Publicidad

Mango, la fruta de temporada que da sabor tropical a nuestra cocina de otoño (y siete recetas originales para disfrutarlo)

Mango, la fruta de temporada que da sabor tropical a nuestra cocina de otoño (y siete recetas originales para disfrutarlo)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Otoño es tiempo de granadas, cítricos, manzanas y peras... pero también de frutas que aún asociamos a regiones tropicales y que cada año aumentan su producción en nuestro país, como es el caso del mango. Si te gusta esta sabrosa fruta llena de vitaminas no dudes en aprovechar su temporada para disfrutarla de mil maneras en la cocina.

La recolección de los primeros mangos comienza a finales del verano y se puede extender hasta las últimas semanas del año, pudiendo encontrar aún buenos ejemplares ya entrado el invierno, según haya sido la campaña y dependiendo de la variedad. Por eso, aunque asociemos su consumo a a días más cálidos, es ahora cuando podemos apostar por el producto nacional que, además, tiene muchísimo más sabor que los mangos que viajan miles de kilómetros fuera de temporada.

Hay que recordar que existe alrededor de una treintena de variedades comestibles de mangos en todo el mundo, y los productores españoles suelen apostar por diferentes tipos para alargar la temporada y satisfacer así con más facilidad la demanda y necesidades del consumidor.

Una gran ventaja que tiene el poder acceder a mangos nacionales es que se acorta el tiempo de distribución, lo que permite cosechar los ejemplares cuando alcanzan casi su momento óptimo de consumo. Al dejarlos madurar de forma natural en el árbol, se desarrollan mucho mejor sus sabores y aromas naturales, y hay menos riesgos de que la fruta llegue insípida a nuestra mesa.

Cómo escoger los mejores mangos

Ni el color ni el tamaño son indicativos fiables de la calidad de mango. La tonalidad exterior depende mucho de la variedad de fruta y también de condiciones específicas del cultivo, por ejemplo si ha recibido mucha luz solar directa. También la textura más o menos fibrosa está ligada al tipo de mango; el Tommy Atkins, por ejemplo, suele ser más duro y presenta más fibras.

Mangos

Si bien un color completamente verde ya nos puede hacer sospechar, un buen mango se reconoce mejor por el aroma y la firmeza al tacto. Es preferible descartar los ejemplares muy duros, ya que es un síntoma de que aún les faltan varios días para madurar y ofrecer un buen sabor; tampoco nos interesan excesivamente blandos, un indicativo de que pueden estar pasados.

Evitaremos los mangos que presenten daños visibles y siempre es aconsejable comprarlos con el pedúnculo todavía adherido, ya que este protege la fruta de forma natural y alarga su conservación. Para asegurarnos de su origen, no está de más comprobar el etiquetado para conocer el productor y la fecha de recolección.

Consejos para sacarle el máximo partido

Mango Pulpa

Los mangos demasiado duros para su consumo inmediato podemos dejarlos madurar en casa a temperatura ambiente, en torno a los 20-25º C, siempre en un lugar protegido de la luz directa del sol y sin humedades, preferiblemente sin otras frutas o verduras cerca que puedan afectarle. En la nevera sólo deberíamos conservarlo cuando ya haya alcanzado el punto óptimo de consumo, y apenas unas horas antes de servir.

Para pelar el mango podemos seguir dos procedimientos; el más efectivo consiste en practicar dos cortes longitudinales siguiendo la línea paralela del hueso interior, para a continuación practicar cortes en cuadrícula en cada porción, que saldrán con facilidad de la piel. Aquí tenemos esta técnica con más detalle.

Mango Cortado

En los ejemplares más maduros podemos extraer la pulpa pasando la piel de cada mitad cortada por el borde de un vaso, que recogerá tanto la fruta como sus jugos. Cuanto más maduro esté, más líquido soltará: ese zumo natural tiene mucho sabor y siempre es aconsejable aprovecharlo.

Cortado en láminas finas o cubos es un ingrediente delicioso para ensaladas de todo tipo; combina muy bien con hojas verdes más amargas, como la rúcula o la endivia, con quesos aromáticos, charcutería ahumada y también con vinagretas de mostaza o toques picantes. Los frutos secos y las semillas añaden un contraste crujiente a su pulpa carnosa, y también es excelente para hacer macedonias dulces o enriquecer un yogur natural.

Smoothiebowl Smoothie bowl de mango y plátano con frutos rojos y chía.

Al madurar se vuelve muy cremoso, ideal para triturar y combinar con otras frutas o vegetales en batidos, smoothies o su versión en bowl. Otra buena idea es congelarlo en porciones para preparar helados y sorbetes casi instantáneos, muy bueno con plátano o leche de coco. Y es apto para hacer compota, mermelada, gelatina, chutney o un coulis.

Podemos vestirlo un poco caramelizándolo con miel, almíbar, azúcar moreno o un ligero flambeado, y también tenemos la opción de usarlo como cualquier otra fruta en bizcochos, pasteles y tartas o muffins y magdalenas, procurando que no haya madurado en exceso para que no nos arruine con su humedad la masa.

Cocinando esta fruta con un sofrito de cebolla y/o ajo, y muchas especias, sorprende como base de salsas y guisos de sabor exótico, delicioso en currys para acompañar tanto pescados y mariscos como carnes o incluso legumbres.

Siete recetas originales con mango para disfrutarlo todo el día

Desde el desayuno hasta el postre, sin olvidar picoteos dulces o salados, el mango ofrece un enorme juego en la cocina. Anímate a sacarle partido aprovechando que ahora tenemos excelentes ejemplares en los mercados.

1. Porridge escocés con mango caramelizado

Porridge
  • Ingredientes para 1 persona. 40 g de copos de avena, 250 g de leche, 1/4 de mango, 15 g de miel. almendra laminada y semillas de amapola.
  • Elaboración. Calentamos en un cazo los copos de avena y la leche a fuego muy suave, removiendo de vez en cuando hasta que espese al gusto. Mientras se cuece lentamente, tostamos las almendras en una sartén a fuego medio vigilándolas bien. Calentamos la miel en la misma sartén y añadimos el mango cortado en trozos, removemos y dejamos caramelizar un par de minutos. Vertemos el porridge caliente en un cuenco , esparcimos las almendras, colocamos el mango en el centro y espolvoreamos con semillas de amapola.

Más detalles en la receta completa

2. Ensalada de papaya, mango y jamón tostado

Ensalada
  • Ingredientes para 2 personas. 250 g de mango, 250 g de papaya, 200 g de rúcula, 6 lonchas de jamón serrano, 2 cucharadas de pipas de calabaza, vinagre de manzana, miel, aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración. Colocamos la rúcula sobre la fuente de presentación. Encima ponemos el mango troceado y la papaya en bolitas. Esparcimos las semillas de calabaza. Mientras calentamos una plancha y tostamos las lonchas jamón. Dejamos escurrir sobre papel absorbente y las colocamos sobre el resto de la ensalada. Hacemos la vinagreta con sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y un poco de miel de flores. A mí me gusta un poco dulce, pero ponedla a vuestro gusto. Aliñamos la ensalada justo al llevarla a la mesa, o bien servimos aparte en una salsera.

Más detalles en la receta completa

3. Brochetas de jamón de pato, mango y uvas

Brochetas
  • Ingredientes para 6 unidades. 12 lonchas de jamón de pato, 1 mango, 6 uvas negras, 2 cucharadas de sirope de arce, 1 cucharadita de mantequilla.
  • Elaboración. Comenzaremos pelando el mango y cortándolo en dados, haciendo doce cubos de fruta. Vamos preparando las brochetas alternando el mango, jamón de pato, la uva, el mango de nuevo y terminando con otra loncha de jamón.

En una sartén antiadherente derretir la mantequilla junto con el sirope o la miel, hacer las brochetas durante cuatro minutos, dándoles la vuelta a media cocción. Servir calientes.

Más detalles en la receta completa

4. Atún en salsa de mango

Atun
  • Ingredientes para 2 personas. 1/2 cebolla dulce o 1 cebolleta, 1/2 diente de ajo, 1 cucharadita de mezcla de especias para curry, 1 pizca de cayena, 1/2 cucharadita de cúrcuma molida, 2 lomos de atún, vino blanco, 1 limón, la pulpa de 1 mango maduro y aromático, 1 cucharada de coco rallado, pimienta negra, sal, perejil o cilantro y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Trocear y triturar la pulpa del mango con una pizca de sal y el zumo de medio limón. Reservar. Secar los lomos de atún con papel de cocina y cortar en tacos regulares. Picar la cebolla y el diente de ajo. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y añadir ambos ingredientes, junto con las especias. Dorar hasta que la cebolla se transparente a fuego suave, y añadir una pizca de sal. Incorporar el atún, salpimentar y regar con el vino. Cocinar unos minutos a fuego vivo hasta que el pescado se dore por ambos lados. Añadir el mango, bajar el fuego y remover. Agregar el resto del zumo de limón y el coco. Probar la salsa y salpimentar más si fuera necesario. Cocinar hasta que reduzca lo deseado. Servir con perejil o cilantro picado.

Más detalles en la receta completa

5. Vasitos de aguacate, mango y queso con langostinos en formato trifle

Vasitos
  • Ingredientes para 2 personas. 1 mango maduro, un aguacate, 80 g de queso cheddar maduro o similar, 6 langostinos cocidos, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, unas gotas de zumo de. limón y 1/2 cucharada de vinagre de manzana.
  • Elaboración. Cortamos el mango con cuidado en taquitosy repartimos en dos vasos con ayuda de una cucharilla. Continamos con el aguacate partido en trozos de parecido tamaño, y con tacos de queso curado que aportarán una textura y sabor muy diferentes que contrastarán estupendamente con los demas ingredientes. Finalizamos colocando en cada vaso tres langostinos cocidos, o unas anchoas, boquerones en vinagre o taquitos de pechuga de pavo o de pollo cocidos. Para el aliño, mezclamos en un vaso aparte el aceite y el vinagre y unas gotas de zumo de limón y lo batimos hasta emulsionar, repartiéndolo entre los dos vasos.

Más detalles en la receta completa

6. Gominolas de mango

Gominolas
  • Ingredientes. 200 g de mango maduro pelado troceado, 150 g de azúcar, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 2 sobres de gelatina neutra en polvo, 1 sobre de gelatina en sobre de naranja.
  • Elaboración. Trituramos el mango con ayuda de un robot de cocina, lo ponemos en un cazo al fuego con el azúcar y removemos hasta llevarlo a ebullición. Lo retiramos del fuego, añadimos las gelatinas y removemos para que quede todo integrado. En las dos preparaciones, untamos con el aceite dos moldes de silicona de bombones. Repartimos la mezcla en los moldes preparados y dejamos reposar 12 horas en el frigorífico. Desmoldamos, rebozamos con el resto del azúcar y servimos.

Más detalles en la receta completa

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

7. Crumble de plátano y mango

Crumble
  • Ingredientes. 4 plátanos maduros, 1 mango, zumo de un limón, 2 cucharadas soperas de ron oscuro, 1 cucharadita de mantequilla, 1 cucharada sopera de azúcar blanquilla.
  • Ingredientes para el crumble. 100 g de mantequilla muy fría cortada en cubitos, 100 g de harina, 100 g de coco rallado, 100 g de azúcar moreno.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180º C. Mezclar en un robot de cocina o frotando con los dedos todos los ingredientes del crumble. Engrasar seis ramequines aptos para horno o un molde grande con la cucharadita de mantequilla, espolvorear con el azúcar. Por otra parte ir picando los plátanos y el mango en rodajas y cuadraditos, repartirlos en los recipientes, añadir el zumo de limón mezclado con el ron oscuro y espolvorear el crumble por encima. Hornear durante 40 minutos.

Más detalles en la receta completa

Fotos | Pixabay
En Directo al Paladar | Granada, la fruta con propiedades antioxidantes que está de plena temporada (y siete recetas para usarla en cocina)
En Directo al Paladar | La dorada salvaje está en plena temporada (y es mucho más sabrosa que la de cría): cómo sacarle el máximo partido

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir