Sigue a Directo al Paladar

tarta

Si queréis presentar un postre fácil de hacer y de aspecto impresionante, os aconsejo esta receta de tarta especial de piña, crema y nata, os aseguro que vuestros comensales pensarán que sois unos expertos reposteros, cuando se trata solamente del clásico bizcocho de yogur vestido con traje de fiesta.

En lo único que necesitaréis un poco más de destreza es en la decoración de nata si usáis la manga pastelera. Recordad que para que la nata quede bien montada es preciso que la guardéis en la nevera y esté bien fría. Usé estabilizante para darle firmeza y, aunque la preparé con antelación, la nata aguantó perfectamente.

Ingredientes para un molde de 22 cm

  • Ingredientes para el bizcocho: 3 huevos separadas las claras de las yemas, 2 medidas de yogur de azúcar, 3 medidas de yogur de harina, 1 yogur natural o 1 medida de yogur de leche, 1 sobre de levadura, 1/2 medida de yogur de aceite de girasol.
  • Ingredientes para la crema pastelera: 1/2 litro de leche, 1 piel de limón, 1 rama de canela, 100 gr de azúcar, 3 yemas de huevo y 5 cucharadas rasas de Maizena.
  • Resto de ingredientes: 1 bote grande de piña en su jugo, 1/2 litro de nata para montar (35% materia grasa), 2 sobres de estabilizante para nata y 2 o 3 cucharadas de azúcar.

Cómo hacer tarta especial de piña, crema y nata

Empezamos haciendo el bizcocho, batiendo el azúcar con las yemas de huevo hasta que la mezcla blanquee y quede esponjosa. Agregamos la leche o el yogur y mezclamos de nuevo.

Después, pasamos por el cedazo la harina y la levadura, y las vamos añadiendo poco a poco a la mezcla, lo mismo que el aceite. Por último, agregamos las claras a punto de nieve y removemos con una espátula realizando movimientos envolventes.

Para preparar la crema pastelera, la noche anterior hervimos la leche con la canela y la piel de limón, dejandola infusionar hasta el día siguiente, para que coja bien el aroma de la canela y el limón.

pasoapaso

A continuación, colamos la leche y deshacemos la Maizena en un poco de la misma, añadimos las yemas de huevo y el azúcar, colocando la mezcla sobre el fuego y vamos añadiendo poco a poco el resto de leche hasta que hierva, siempre removiendo con una cuchara, para que espese.

Para montar la tarta, recortamos la parte superior del bizcocho para nivelarlo bien, y también para que se empape mejor. La parte que recortemos la podemos reservar para otra receta. Colocamos el bizcocho sobre la bandeja donde vayamos a servirlo, la empapamos con un poco del jugo de la piña y después repartimos por encima la piña escurrida y triturada.

Sobre la piña pondremos la crema, que tiene que estar completamente fría. Y sobre ella la nata montada con el estabilizante y el azúcar, usando la manga pastelera para que quede una presentación más especial. Guardaremos la tarta en la nevera hasta el momento de servir.

Tiempo de elaboración | 1 hora y media
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta receta de tarta especial de piña, crema y nata resulta deliciosa. La combinación de sabores me encanta, por eso suelo prepararla a menudo cuando no me quiero complicar demasiado. La piña resta sequedad al bizcocho, pero si preferís cualquier otra fruta no dudéis en sustituirla por otra que os agrade más.

En Directo al Paladar | Tarta de chocolate para muy chocolateros. Receta
En Directo al Paladar | Tarta de manzana y leche condensada. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios