Compartir
Publicidad
Publicidad

Mamaliga

Mamaliga
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Anoche por error, abrimos un paquete de una harina de maíz que compramos en Carrefour, Málai Extra, es una harina gruesa parecida a la polenta (igual se puede apreciar en la imagen inferior), y ya que estaba abierto nos decidimos a buscar qué podíamos hacer con ella. Lo primero que encontramos fue una receta típica de la cocina rumana, la Mamaliga.

Según Wikipedia es un estilo de pan que antiguamente consumían las clases humildes. Su elaboración tradicional es cocido y se suele servir cortado a rebanadas con quesos, crema agria o acompañando algunos platos.

Para hacer el mamaliga utilizamos 220 gramos de Málai Extra, 1 litro de agua, 40 gramos de mantequilla (aunque no es habitual, formó parte de nuestro error) y sal.

mamaliga1.png

Se pone el agua en una olla a hervir, se añade la sal y después se vierte la harina de maíz en forma de lluvia y sin dejar de remover. Enseguida se forma una masa espesa, entonces se puede agregar la mantequilla y mezclar bien.

Se reduce el fuego y se deja cocer una media hora removiendo de vez en cuando enérgicamente, la masa se irá despegando y menguando ligeramente. Pasado el tiempo de cocción se posa sobre una tabla de madera y se la da un poco de forma, nosotros lo pusimos en un bol.

El resultado es una textura tierna y jugosa, un poco más amarillo de lo que se aprecia en las fotos, un sabor suave y sugerente que combinó bien con los quesos que teníamos en el frigorífico, fresco, tierno y azul. Tenemos que hacer nuevas pruebas, parece que combinará muy bien con una gran variedad de ingredientes. También se podrá rellenar, freír... nos encantará recibir vuestras ideas o recetas si habéis probado la mamaliga. Si no es así, no dudes en probarla.

Más información | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos