Verduras salteadas con salsa de pimienta. Receta

Sigue a

Verduras salteadas con salsa de pimienta

Hacía mucho tiempo que no comía verduras salteadas, tanto, que casi se me había olvidado lo sabrosas que son cuando las cocinamos lo justo para que estén tiernas y jugosas. En esta ocasión las he acompañado de una salsa de pimienta que les da un toque diferente, sin dejar de ser una receta ligera.

Las verduras que he empleado son las habituales: berenjena, calabacín, champiñones, pimiento… aunque podéis variar la lista como más rabia os dé dependiendo de vuestros gustos y lo frescas que las veáis en la verdulería.

Ingredientes para 2 o 3 personas

1 berenjena, 1 calabacín, 2 cebollas, 300gr de champiñones, 1 pimiento rojo, 2 zanahorias, 200ml de nata líquida, aceite y pimienta.

Verduras salteadas con salsa de pimienta - ingredientes

Como hacer verduras salteadas con salsa de pimienta

Como os podéis imaginar, el nivel de complejidad de esta receta es más bien nulo. Lo más complicado es cogerle el punto al espesor al que cortamos las diferentes verduras.

La cebolla es mejor cortarla en rodajas finas, mientras que el resto es mejor cortarlas en rodajas medias (a mi me quedaron un poco gruesas), salvo los champiñones, que quedan genial cortados simplemente por la mitad.

Una vez tenemos todo listo, salteamos las verduras por tandas en un wok o en la sartén con un chorrito de aceite y una pizca de sal. La idea es hacer la verdura a fuego fuerte, de forma que en un santiamén esté ligeramente dorada por fuera y tierna y sabrosa por dentro. Es importante reservar en caliente a medida que salen del wok.

Verduras salteadas con salsa de pimienta - elaboración

Por último, en la misma sartén, vertemos la nata junto con el caldo que haya soltado la verdura y bastante pimienta, dejando que se reduzca a fuego lento. Si queréis, podéis hacer un poco de trampa y añadir una cucharadita de concentrado de carne para darle un poco de color e intensidad.

Ahora ya solo queda juntar los ingredientes en una bonita pirámide, verter un poco de la salsa de pimienta y a disfrutar.

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Estas verduras salteadas con salsa de pimienta son ideales para una cena ligera y sabrosa. Es fácil y rápida de preparar, su única pega es que no es una receta apta para solteros, porque nos dejaríamos la mayoría de verduras a medias, con el consiguiente riesgo de desperdicio.

En Directo al Paladar | Receta de pasta con alcachofas, tomate y aceitunas negras
En Directo al Paladar | Receta de salteado de calabacín

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios