Compartir
Publicidad

Tarta ultrafina de manzana y vainilla. Receta

Tarta ultrafina de manzana y vainilla. Receta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mundo de las tartas de manzana es como el de los bolsos o los zapatos para algunas mujeres, que nunca se pueden tener demasiadas recetas o hacer demasiadas catas. Quienes enloquecemos por esta fruta en formato tarta o pastel agradecemos toparnos con nuevas ideas. Por eso, a pesar de que son muchas las ya publicadas en estas páginas (en este recopilatorio podéis encontrar algunas de ellas), hoy aumentamos la familia con esta tarta ultrafina de manzana y vainilla.

Esta es una receta fácil y rápida, perfecta para sacarnos de un apuro si se nos presenta una visita inesperada y queremos ofrecer un dulce casero. Os recomendamos tener siempre hojaldre en la nevera o el congelador, no solo para poder hacer la tarta ultrafina de manzana y vainilla, sino para muchas otras recetas. Es un ingrediente muy versátil que no debe faltar en vuestra cesta de la compra al que se le puede sacar mucho partido en la cocina.

Ingredientes para ocho o diez raciones

  • Una lámina de hojaldre, cuatro manzanas tipo Golden, zumo de un limón, 1 cucharada de esencia de vainilla, 1 cucharada de azúcar vainillado, 2 cucharadas de azúcar blanco, dos cucharadas de mermelada de albaricoque y almendra laminada para decorar (opcional)

Cómo hacer tarta ultrafina de manzana y vainilla

Exprimimos el zumo de limón y, en un bol amplio, lo mezclamos con la esencia de vainilla. Pelamos las manzanas y las descorazonamos. Cortamos por la mitad y, después, en finas láminas. Según las vamos cortando las introducimos en el bol y las removemos para que se cubran de limón y no se oxiden (no pasa nada si esto ocurre, pero se oscurecen y quedan poco estéticas).

Extendemos la lámina de hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado. Sobre el hojaldre colocamos la manzana laminada, sin llegar al borde. Doblamos el borde hacia el interior apretando bien para que no se desdoble. De esta manera no se escaparán los jugos durante el horneado por toda la bandeja.

Mezclamos los dos tipos de azúcar y espolvoreamos la tarta con ellos. Introducimos en el horno precalentado a 220ºC, en la parte central, y horneamos primero con el calor solo en la parte inferior durante cinco minutos para que el hojaldre quede bien crujiente. Después cambiamos a calor arriba y abajo y la dejamos diez minutos más.

Mezclamos la mermelada de albaricoque con una cucharadita de agua y la calentamos ligeramente (ya sea en el microondas o en un cacito al fuego). Con ayuda de una brocha y muy suavemente, pincelamos toda la superficie con ella. Servimos con almendra laminada tostada por la superficie y espolvoreada con azúcar glas (opcional).

Collagetartaultrafinamanzanayvainilla 1024 Ma

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

La mejor manera de disfrutar de un pedacito de tarta ultrafina de manzana y vainilla es recién horneada. El hojaldre está en su mejor momento, crujiente, y la manzana se funde en la boca. La podemos acompañar de un poco de helado de vainilla o crème fraîche y servirla de postre con un café o a la hora de la merienda.

En Directo al paladar | Bocaditos de hojaldre y dulce de boniato al agua de azahar. Receta
En Directo al paladar | Pastel de manzana, almendra y canela. Receta fácil para lucirse

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos