Compartir
Publicidad

Pastas de té con almendra y naranja: receta para tener siempre llena la caja de galletas

Pastas de té con almendra y naranja: receta para tener siempre llena la caja de galletas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De niña solía acompañar a mi madre a visitar a una de sus tías, y a mí me fascinaba que siempre, siempre tuviera llena una caja con pastas de mantequilla. Es algo que se me ha quedado grabado y tengo la imagen de que un buen hogar siempre debe atesorar un galletero dispuesto a endulzar a las visitas, y lo cierto es que estas pastas de té con almendra y naranja se han convertido en una de mis recetas más repetidas.

Me gustan porque la masa se trabaja fácilmente una vez le pillas el punto deseado -se puede ajustar a ojo la almendra y la leche, o añadir más naranja-, no son muy dulces y combinan bien tanto con té caliente y café como con un vaso de zumo o leche fresca. Confieso que alguna vez he machacado unas pastas para tomarlas con natillas y helado, pero eso ya va en gustos.

Ingredientes

Para 35 unidades
  • Azúcar 80 g
  • Ralladura de naranja 0.5
  • Esencia de almendra (opcional) 2 ml
  • Mantequilla sin sal atemperada 125 g
  • Leche atemperada 75 g
  • Harina de repostería 170 g
  • Almendra molida 30 g
  • Sal 2 g
  • Chocolate negro para decorar
  • Guindas confitadas para decorar
  • Almendra laminada para decorar

Cómo hacer pastas de té con almendra y naranja

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 28 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 8 m
  • Reposo 30 m

Disponer el azúcar en un recipiente mediano y frotar con la ralladura de naranja hasta que se liberen los aromas. Mezclar también con la esencia de almendra y añadir la mantequilla troceada. Batir con una batidora de varillas hasta que quede esponjoso, agregar la leche y batir un poco más.

Incorporar la harina, la almendra y la sal, y mezclar todo muy bien para conseguir una masa homogénea, blanda. Llevar a una manga pastelera o pistola con boquilla rizada y dejar enfriar en la nevera unos 30 minutos. Si se deja más tiempo estará muy dura aunque consevarán mejor la forma.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas. Formar las pastas con la forma deseada, dejando una ligera separación entre ellas, y hornear unos 8-10 minutos, hasta que empiecen a dorarse. Esperar un momento fuera del horno y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Fundir el chocolate negro al baño maría o en el microondas con mucho cuidado, y bañar o pintar las pastas cuando estén frías. Decorar con almendras, guindas o con otros frutos secos al gusto. Guardar en un recipiente hermético.

Pastas de Té

Con qué acompañar las pastas de té

Las pastas de té con almendra y naranja son ideales, como su propio nombre indica, para tomar con el té de la tarde, pero quien dice té puede sustituirlo por café, leche, un vino dulce o lo que nos apetezca. Las galletas de mantequilla de este tipo son perfectas para tenerlas siempre en una bonita caja o tarro y sacarlas con las visitas.

En Directo al Paladar | Pastas de té de dos colores. Receta
En Directo al Paladar | Galletas de avena, naranja y jengibre. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio