Tarta de queso con remolinos de chocolate. Receta para San Valentín

Sigue a Directo al Paladar

tartaquesoychoco

Si queréis preparar un postre especial para el día de San Valentín os recomiendo esta receta de tarta de queso con remolinos de chocolate, pues además de estar deliciosa, podéis conseguir una presentación apropiada para ese día y, a mí parecer, muy elegante, envolviéndola con un lazo de raso.

Sólo tenéis que tener especial cuidado al desmoldarla, porque la base de galletas, si os ha quedado demasiado delgada, puede romperse al traspasar la tarta a la bandeja donde vayáis a servirla. Por eso os recomiendo un molde de cremallera, que facilitará la operación.

Ingredientes para un molde de cremallera de 20 cm

  • 75 gr de mantequilla derretida, 150 gr de galletas tipo Digestive, trituradas, 150 gr de chocolate negro de calidad rallado, 500 gr de queso cremoso, 150 gr de azúcar, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 2 huevos.

Cómo hacer tarta de queso con remolinos de chocolate

Empezamos engrasando un molde con mantequilla. Después, mezclamos la mantequilla con las galletas, nos quedará una mezcla arenosa. Pasamos la mezcla al molde y presionamos hacia el fondo y los lados. Ponemos el molde en la nevera de 30 a 60 minutos, hasta que esté firme.

Precalentamos el horno a 180ºC. Colocamos el chocolate en un cuenco refractario y lo derretimos al baño María, después lo dejamos enfriar. Batimos el queso hasta ablandarlo, agregamos el zúcar y la vainilla, batiendo bien. Añadimos los huevos de uno en uno, batiendo después de cada adición. Vertemos la mitad del relleno sobre la base de galletas.

pasoapaso

Mezclamos el chocolate con el relleno restante. Vertemos el relleno de chocolate sobre el normal y con un palillo dibujamos remolinos. Horneamos unos 40 o 50 minutos, hasta que el centro quede suave. Apagamos el horno y dejamos enfriar el pastel dentro. Después lo sacamos y lo pasamos a una fuente para servirlo.

Tiempo de elaboración | 1 hora y media + enfriado
Dificultad | Media

Degustación

Esta receta de tarta de queso con remolinos de chocolate puede prepararse con dos o tres días de antelación y guardarse en la nevera, mejor en el mismo molde en el que se ha horneado. El frío hará que el sabor sea más suave. En este caso, acordaos de sacarla al menos una hora antes de degustarla, para que no esté demasiado fría.

En Directo al Paladar | Tarta de chocolate para muy chocolateros
En Directo al Paladar | Tarta de queso Philadelphia con Milka. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios