Compartir
Publicidad
Publicidad

El otoño es temporada de caquis

El otoño es temporada de caquis
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para mí el caqui o pérsimo es una de esas frutas que hacen otoño. Cuando era niña no me gustaban y me daban repelús, mi madre los compraba muy maduros y a mí me daba manía tocarlos tan “blandurrios“, que se me hundieran los dedos dentro de aquella gelatina al intentar cogerlos, tampoco ayudaba mucho el hecho que cuando elegía alguna pieza con más cuerpo, me dejara ese regusto aterciopelado y áspero (tan desagradable) en la parte alta del paladar.

El caqui es una fruta tropical, originaria de China y Japón y que se cultiva desde el siglo VIII. Fue introducido en Europa hace 200 años aproximadamente.

Los mayores productores de caqui en sus distintas variedades son Japón, China, Estados Unidos, Brasil, India, Israel, Italia y España.

Características del caqui

Aporta cantidades importantes de fructosa y glucosa, pectina, fibras solubles), provitamina A, vitamina C, potasio, hierro, magnesio y calcio. Con lo que beneficia la visión, el crecimiento y desarrollo de los huesos, es antioxidante y favorece el tránsito intestinal.

Suele ser tratado y envasado a mano, ya que es una fruta muy delicada, de la que se descartan los ejemplares con imperfecciones en la piel.

El consumidor debe tener varias precauciones a la hora de adquirirlo, comprar los que todavía conservan el casquete y un trozo de tallo, intentar que todavía estén un poquito duros, ya que se pueden conservar durante un par de semanas en la nevera.

Si se compran algo verdes se pueden dejar a temperatura ambiente para que completen su maduración y si se quiere acelerar el proceso se pueden meter en una bolsa de papel.

Podemos congelarlos enteros. Si decidimos congelar solamente su pulpa, es recomendable agregarle unas gotas de limón, para evitar que cambie de color.

Curiosidades sobre el caqui

El árbol del que procede se llama Diospyros kaki, en griego dios significa divino y pyros significa fruto, por lo qué el caqui se un fruto divino.

Existen más de 500 variedades de caquis, siendo de distintos tamaños, texturas, intensidad de color y sobre todo astringencia.

El árbol llega a medir unos 10 metros de alto y su madera es apreciada en ebanistería.

Al caqui también se le llama “palo santo”, creo que este curioso nombre le viene dado por la época en que se empieza a coger, a principios de noviembre, cuando se celebra “El día de todos los santos“ por tanto la fruta esta lista “para los santos“ y si exageramos un poco los acentos regionales y las maneras de hablar de la gente de hace 200 años en España, para a ser “pa los santos“ y de aquí a “palosanto“.

Foto | Flickr
En Directo al Paladar | Frutas otoñales
En Directo al Paladar | Cocina de otoño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos