Este es el truco de Karlos Arguiñano para quitar las pepitas a las uvas con facilidad

Este es el truco de Karlos Arguiñano para quitar las pepitas a las uvas con facilidad
Sin comentarios

Y en el reloj de antaño, como de año en año, cinco minutos más para la cuenta atrás… Así nos amenizaba o aterrorizaba —va en gustos— Mecano las Nocheviejas con su cuenta atrás donde, como es lógico, no podían faltar las uvas de la suerte.

Fruto de una campaña de marketing brutal (lo de comer uvas en Nochevieja, no Mecano —que también—), nuestro país devora al son de las campanadas o al menos lo pretende con esa docena de uvas de la suerte.

Más allá de seleccionar las que tienen mejor apariencia o son más pequeñas, no es menos cierto que son muchos los españoles que se preparan con minuciosidad estos doce granitos con la intención de comérselos todos y no atragantarse.

Aunque embucharse doce uvas del tirón no es algo que parezca muy sensato, sí es cierto que hay formas de hacerlas más amables y una de ellas es, evidentemente, quitarle la piel y las pepitas para que apenas tengamos que masticar la pulpa y tragar.

En el caso de que lo que más te incomodo sea el cras cras de las pepitas en la boca, hay una solución al pelo que nos facilita el chef Karlos Arguiñano en su libro El menú de cada día, editado a principios de los años noventa con Ediciones del Serval y RTVE, y que además costó un disgusto al chef guipuzcoano.

Istock 1415861849

Por fortuna, lo que sí sabemos es que Arguiñano tiene una estrategia infalible para despepitar uvas sin esfuerzo, sin apuñalar a la propia fruta y que es perfecto para cualquier receta o para el caso que nos ocupa de la Nochevieja.

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

Lo único que explica el chef de Beasain es que "utilicemos una horquilla del pelo [limpia]" y hagamos una pequeña palanca con la parte curva donde estén las pepitas, que saldrán con mucha facilidad con este sencillo gesto.

Hay que meter la horquilla en lo que es el pedúnculo de la uva (la parte que la une al racimo) y con esa sencilla palanca conseguiremos que la pepita salga entera y nos ahorremos masticarla con las doce uvas de la suerte.

Imágenes | iStock

En DAP | Las nueve mejores recetas que Karlos Arguiñano nos enseñó
En DAP | La verdadera historia de las 12 uvas de Nochevieja (una fruta cuya temporada pasó hace meses)

Temas
Inicio