Compartir
Publicidad
Publicidad

Cocinar la pasta en Thermomix I. Pastas secas

Cocinar la pasta en Thermomix I. Pastas secas
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La pasta es un alimento básico de la dieta mediterránea que debería comerse con frecuencia, según las recomendaciones de los dietistas. Aporta hidratos de carbono de rápida asimilación, por lo que nos proporcionan energía inmediata, ideal para deportistas o cuando vamos a realizar cualquier actividad física. Al contrario de lo que se piensa, la pasta no engorda, más bien nos engordan las salsas que la acompañan, si son muy grasas. Cocinar pasta con Thermomix es fácil y rápido, además de que gracias a su temporizador podremos controlar la cocción con total exactitud.

Por las características físicas del vaso de Thermomix hay algunos tipos de pasta seca que no podremos cocer en ella, como las pastas largas, sobre todo los espaguetis. Sin embargo, el resto de pastas se pueden cocer bien, sobre todo tendremos mejores resultados con la pasta corta. Como siempre, recomiendo respetar los tiempos de cocción para que la pasta quede “al dente”, es decir, en su punto justo, un poco dura en el centro. Así evitamos además que la pasta pueda romperse por la acción de las cuchillas durante la cocción.

Para cocer pasta con Thermomix, debemos calentar primero el agua hasta que alcance los 100º. Normalmente, para dos litros, 10-12 minutos a 100º, a velocidad 2, es suficiente. Las recomendaciones de cocción de pasta dicen que se debe usar un litro de agua por cada 100 gr. de pasta.

Por lo tanto, si usamos dos litros de agua, una vez haya alcanzado los 100º, añadiremos 200 gr. de pasta corta junto con 1 cucharadita de sal. A continuación programa el tiempo que indique el fabricante, que puede ser de 8-10 minutos, 100º, velocidad cuchara con giro a la izquierda, dependiendo del grosor de la pasta. Una vez cumpla el tiempo, pasa la pasta por el cestillo para escurrirla y úsala al momento, acompañada de alguna salsa.

Los expertos en pasta no recomiendan añadir aceite al agua de cocción, ni siquiera una hoja de laurel, como suelen hacer muchas personas. Solo agua y un poco de sal. Si hay suficiente cantidad de agua, el almidón que suelta la pasta se diluye y la pasta queda suelta. Tampoco es recomendable escurrir la pasta con agua tras cocerla. Pero lo más importante es respetar los tiempos de cocción, ya que una pasta cocida en exceso queda demasiado blanda, insabora, se rompe con facilidad y además se apelmaza.

En Directo al Paladar | Pasta con albahaca, tomates secos y piñones. Receta En Directo al Paladar | Un tipo de salsa boloñesa para pasta. Receta En Directo al Paladar | Salsas básicas con Thermomix: salsa de tomate I

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos