Parmesano

Para los amantes del parmesano, este queso puede considerarse casi un tesoro. Y por si alguien tenía alguna duda, ahora sirven como garantía de pago de los créditos en Italia. Cuanto menos hay que tachar este invento de la banca Credem de original, y es que las grandes piezas de queso se almacenan en sus bancos como si de oro se tratase e incluso sufren robos.

El mecanismo de este préstamo tan suculento es sencillo, el productor deja los quesos y va pagando los intereses del préstamo cada mes. Cuando el plazo se acaba, recuperan sus quesos listos para la venta. Y es que los quesos se almacenan en unos búnkers especiales, que pueden albergar hasta 440.000 quesos y permiten que terminen de curarse en unas condiciones especiales.

Estos quesos, tradicionales en las gastronomía italiana, que se elaboran con mimo y artesanalidad son muy costosos y tardan mucho tiempo en curar, por lo que los productores tardan mucho en recuperar la inversión inicial. Sin embargo, con esta idea de la entidad Credem se protege la persistencia y calidad de este queso sabroso e inconfundible. En tiempos de crisis, el ingenio se agudiza y merece la pena ver como hay alternativas viables que aportan beneficios a ambas partes. ¿Os imaginais un banco de jamones serranos en nuestro país? ¡Qué tentación.!

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 9,5

Actividad de la comunidad