumbres ¿Cuánto ahorro supone?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mi casa nunca han faltado las conservas de legumbres, especialmente las de garbanzos (para el arroz al horno) y las de alubias blancas (porque nos gusta la ensalada de alubias). Lo que ocurre es que estas conservas no son especialmente baratas, sobre todo teniendo en cuenta que no son mucho más que alubias y garbanzos cocidos.

Es por eso que en Directo al Paladar hemos sacado la calculador para ver cuánto ahorro supone preparar nuestras propias conservas de legumbres, cogiendo como ejemplo estas de garbanzos y alubias, que son las más fáciles de calcular. Vamos a ello.

Recabando datos

Conservas Caseras 4

Lo primero de todo es recabar datos. Para ello he consultado los precios de un par de supermercados bastante comunes: Mercadona y Carrefour. Curiosamente, para el clásico bote de cristal con 400 gramos de peso neto escurrido, ambos tienen el mismo precio en sus marcas blancas: 0,47 euros por bote. Si buscamos un precio que no sea marca blanca, tenemos por ejemplo Luango, cuyo precio es de 0,75 euros.

Por otro lado, también hemos buscado el precio de los garbanzos y las alubias secos. Los garbanzos más económicos de Mercadona cuestan 1,49 euros el paquete de 1kg, igual que en Carrefour. Los de la marca Luengo, 2,13 euros el Kg. En el caso de las alubias blancas, cuestan 1,72 euros el kilo tanto en Carrefour como en Mercadona. Las de marca Luengo, 3,21 euros. Esta es toda la información en una sola tabla:

Marca Bote alubias 400g 1 kg de alubias Bote garbanzos 400g 1 kg de garbanzos
Carrefour o Mercadona 0,47 1,72 0,47 1,49
Luengo 0,75 3,21 0,75 2,13

Analizando los datos

Conservas Caseras 3

Así mirado, parece que salga más caro comprar los garbanzos y las alubias sin cocer, pues con tres botes conseguimos más de un kilo de producto. Pero no hay que confundirse, las legumbres pesan mucho más cocidas que sin cocer, ya que absorben mucha agua.

De hecho, un kilo de garbanzos o alubias secas pesa al menos el doble tras la cocción, de manera que con ese kilo podemos llenar unos cinco botes con 400 gramos de peso neto escurrido (agua de relleno aparte). Con ese dato vamos a comparar los precios, aunque hay a quien incluso le salen más botes por kilo de legumbre.

Alubias Garbanzos
Marca Bote comprado Bote casero Bote comprado Bote casero
Carrefour o Mercadona 0,47 0,34 0,47 0,30
Luengo 0,75 0,64 0,75 0,43

A la vista de los resultados, vemos que el ahorro es más significativo en los garbanzos, pero en el caso de las alubias no tanto, sobre todo porque no hay que olvidarse de añadir otros gastos asociados a la preparación en casa.

Por ejemplo, la energía consumida al cocinar (si usamos olla exprés, orientativamente unos 10 céntimos por cada kilo de legumbres) o el precio de las tapas, ya que aunque reciclemos los botes, conviene cambiar las tapas periódicamente para asegurar que se conserva el envasado al vacío. Eso nos lleva al siguiente punto, la seguridad alimentaria.

Seguridad alimentaria de las conservas caseras

Conservas Caseras 1

Aunque a este apartado probablemente le vaya a dedicar un artículo entero, no quería dejar de mencionarlo, ya que la seguridad alimentaria es un factor a tener en cuenta a la hora de decidirse por las conservas caseras.

Y es que las legumbres se encuentra en el grupo de alimentos denominados de baja acidez (con PH por encima de 4,6), lo que hace que no sea suficiente con hervir al baño maría o usar la técnica de cerrado en caliente, sino que es necesario un esterilizado a presión por encima de los 116ºC para evitar el riesgo de botulismo (os recomiendo este artículo de Gastronomía solar).

Esto podemos conseguir de nuevo en una olla exprés, capaz de alcanzar el bar de presión necesario para que el agua supere esa barrera térmica, pero es un engorro y un gasto energético añadido, aunque hay quien combina los procesos de cocción y esterilizado en uno.

Otra alternativa es congelar, pero claro eso le resta comodidad al asunto de la conserva, ya que además de ocupar espacio en el congelador (y gastar energía), debemos ser más previsores a la hora de usar las legumbres.

Hechos los cálculos y añadidas las consideraciones, no sale exageradamente más rentable hacer nuestras propias conservas. Lo que sí es cierto es que ganamos en el control del proceso y podemos adaptar las conservas a nuestro gusto, librándonos también de conservantes y demás.

Imagen | Boca Dorada
En Directo al Paladar | Cómo hacer escabeche
En Directo al Paladar | Cómo hacer dulce de membrillo casero superrápido. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio