Tostadas francesas, una receta perfecta para desayunar en San Valentín

Sigue a Directo al Paladar

Tostadas francesas - presentación

Las tostadas francesas, french toast en su versión sin traducir, son la versión anglosajona de nuestras queridas torrijas. Son una receta perfecta para desayunar en San Valentín, porque son dulces como el amor y además llevan canela, que es considerada un afrodisiaco.

Los ingredientes son muy similares a los de las torrijas, aunque hay algunos pasos de la elaboración que son diferentes y eso se nota tanto en el aspecto como el sabor. ¿Para mejor? Eso tendréis que decidirlo vosotros.

Ingredientes para dos personas

  • 2 o 3 rebanadas gruesas de pan duro pero con miga, 2 huevos, 1 vaso de leche, 4 cucharadas de azúcar, mantequilla y una pizca de canela (o esencia de vainilla).

Tostadas francesas - ingredientes

Cómo hacer tostadas francesas

Para hacer tostadas francesas lo primero que vamos a necesitar es un pan adecuado. En realidad vale cualquier que esté un poco duro (2 o 3 días, sin pasarse), pero a mi me gusta usar el de hogaza, que tiene mucha miga y una corteza dura que luego está deliciosa. Cortamos el pan en rebanadas más o menos gruesas (3-4 centímetros) y reservamos.

En una fuente batimos los huevos e incorporamos la leche, el azúcar y la canela. Batimos bien y vertemos en una bandeja honda, donde colocaremos las rebanadas de pan para que se empapen bien de la mezcla, dándoles la vuelta de vez en cuando hasta que hayan absorbido todo el líquido.

Por último, en una sartén grande, derretimos un poco de mantequilla y freímos las rebanadas por ambos lados. Si vemos que nos quedamos sin mantequilla, podemos ir añadiendo un poco a cada nueva rebanada. No uséis un fuego demasiado fuerte o se quemará la mantequilla, y no queremos eso.

Tostadas francesas - elaboración

Una vez fritas, dejamos que las tostadas reposen un poco en un plato con papel de cocina, para retirar el exceso de aceite, luego espolvoreamos un poco de azúcar y canela y ya podemos disfrutar de estas deliciosas tostadas francesas, porque tibias están realmente espectaculares.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Aunque las torrijas y las tostadas francesas deberían parecerse mucho, las sensaciones que despiertan son bastante diferentes. Al llevar el huevo incorporado con la leche en vez de como rebozado, son menos tersas por fuera y más jugosas por dentro. El toque de la mantequilla también se nota y agradece, aunque hace que resulten un poco más pesadas. En cualquier caso, una receta perfecta para el día de San Valentín.

En Directo al Paladar | Dulces bocaditos de azúcar para San Valentín. Receta
En Directo al Paladar | Tartaletas individuales de huevos con bacon. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios