Compartir
Publicidad

Poco pan y mucho circo en el histriónico estreno de MasterChef celebrity 3, que ya tiene primer expulsado

Poco pan y mucho circo en el histriónico estreno de MasterChef celebrity 3, que ya tiene primer expulsado
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La edición celebrity de MasterChef ha inaugurado la temporada televisiva con el que parece el plantel con las caras más conocidas de la historia del programa. Un concurso con payasos de la categoría de Mario Vaquerizo, Boris Izaguirre, Antonia Dell'Atte o Santiago Segura, tiene todas las papeletas para, al menos, producir alguna carcajada.

En la prueba se ha visto claramente cuáles son los concursantes a priori más flojos, con poco o ningún conocimiento de cocina previo

El programa sigue la dinámica de siempre, que ha convertido a Masterchef en un éxito masivo que no parece desinflarse, pero si la cocina se torna secundaria en muchos momentos del programa “normal”, en la edición “freak” ya ni hablamos. Esto es puro circo (lo que no significa que, como programa, no sea a ratos más divertido).

En la primera prueba ya ha quedado claro el desconocimiento absoluto de cocina de muchos de los particioantes. Los concursantes, divididos por parejas, han tenido que negociar con sus compañeros qué alimentos podrían utilizar en un plato de elaboración libre, entre 16 opciones de todo tipo. Los pocos que habían elaborado aunque fuera una tortilla antes de entrar en el concurso han sabido quedarse con mejores ingredientes y realizar combinaciones relativamente comestibles.

Pepe Eva Samantha Y Jordi 2 Eva González ha vuelto al programa tras su maternidad, junto al jurado habitual.

En la prueba se ha visto claramente cuáles son los concursantes a priori más flojos, con poco o ningún conocimiento de cocina previo. Es el caso de Jaime Nava, el capitán de la selección española de rugby, que ha presentado una plasta de arroz pasada de aspecto horrible, o Carmen Lomana, que se ha llevado una reprimenda por su actitud desganada después de presentar una ensalada de quinoa con yuca cruda -tras explicar que en casa cocina el servicio, y ella no ha cortado una cebolla en su vida-.

Aunque hemos visto que concursantes como Santiago Segura, Paz Vega o Mario Vaquerizo cocinan mejor de lo que cabría esperar, los mejores platos han sido los presentados por Boris Izaguirre y Oscar Higares, que se ha llevado el primer “premio” de la noche: 4.000 euros para donar a una ONG de su elección, la Fundación Síndrome de West, una enfermedad rara.

Dell'Atte, implacable

En su primera prueba de exteriores, los concursantes han tenido que cocinar para el elenco del musical Billy Elliot. En plena plaza de España en Madrid han elaborado un menú para un centenar de comensales compuesto por una quiche de jamón y queso; una merluza de anzuelo con crema de guisantes, shimeji y raíz de loto; un solomillo de ternera con parmentier de patata trufada; y, de postre, una tarta de zanahoria especiada con crema de queso.

Izaguirre e Higares, vencedores de la primera prueba han capitaneado los equipos, que se han formado al azar. El resultado, entre gritos, algún roce y concursantes que van a dos por hora (sobre todo Lomana), ha sido algo mejor de lo que cabría esperar, pero los errores que se han ido acumulando en el equipo azul y su desastrosa organización les ha costado un rapapolvo importante del jurado y su pase directo a la prueba de eliminación.

Antonia Dell Atte Antonia DellAtte ha sido la concursante mejor valorada en el primer programa.

Antes del enfrentamiento final, Dell'Atte, la mejor concursante de la prueba de exteriores, ha podido salvar a uno de los concursantes del equipo azul: Paz Vega. Pero en su siguiente elección no se ha mostrado tan simpática. El maestro chocolatero David Pallás ha vuelto al plató de Masterchef, presentando 20 de sus bombones, que han tenido que replicar los concursantes, según los ha escogido también Dell'Atte (en una prueba muy parecida a otra que ya vivimos en la pasada edición del concurso).

La ex modelo, aun sabiendo qué bombones eran los más sencillos, ha repartido algunos de los más difíciles. Cada concursante tenía que elaborar nueve bombones, en 100 minutos, siguiendo las complejas recetas de Pallás, que incluían, en algunos casos, pinturas con aerógrafo. Un trabajo muy meticuloso que ha vuelto locos a los concursantes.

Paula Prendes

Aunque los concursantes han trabajado bastante bien, han sido los bombones de Paula Prendes los que peor han quedado, pues la presentadora ha cometido un error tonto, olvidando rellenar varias de las piezas. Es la primera expulsada del concurso.

Imágenes | RTVE
En Directo al Paladar | Marta, ganadora de MasterChef 6: “Han sido los tres meses más bonitos de mi vida”
En Directo al Paladar | Por qué MasterChef tiene que fastidiar cada vez más a los concursantes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio