Publicidad

Esto es lo que beberemos en 2020: siete tendencias que cambiarán nuestras fiestas

Esto es lo que beberemos en 2020: siete tendencias que cambiarán nuestras fiestas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La cadena británica de supermercados Waitrose ha publicado un informe elaborado entre 2.000 consumidores –no solo clientes suyos– para averiguar hacia dónde está yendo el siempre competitivo mercado de la alimentación y las bebidas.

El informe sobre comida nos importa menos, pero el de alcohol es importante. Pese a la amenaza del Brexit, Reino Unido sigue marcando el paso en lo que al bebercio se refiere. Las tendencias que se consolidan en la isla no solo llegan al cabo del tiempo al continente: influyen directamente en la cuenta de resultados de los productores, pues los británicos son uno de los principales compradores de vino y destilados.

Aunque este estudio no tiene una muestra demasiada alta, cuenta también con los datos de ventas del último año en la cadena de supermercados, que constituyen una información importante.

Como explica en The Drink Business Pierpaolo Petrassi, jefe de cerveza, vinos y espirituosos de la cadena, los gustos en torno a las bebidas alcohólicas son cada vez más volátiles: “Muchas personas tienen un repertorio más amplio que nunca y piensan cuidadosamente en lo que beben, buscan una experiencia y un sentido de la ocasión, la compañía o la temporada”.

Y estas son las siete tendencias que están cogiendo más fuerza:

1. Más bebidas rosas

Bebidas Rosas

El rosa es el color de moda en los destilados, y nada hace prever su declive. El éxito de ginebras como Puerto de Indias, y otras tantas parecidas que han ido apareciendo en el mercado en los últimos años, han marcado el camino para el resto de bebidas.

La ginebra rosa triunfa, pero cada vez hay más vodkas en el mercado con este color, que también está resurgiendo en lo que respecta a los vinos. El champán rosado está funcionando muy por encima de las expectativas, lo que ha llevado a los productores de prosecco a incorporar esta variedad a su catálogo.

¿Resurgirá de una vez el vino rosado no espumoso? Es algo de lo que se lleva hablando muchos años, y puede que por fin ocurra.

2. Vinos de nuevas regiones

Vino7

La competencia en el mundo del vino es cada vez mayor: aunque los productores tradicionales siguen fuertes, el advenimiento de regiones que hasta ahora no producían vinos está haciendo sudar la gota gorda a los bodegueros históricos.

El último año, la venta de vinos de Europa del Este ha crecido un 400 % en Reino Unido. El cambio climático y el aumento en las inversiones ha hecho que lleguen más y mejores vinos de estos países, con precios más bajos.

3. Espumosos de todo el mundo (también cava)

Cava

El auge en las ventas de los vinos espumosos permanece imparable. El champán francés sigue siendo el rey, pero las ventas de sus competidores también están creciendo.

La buena noticia es que, tras años de problemas en su internacionalización, el cava español parece recuperarse. Así lo atestigua el informe, que apunta a que el Reino Unido compró el año pasado casi 23 millones de botellas de este espumoso.

4. Vinos ingleses

Vino Ingles

Esta tendencia lleva años preocupando a los bodegueros europeos, pero parece confirmarse. Los vinos ingleses que hasta hace menos de una década eran de pésima calidad (y no querían ni sus propios compatriotas) están empezando a mejorar, gracias al cambio climático.

Sus ventas siguen siendo bajas, pero cada vez hay disponibles más variedades, como espumoso o vinos naranjas, y, como apunta el informe, la excelente cosecha de 2018 ha llevado a un importante aumento de ventas.

5. Cócteles sin alcohol

Nogroni

Las bebidas sin alcohol son cada vez más demandadas. Las ventas de cerveza sin alcohol no dejan de crecer, sobre todo en España, pero cada vez son más las marcas que están apostando por bebidas sin alcohol que emulan el sabor de cócteles y destilados.

El informe apunta a la sofisticación de las nuevas bebidas sin alcohol y al auge en las ventas de bebidas sin alcohol premium, como el Negroni sin alcohol. El consumidor, en definitiva, busca los sabores propios de las bebidas alcohólicas –más amargos y aromáticos que el de los refrescos azucarados–, sin necesidad de emborracharse.

"Esta tendencia se debe en parte a priorizar la salud, pero también gracias a las bebidas para mezclar no alcohólicas como Fever-Tree, Coca-Cola y Double Dutch que innovan en gran medida y mueven el mercado”, apunta el informe.

6. Bebidas premium en lata

Vino Lata

Llevamos mucho tiempo hablando de la auge del vino en lata, una tendencia que ya ha despuntado en los países anglosajones pero que aún no ha llegado a España.

Lo que sí empezamos a notar es el auge de las latas con bebidas premium, que hasta hace poco solo se lograban vender en botella. Esto es evidente, también en España, en el caso de las cervezas: el consumidor de las IPA y demás fermentados de moda sabe perfectamente que las latas son, incluso, un mejor recipiente que las botellas, y no asocia estas solo a cervezas baratas.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

El informe de Waitrose de 2019 apunta que las ventas de cervezas enlatadas superan ya a sus versiones embotelladas, lo que significa que la lata está de moda. El aluminio está demostrando ser popular, según el informe, ya que es “fácilmente reciclable y las latas ya contienen una alta proporción de material reciclado”.

7. Alcohol a granel

Alcohol Granel

Esta es quizás la tendencia más rompedora: la vuelta de la venta de alcohol a granel, como ocurría en las bodegas tradicionales, hoy en desuso. La preocupación por el medioambiente convierte esta práctica en algo de lo más razonable: llevas tus propias botellas y compras solo el vino o la cerveza.

La propia cadena de supermercados que elabora el informe ha hecho una prueba en sus supemercados, ofreciendo vinos y cerveza a granel y ha sido todo un éxito.

El informe asegura que el 9 % de los consumidores llevan ya sus propios recipientes al supermercado para obtener productos sueltos o artículos de delicatesen, y es una tendencia que en el acohol tiene incluso más sentido que en otros productos.

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir