Bodegas Barcolobo: un vino producido entre corzos, en una reserva natural a orillas del Duero que bien merece una visita

Bodegas Barcolobo: un vino producido entre corzos, en una reserva natural a orillas del Duero que bien merece una visita
Sin comentarios

El Duero abraza en su mayor meandro de Valladolid la Reserva Natural Riberas de Castronuño - Vega del Duero, allí, en el tramo que el río comprende entre Castronuño y Tordesillas, el paisaje ribereño se carga de fauna y flora, convertido en un fresco oasis en el corazón de Castilla.

Allí, donde el chopo y el álamo dan la bienvenida desde el Mirador de la Muela, que domina con su vista todo el giro que el Duero realiza en esta tierra a la que protege y fertiliza, rodeando así las 20 hectáreas de los viñedos de Bodegas Barcolobo.

Propiedad de la familia Isidro Rincón, una de las grandes fortunas de Castilla y León (un patrimonio neto superior a los 700 millones de euros), que convirtió Finca La Rinconada en un refugio cinegético y vitivinícola a orillas del Duero.

Aparcaron así el negocio papelero familiar, Europac, vendiéndolo a una empresa británica por más de 1.500 millones de euros, centrando luego sus esfuerzos en la gestión forestal y también entre trabajo y hobby, el despliegue enológico que supone Barcolobo.

En tierras del lobo

Llamarse Barcolobo no es una casualidad porque en estas tierras en la ribera norte del Duero el lobo es dueño y señor, incluso donde era especie cinegética hasta este 2021, año en que se ha prohibido su caza en toda la península.

Allí habita junto a las extensas manadas de corzos que pueblan la reserva natural y la propia finca de La Rinconada, correteando entre los encinares que los cobijan. Por fortuna para el viñedo, la zona del corzo está vallada y eso permite que no se deleiten con los pámpanos de la vid.

Foto 01 Encinar Monte Bajo Y Vinedo Es El Paraje De Riberas De Castronuno
Encinar, monte bajo y viñedo es el paraje de Riberas de Castronuño.

Tempranillo, syrah y cabernet sauvignon conviven así en una zona de clima extremo, donde los días son calurosos y las noches muy frías, aunque la presencia del Duero atenúa el termómetro.

Gracias a estos cambios de temperatura, la maduración de la uva es perfecta, ofreciendo cinco referencias enológicas bajo el paraguas IGP Vinos de Castilla y León, ya que este tramo del Duero no tiene cabida dentro de la DO Ribera del Duero.

Parecidos mimbres, distintas vinificaciones

Foto 03

No impide que la semblanza entre la tempranillo de La Rinconada sea prima hermana de la uva que se cosecha más arriba, de Sardón de Duero hacia Soria, germen de Ribera del Duero. Sin embargo, el mimo que Ramiro Carbajo, director técnico de la bodega, es lo que diferencia a los vinos que Barcolobo pone en danza.

Tintos, un blanco y un rosado espectacular (Lacrimae Rerum, agotadísimo en la añada 2019) son los pilares sobre la que la tempranillo se refresca en esta zona, apostando por vinos de muchísima profundidad frutal, frescura y también, con maderas ligeras, prolongarse en el tiempo.

Todo ello gestado en paupérrimos suelos calizos, poblados de cantos rodados y arena, que absorben el agua invernal para usarla de reservorio durante los meses de más calor. Desde mayo comienza el implacable sol castellano a marcar su pauta, torrando un viñedo situado a 700 metros de altura.

Barcolobo Victoria 2016. IGP Vino de la Tierra de Castilla y León

Barcolobo Victoria 2016. IGP Vino de la Tierra de Castilla y León

Para paliar la influencia del sol, el diseño de viñedo -en espaldera- aprovecha las cubiertas vegetales de la propia vid para protegerse, buscando esa necesaria frescura en cada vino. Con este leit motiv, la familia Isidro Rincón decidió en 2001 convertir parte de estas tierras en el viñedo que hoy les pone en el mapa vitivinícola.

Alquimia en la bodega

Foto 04 En Un Antiguo Granero Se Almacenan Hoy Las Botellas Y Barricas De Barcolobo

Esa fe familiar en el vino, aprovechando esta finca destinada al uso privado, hizo convertir un antiguo almacén de grano en la coqueta bodega. Allí, entre máxima tecnología y barricas de calidad, descansan los vinos cuyas uvas se vendimian de forma temprana y siempre manual.

Barcolobo El Jaral 2016. IGP Vino de la Tierra de Castilla y León

Barcolobo El Jaral 2016. IGP Vino de la Tierra de Castilla y León

Combinan así la tradición de la viticultura castellana, fiel a una verdejo con la que hacen un blanco fermentado en barrica y al rosado antes mencionado, con la devoción que la tempranillo demanda en estas tierras.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con ella se elabora La Rinconada, un monovarietal que sirve de entrada a Barcolobo, y al que luego se secunda en otras mezclas con la syrah y la cabernet sauvignon en los otros dos tintos de la bodega: El Jaral y la Victoria, los más potentes y afamados de sus vinos.

Vinificaciones por separado, para respetar la tipicidad de cada uva, y luego ensambladas para generar vinos que van desde el copeo de La Rinconada hasta propuestas gastronómicas como El Jaral, un vino larguísimo al que la esencia castellana le pide cordero y chuletas al sarmiento.

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Imágenes | Bodegas Barcolobo

En Directo al Paladar | Doce conceptos que debes conocer para saber de vinos, aprender qué te gusta y desenmascarar a los impostores
En Directo al Paladar | Cómo organizar tu bodega doméstica con los consejos de un sumiller que maneja más de 1600 referencias

Temas
Inicio