Receta de ventresca de atún al horno

Sigue a Directo al Paladar

img_2425.JPG

Hoy quiero presentaros una receta que nos deja contentos siempre que la preparamos, pues combina sus excelentes sabor y textura con la sencillez de la preparación. Y lo mejor, la ventresca de bonito al horno, es un auténtico manjar, que podemos tener listo en la mesa en poco menos de 30 minutos y sin manchar más cacharros que la fuente del horno.

Aunque la mejor temporada de bonito del norte, ya terminó con el final del verano, el pasado fin de semana encontré ventresca de atún de almadraba en el mercado y lógicamente, no me pude resistir a disfrutar una vez más, con esta receta que tanto me gusta.

Ingredientes para 2 personas:

  • Una ventresca de bonito del norte o de atún, dos dientes de ajo, una rama de perejil y 50 cl. de aceite de oliva virgen extra (AOVE), sal.

Cómo hacer la ventresca de atún en el horno.

Lo primero, tenemos que limpiar muy bien la ventresca. Esta pieza suele tener una telilla de piel amarilla o verdosa que hay que retirar, porque si no puede dar sabor amargo, y de paso, vigilamos porque puede que encontremos alguna espina, que retiraremos. Una vez esté perfectamente limpia, colocamos la ventresca con la parte de la piel hacia abajo sobre una fuente de horno en la que la asaremos a continuación, en posición de gratinador o grill. Como la pieza de ventresca era de un atún pequeño, daba para dos buenas raciones, por lo que la dividí en dos mitades.

Para aliñar la ventresca, preparamos un aceite de ajo y perejil, triturando con la batidora los dos dientes de ajo y la rama de perejil con el AOVE, y guardamos el líquido resultante al que en casa llamamos ajopere, en un biberón. Este preparado puede resultaros muy útil para muchas recetas, y se conserva estupendamente en la nevera durante varias semanas.

ijada2.jpg

Ponemos un pequeño pellizco de sal en la ventresca y la cubrimos generosamente con un buen chorreón de ajopere del biberón y la horneamos a 200º durante unos 10-15 minutos. Como cada horno tiene sus tiempos, tenéis que vigilar para que no se reseque ni se queme. Lo ideal es que en cuanto empiece a tomar color, apaguéis el horno, y la dejéis que se atempere para servir inmediatamente, pues es una pena que estas piezas de pescado tan exquisitas salgan pasados de horno o se nos resequen.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Lo mejor de la ventresca de atún al horno, es ir desgranando cada uno de los filetes o lamas de que se compone, al tomar cada porción. Esta maravillosa pieza de pescado, la podéis tomar en compañía de un vino blanco bien frío, mejor si es de vuestra zona y no demasiado afrutado. Con una ensalada fresca como guarnición y una ración de la ventresca de atún al horno, tenéis lista una comida o cena, que recordaréis sin duda, durante muchos días.

En Directo al Paladar | Receta de ventresca de atún con semillas de sésamo y pimientos del piquillo
En Directo al Paladar | Receta de ventresca de atún encebollada en escabeche

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios