Compartir
Publicidad

Cómo quitar la piel de los garbanzos fácilmente. Truco de cocina

Cómo quitar la piel de los garbanzos fácilmente. Truco de cocina
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De pequeña odiaba los garbanzos. Y no por esa animadversión frecuente que pueden tener los niños hacia las legumbres, porque las lentejas me encantaban, pero había algo en su forma y textura que aborrecía. Hace tiempo que me reconcilié con ellos, aunque la piel que tienen sigue sin gustarme, por eso suelo pelarlos cuando puedo. Con este pequeño truco de cocina descubrí cómo quitar la piel de los garbanzos fácilmente.

Y es que la piel que recubre las legumbres es una de las causantes de que a veces su digestión resulte menos agradable de lo deseado. Además, alarga los tiempos de cocción y puede dejar texturas poco agradables en según qué preparaciones, como el hummus u otro tipo de purés. Quitando la piel a los garbanzos podemos conseguir purés más cremosos y digestiones más ligeras.

Este sencillo método lo descubrí en la página de America's Test Kitchen, donde recogían el truco del cocinero Yotam Ottolenghi. Aseguran que se puede aplicar tanto a los garbanzos secos como a los que venden ya cocidos. En mi caso he empleado la segunda opción ya que siempre tengo un tarro en la despensa, pues nos ahorra mucho tiempo cuando no hemos planificado lo suficiente alguna comida.

El elemento clave en este truco es el bicarbonato sódico. Al añadir esta sustancia a los garbanzos secos que han estado a remojo, una vez enjuagados, crea unas condiciones durante la cocción que debilita la piel, facilitando su separación y desintegración.

Procedimiento para pelar los garbanzos

Con los garbanzos ya cocidos se puede conseguir un resultado similar. Primero hay que enjuagarlos y escurrirlos bien con agua. Colocarlos en un recipiente apto para microondas y mezclarlos con una cucharadita de bicarbonato por cada 200 g de legumbre cocida. Calentar un poco en el microondas hasta que los garbanzos estén calientes, y remover.

Llenar un recipiente de agua caliente y añadir los garbanzos. Usando las manos, remover bien las legumbres frotando unos con otros, con suavidad para no romperlos demasiado. Poco a poco irán apareciendo las pieles flotando en el agua.

Escurrir sobre un colador, con cuidado, para desechar las pieles. Volver a llenar con agua y repetir el proceso una o dos veces, hasta que no salgan prácticamente más pieles y el agua quede limpia. Utilizar a conveniencia.

Cómo pelar los garbanzos fácilmente. Truco de cocina

Puede que se nos queden algunos garbanzos sin pelar, aunque en mi experiencia casi todas las pieles se desprenden durante el proceso, y las que no lo hacen quedan bien a la vista para poder ser retiradas manualmente. Como véis, este truco de cocina de cómo quitar la piel de los garbanzos fácilmente es muy sencillo, pero realmente efectivo. Mucho más cómodo y rápido que ir pelando los garbanzos uno a uno.

En Directo al Paladar | Cómo hacer fácilmente agua de tomate transparente. Receta En Directo al Paladar | Cómo cortar o picar cebollas sin llorar. Truco de cocina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio