Sigue a

Cómo hacer lenguas de gato. Receta

En muchas ocasiones no es necesario recurrir a grandes postres innovadores o con ingredientes raros para sorprender a nuestra familia. Simplemente con hacer una receta clásica como esta de lenguas de gato, podéis tener una sobremesa fantástica para acompañar vuestro café después de comer.

Además, al igual que el bizcocho de claras y chocolate que os enseñé hace unos días, las lenguas de gato sirven para aprovechar esos excedentes que nos quedan siempre en casa de claras de huevo, o si no, también podéis comprar algún bote de claras pasteurizadas para hacer especialmente este tipo de fórmulas.

Ingredientes para unas 60 lenguas de gato

  • 4 claras de huevo a temperatura ambiente, 125 gr de azúcar, 125 gr de mantequilla en punto pomada, 125 gr de harina de repostería, 1 vaina de vainilla en polvo.

Cómo hacer lenguas de gato

Calentamos el horno a 180º con calor arriba abajo sin aire. En un cuenco batimos la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema suave. Agregamos las semillas de vainilla y las claras de huevo una a una sin dejar de batir. Echamos la harina tamizada en partes mientras seguimos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Pasamos la masa a una manga pastelera con boquilla mediana lisa. Forramos la bandeja del horno con papel sulfurizado y hacemos tiras de masa de unos 10 cm de largo. Horneamos durante unos minutos hasta que las lenguas estén ligeramente doradas en los bordes y blancas en el centro.

Dejamos en la bandeja unos minutos, despegamos con ayuda de una espátula lisa para galletas y pasamos a una rejilla para que se enfríen. Si queremos bañarlas con chocolate no tenemos más que fundir un poco de chocolate de cobertura, sumergir las lenguas y dejar que se sequen sobre una rejilla antes de consumirlas.

Cómo hacer lenguas de gato paso a paso. Receta

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Baja

Degustación

Hacer lenguas de gato caseras es muy sencillo, así que no dejéis de intentarlo porque para tomar con el café son deliciosas. Si además las bañáis en chocolate de cobertura, total o parcialmente, el resultado es mejor todavía si cabe. Os recomiendo guardarlas inmediatamente en una lata, en cuanto estén frías, para evitar que se reblandezcan, sobretodo si vivís en una zona con humedad ambiental.

En Directo al Paladar | Bizcocho de claras y chocolate. Receta
En Directo al Paladar | Bizcocho de claras. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios