Tomate triturado de Mercadona: te contamos quién lo hace, qué ingredientes lleva y 19 recetas para aprovecharlo al máximo

Tomate triturado de Mercadona: te contamos quién lo hace, qué ingredientes lleva y 19 recetas para aprovecharlo al máximo
Sin comentarios
58 votos

Hay un producto en Mercadona de uso cotidiano que lo tiene todo. El tomate triturado es práctico, económico y fresco. Una conserva saludable que viene siempre bien tener a mano, pues no contiene ni gasas ni azúcares añadidos. (a diferencia de los tomates fritos).

Pero antes, para no confundir con el tomate frito que también se vende en la tienda. El tomate triturado es el más similar al natural, al que se le añaden sal y ácido cítrico. Mientras que al segundo, se le añade ácido cítrico, aceite, azúcar y sal.

De la marca Hacendado, el tomate triturado está en dos tamaños; un bote de 400 gramos y de 800 gramos, ambos por un precio módico que no supera el 1 euro. El tomate se cultiva en los campos Toledo y es posteriormente procesado en las fábricas del Grupo Cidacos S.A. El tomate en conserva es una opción sana y económica para preparar todo tipo de salsas para la pasta, guisos y estofados, así como sofritos para platos de carne, pescado o legumbres.

Es especial por ser bajo en bajo en calorías, tiene apenas 26 kcal y 0.1 g de grasas por cada 100 g de porción. Inclusive tiene poco azúcar, con solo 4 g. De hecho, entre sus ingredientes se observa solamente: tomate, sal y acidulante. Este último, se utiliza para regular la acidez del tomate y permite alargar la vida útil de la conserva. Por esto y más, es un producto saludable e interesante para incorporar y enriquecer los platos, como en estas sugerencias a continuación.

Recetas para aprovechar el tomate triturado

1. Risotto de tomate

risotto

Ingredientes

Para 4 personas
  • Arroz arborio o carnaroli 200 g
  • Tomate triturado 400 ml
  • Vino blanco 50 ml
  • Caldo de pollo 1 l
  • Cebolla 1
  • Mantequilla 50 g
  • Queso parmesano 50 g
  • Diente de ajo

Cómo hacer risotto de tomate

Dificultad: Media
  • Tiempo total 20 m
  • Cocción 20 m

Comenzamos picando bien la cebolla y sofriéndola en un cazo con un poco de aceite de oliva. Añadimos también los dientes de ajo picados y dejamos que se pochen sin llegar a dorarse. Agregamos entonces el vino y removemos hasta que evapore.

Incorporamos el arroz que removemos hasta que tome un color nacarado y añadimos el tomate triturado. Podéis utilizar también zumo de tomate natural o tomate pera de lata en conserva, sin añadir el líquido para que sea bien concentrado.

Moviendo continuamente, dejamos que el arroz se vaya hidratando. Cuando nos vayamos quedando sin líquido, seguimos añadiendo despacio el caldo de pollo (o de verduras) cacito a cacito, para que el arroz vaya absorbiendo el caldo lentamente.

Cuando el arroz esté ya tierno, tras unos 20 minutos de cocción, apagamos el fuego y añadimos la mantequilla y el queso parmesano, removiendo enérgicamente para conseguir un mantecado que le de la textura cremosa a nuestro risotto. Servimos decorando el plato con unas hojitas de hierbas aromáticas picadas y lo comemos inmediatamente.

58 votos

Receta completa | Risotto de tomate: una vuelta de tuerca al arroz con tomate, que gustará a niños y a mayores

2. Receta griega de fasolakia

falsokia
  • Ingredientes para 4 personas. 1 cebolla blanca grande, 5 diente de ajo, 500 g judías verdes redondas o planas (cantidad aproximada), 400 g tomate troceado natural o carne de tomate, 200 ml agua (aproximadamente), 1 cucharita orégano seco, un puñado perejil seco, un puñado eneldo fresco, 0.5 limón, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Cortar la cebolla en juliana fina y rallar los ajos con un rallador tipo Microplane o uno bien fino, para dejarlos como una pasta. Alternativamente, usar un prensador. Lavar, secar y cortar las judías en piezas de unos cuatro o cinco centímetros de largo. Calentar unas tres cucharadas de aceite de oliva en una cazuela amplia a temperatura media-baja; añadir la cebolla y el ajo, remover y salar ligeramente. Dejar cocinar hasta que la cebolla esté blanda, pero sin dejar que se dore. Añadir las judías, remover y echar el tomate. Agregar el orégano, salpimentar ligeramente y echar el agua usando el mismo bote del tomate, para terminar de recoger los restos que queden dentro. Llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar cocinar 30 minutos. Destapar, remover un poco y dejar cocinando a fuego muy lento unos 15-20 minutos más, hasta que la salsa haya reducido mucho y el tomate se haya concentrado. Probar, corregir de sal, añadir el zumo de medio limón y servir con un puñado generoso de eneldo fresco y perejil picados.

Receta completa | Receta griega de fasolakia, las exquisitas judías verdes con tomate perfectas para tomar frías en verano

3. Magra con tomate

magra
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g magro o magra de cerdo en tacos para guisar, 2 pimiento verde italiano, 1 cebolleta, 600 g tomate triturado, 150 ml vino blanco, caldo de pollo o agua necesaria, azúcar necesario, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.
  • Elaboración. Picar fina la cebolleta y cortar los pimientos lavados en tiras o cubos no muy grandes, reservándolos por separado. Calentar un fondo de aceite de oliva en una cazuela y freír los pimientos con un poco de sal, dejando que se empiecen a tostar un poco. Deben estar algo blandos y oler a gloria. Retirar. En el mismo aceite cocinar la carne de cerdo salpimentada hasta que se dore bien. Añadir la cebolleta, remover y cocinar el conjunto hasta que la cebolleta haya soltado agua y esté tierna, fundiéndose con la carne. Echar el tomate, remover bien, añadir un poco de azúcar y regar con el vino. Llevar a ebullición, bajar el fuego y tapar. Dejar cocinar a fuego lento unos 15-20 minutos, hasta que reduzca. Vigilar que no queda muy seco, añadiendo caldo o agua si fuera necesario. El nivel de líquido dependerá del tipo de tomate. Añadir los pimientos y remover. Salpimentar y cocinar todo junto unos 5-10 minutos más. Comprobar el punto de sal y la acidez, corriendo lo que haga falta. Ajustar también la textura de la salsa; lo ideal es que que jugosita pero no muy líquida.

Receta completa | Magra con tomate. Receta tradicional murciana

4. Albóndigas en salsa de tomate

albondigas
  • Ingredientes para 6 personas. 700 g carne picada de ternera, 2 huevos, 3 diente de ajo, 70 ml leche, 30 ml vino blanco, 20 g pan rallado, perejil fresco, sal y pimienta, harina de trigo (para envolver las albóndigas), 600 g tomate triturado en conserva, 80 g cebolla, 30 ml aceite de oliva virgen extra, azúcar.
  • Elaboración. Comenzaremos haciendo la salsa de tomate, para ello picamos menuda la cebolla y uno de los dientes de ajo. En una cazuela de fondo grueso ponemos a calentar el aceite y sofreímos en él la cebolla y el ajo lentamente durante 10 minutos. Añadimos el tomate triturado y cocinamos durante 30 minutos a fuego lento, añadiendo pimienta, media cucharadita de azúcar y sal. Agregamos el vino blanco y dejamos durante otros cinco minutos a fuego medio para que se evapore el alcohol. Reservamos. Para la carne, colocamos esta en un bol. Seguidamente en un bol más pequeño o en el vaso de una batidora con cuchillas echamos los huevos, la leche, el vino, los otros dos dientes de ajo picaditos, el pan rallado, sal y pimienta, así como perejil fresco picado. Removemos bien y batimos hasta que los ingredientes se mezclen. Vertemos esto sobre la carne y lo integramos en ella. Dejamos reposar durante 10 minutos. Rectificamos de sal. Echamos harina (o pan rallado) en un plato y vamos dando forma a las albóndigas al tamaño que nos guste, pero todas iguales. Pasamos por la harina (o el pan rallado) y reservamos. En una sartén grande echamos el aceite y lo calentamos, friendo en él las albóndigas por tandas. Una vez acabemos, echamos las albóndigas en la salsa de tomate y dejamos que se cocine todo junto a fuego medio durante 20 minutos.

Receta completa | Receta de albóndigas en salsa de tomate, un plato de lo más tradicional que sabe a día de fiesta

5. Salsa de tomate y mantequilla

salsa
  • Ingredientes para 4 personas. 800 g tomates en conserva natural (troceado o entero, pelado), 70 g mantequilla con o sin sal, 1 cebolla pelada, 2 diente de ajo, 15 ml tomate concentrado (opcional), sal al gusto (según el tipo de mantequilla).
  • Elaboración. Disponer el tomate en conserva en una cazuela o en una olla más ancha que alta, mejor si es de fondo grueso. Se puede usar troceado o entero, sin piel, echando todos los jugos de las latas. Añadir la mantequilla troceada. Incorporar la cebolla pelada cortada por la mitad. los ajos enteros pelados y la cucharada de tomate concentrado. Agregar un poco de sal (menos cantidad si la mantequilla es salada) y encender el fuego a potencia media. Esperar a que se derrita por completo la mantequilla, mezclando suavemente. Llevar a ebullición, bajar el fuego y mantener la cocción suave durante unos 45-50 minutos. Remover de vez en cuando y machacar los tomates con la espátula o cucharón. Retirar con cuidado las dos mitades de cebolla y los ajos. Probar y ajustar de sal. Cocer un poco más si se prefiere más reducida y concentrada.

Receta completa | Salsa de tomate y mantequilla: la sorprendente y facilísima receta para tus platos de pasta, arroz, albóndigas y más

6. Boloñesa de tempeh

boloñesa
  • Ingredientes para 2 personas. 150 g tempeh rallado, 1 cebolla blanca rallada, 1 zanahoria en cubos, 1 tomate pera en cubos, 250 ml tomate triturado, 1 hoja de laurel, 15 g canela molida a gusto, 25 g pimentón dulce a gusto, 5 g pimienta blanca molida a gusto, 15 g orégano seco opcional a gusto, 200 ml caldo de verduras o agua, 10 ml aceite de oliva, 10 g pimentón ahumado opcional, 450 g pasta integral.
  • Elaboración. En una sartén mediana con el aceite de oliva, cocinar las verduras: primero la cebolla, luego la zanahoria y último el tomate durante unos 5 minutos a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando para que las mismas se doren. Añadir el tomate triturado, el orégano y el caldo de verduras. Momento de condimentar también con el laurel, la canela, el pimentón dulce y la pimienta blanca. Remover para integrar los sabores. Y por último incorporar el tempeh rallado. Remover para integrar con las verduras y dejar que se cocine a fuego lento durante 35 a 40 minutos. (Si la salsa resulta seca, incorporar más caldo de verduras). El tiempo de reposo es totalmente opcional. Personalmente lo aprovecho para rectificar los sabores con una pizca mas de orégano seco y pimentón ahumado. Servir acompañado de pasta integral.

Receta completa | Receta de boloñesa de tempeh: una opción de salsa vegana diferente y deliciosa para acompañar la pasta

7. Enchiladas de pollo asado y salsa de tomate

enchiladas
  • Ingredientes para 4 personas. 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde italiano, 2 cebolla morada, 1 diente de ajo, 400 g tomate triturado, 15 ml tomate concentrado, 2g tabasco rojo u otra salsa picante, 5 g especias mexicanas, 300 g pollo asado o cocido, 200 ml nata líquida para cocinar, queso gruyère, tortilla de trigo o maíz, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra, cilantro fresco (opcional).
  • Elaboración. Podríamos cocinar los pimientos por un lado y la salsa por otro, pero para las enchiladas me gusta más hacer el relleno de una vez y así ahorrar tiempo y cacharros en la cocina. Precalentar el horno a 180ºC y picar los pimientos, las cebollas y el diente de ajo. Calentar un poco de aceite en una sartén amplia y añadir todos los vegetales. Salpimentar ligeramente y cocinar unos minutos hasta que las verduras empiecen a reblandecerse. Agregar la mezcla de especias mexicana y el Tabasco, removiendo bien. Incorporar el tomate triturado y el concentrado de tomate, mezclando todo con homogeneidad. Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocer unos 10 minutos hasta que reduzca. Corregir de sal. Pintar con aceite una fuente de horno donde podamos colocar las enchiladas ajustándolas bien. Disponer una tortilla de maíz o trigo, añadir unas cucharadas de la salsa, una porción de carne de pollo asado desmenuzado y queso Gruyère o Emmental al gusto. Enrollar con cuidado y colocar en la fuente con la junta hacia abajo. Repetir hasta terminar con las tortillas, procurando que sobre salsa. colocando las enchiladas bien pegadas unas a otras. Cubrir con la salsa restante, añadir queso por encima y un poco de nata. Dar un golpe de pimienta y hornear durante unos 20-25 minutos. Servir con el resto de la nata, cilantro picado y un chile o guindilla en rodajas finas.

Receta completa | Enchiladas de pollo asado y salsa de tomate: receta de aprovechamiento

8. Alubias al horno con salsa de tomate, cuscús y queso feta

alubias
  • Ingredientes para 2 personas. 400 g alubias cocidas en conserva blancas, 80 g cuscús cocido, 1 cebolla dulce (mitad), 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, 600 g tomate troceado natural, 2 orégano seco, 2 g tomillo seco, 80 ml vino blanco o caldo, 100 g queso feta, perejil fresco un manojo, 1 limón, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Debemos tener ya las alubias cocidas en su punto, enjuagadas y escurridas, en su caso, y el cuscús también cocinado. Si usamos tomate natural podemos ir pelándolo tras escaldarlo en agua hirviendo. Se puede usar en conserva, troceado o entero, si es lo que tenemos en la despensa. Picar la cebolla y el diente de ajo. Precalentar el horno a 190ºC y preparar una fuente alta de tamaño mediano, ovalada, redonda o rectangular, lo que más nos guste. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y calentar la cebolla con el diente de ajo. Añadir una pizca de sal y dejar que se pochen unos 10 minutos, a fuego medio. Agregar el tomate, la hoja de laurel, el orégano y el tomillo. Remover bien y regar con el vino blanco. Salpimentar ligeramente y dejar que reduzca a fuego bajo unos 10-15 minutos. Retirar el laurel y agregar las alubias, remover con suavidad y echar también el cusús. Cocinar el conjunto suavemente un par de minutos y llevar a la fuente preparada. Distribuir por encima el queso feta desmenuzado, salpimentar y regar con un hilo de aceite de oliva. Hornear durante unos 25-30 minutos. Preparar un aliño batiendo el perejil picado groseramente con la ralladura y zumo del limón, un poco de sal y unas 4-5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Se puede triturar con una batidora para hacer una crema, o usar tal cual. Añadir a las alubias recién horneadas.

Receta completa | Alubias al horno con salsa de tomate, cuscús y queso feta: receta de inspiración griega

9. Curry de garbanzos con melocotón en almíbar

curry
  • Ingredientes para 2 personas. 400 g garbanzos cocidos, 1 cebolla, 2 diente de ajo, 1 cayena o chile fresco, 4 g comino molido, 400 g melocotón en almíbar (1 lata normal), 400 g tomates en conserva natural, cúrcuma, sal y pimienta, 0.5 pastilla de caldo concentrado baja en sal (opcional)
  • Elaboración. Abrir el bote de garbanzos y escurrir la legumbre con cuidado sobre un colador fino, enjuagándolos bajo el chorro del agua del grifo suavemente. O suar agua mineral si el sabor de nuestra agua corriente no fuera óptimo. Jack Monroe recomienda cocer los garbanzos ya en conserva unos 10 minutos mientras se empieza la salsa, para que queden mucho más tiernos. Es un paso que en casa hemos omitido por pura comodidad, pero adelante con ello si prefieres una textura mucho más suave. Picar fina la cebolla y los ajos, y la guindilla fresca si se usa. Calentar un poco de aceite en una sartén o cazuela amplia y cocinar estos ingredientes a fuego suave hasta que transparenten. Añadir la cayena desmenuzada -si se usa en lugar de guindilla-, el comino y una pizca de sal, y remover. Mientras se cocina, sacar los melocotones del tarro reservando el líquido, escurrir un poco y picar en piezas más pequeñas de un bocado. Incoporar al sofrito con los garbanzos, dar unas vueltas y echar los tomates, troceándolos si los usamos enteros, guardando el líquido sobrante del bote. Remover y aderezar con la cúrcuma y un poco de sal y pimienta. Echar el cubo de caldo, si se usa. Dejar cocer todo junto a fuego lento hasta que reduzca, unos 30 minutos. Comprobar el punto de líquido de vez en cuando para que no se quede muy seco. Añadir el agua de los tomates y poco del almíbar de los melocotones, o usar caldo o agua.

Receta completa | Curry de garbanzos con melocotón en almíbar: una sorprendente receta para comer bien con botes de conserva

10. Macarrones con tomate

macarrones
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g macarrones, 2 cebolla, 2 diente de ajo, 1k tomate triturado o rallado, sal, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Marchamos el tomate casero, sofriendo el ajo y la cebolla cortados en brunoise en cuatro cucharadas de aceite, a fuego medio en una cazuela ancha y honda. Cuando la cebolla este transparente, añadimos el tomate y dejamos cocinar a fuego medio hasta que se haya reducido todo su agua a seco (más o menos una hora). Por otra parte, cocemos los macarrones en abundante agua con sal y luego reservar escurridos pero movidos con una gota de aceite para que no se queden pegados. Cuando el tomate esté casi listo corregimos primero el punto de sal del sofrito con sal y pimienta, para después corregir el punto de acidez del tomate con una cucharadita de azúcar blanco o moreno. Emplatamos colocando primero los macarrones y encima la salsa de tomate casera al gusto.

Receta completa | Receta de los mejores macarrones con tomate: tan buenos que la abuela los aprobaría

11. Espaguetis con salsa cremosa de tomate

pasta
  • Ingredientes para 2 personas. 200 g espaguetis, 400 g tomate triturado, 100 ml nata líquida para cocinar, 1 kg cebolla, 1 diente de ajo, 25 g mantequilla, albahaca, orégano seco, perejil, sal y pimienta, queso Parmesano.
  • Elaboración. Esta salsa cremosa de tomate se prepara de forma muy similar a una salsa de tomate convencional, aunque con algunas pequeñas diferencias. Comenzamos picando el ajo y la cebolla, que ponemos a sofreír en una sartén, donde previamente habremos derretido la mantequilla. Cuando la cebolla comience a transparentar, añadimos el bote de tomate y una pizca de sal, albahaca, perejil, orégano y pimienta. Llevamos a ebullición, bajamos el fuego y dejamos que el tomate se haga a fuego lento durante 15 o 20 minutos. Finalmente, incorporamos la nata líquida y servimos junto con los espagueti, que habremos cocinado el tiempo indicado por el paquete (8-10 minutos) en agua salada hirviendo. Podemos decorar con un poco de queso parmesano rallado y un poco más de albahaca, pimienta y perejil.

Receta completa | Receta de espaguetis con salsa cremosa de tomate

12. Tallarines o espaguetis con salsa de tomate y espinacas

tallarines
  • Ingredientes para 4 personas. 320 g tallarines o o espaguetis, 1 cebolleta, 4 diente de ajo, 400 g tomate troceado natural o cherry en conserva, 400 ml caldo de verduras o ave, orégano seco o fresco, dos o tres manojos de espinaca fresca, queso parmesano al gusto, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Picar fina la cebolla y los ajos. Calentar un poco de aceite de oliva en una cazuela grande y pochar ambos con una pizca de sal, unos minutos hasta que la cebolla empiece a dorarse. Añadir el tomate con todos sus jugos, el caldo y una cantidad al gusto (pero generosa) de orégano. Remover ligeramente e incorporar la pasta a fuego fuerte. Tapar hasta que entre a ebullición y ayudar a la pasta a sumergirse, removiendo para que los extremos aún más duros superiores giren y entren rápidamente en contacto con el caldo. Una vez esté la pasta en el fondo, tapar de nuevo y reducir el fuego a una potencia media-baja. Cocinar siete minutos, destapar y agregar un poco más de caldo o agua si estuviera demasiado seco. Empezar a echar las espinacas en tandas, removiendo para que pierdan volumen en cuanto entran en calor. Retirar del fuego y dejar reposar unos 2-5 minutos. Si estuviera muy líquido, dar un último hervor a fuego bien fuerte. Servir con abundante queso parmesano rallado y más orégano, al gusto.

Receta completa | Tallarines o espaguetis con salsa de tomate y espinacas: receta en una sola olla para ahorrarnos complicaciones

13. Judías verdes gratinadas con tomate y chorizo

judias
  • Ingredientes para 4 personas. 300 g judías verdes planas, 400 g salsa de tomate, 80 g chorizo oreado, 30 g queso parmesano.
  • Elaboración. Para este plato, usaremos las judías verdes planas más alargadas, que cortaremos longitudinalmente en dos o tres porciones. Las cocemos en abundante agua con sal durante 14-18 minutos aproximadamente hasta que estén cocidas y flexibles. Una vez cocidas, pero dejando que queden con cierta mordida, añadimos la salsa de tomate frito. Removemos con cuidado de no partir mucho las judías y lo pasamos a una fuente apta para hornear. Rellenamos los huecos con trocitos de chorizo que dejamos en la superficie para que se cocinen con el calor del horno durante el gratinado. Para ello cortamos rodajas de embutido que después partimos en cuatro. Repartimos bien los trozos, introduciendo alguno por los huecos que hayan formado las judías. Finalmente, cubrimos con una buena capa de queso parmesano rallado y lo gratinamos a 235ºC durante dos o tres minutos para que parezca un plato de pasta italiana recién salido del horno. Servimos procurando que la capa de gratinado se reparta entre los comensales.

Receta completa | Judías verdes gratinadas con tomate y chorizo, la mejor receta de verdura con salsa de pasta italiana

14. Caponata de calabaza

caponata
  • Ingredientes para 4 personas. 1 kg calabaza tipo cacahuete u otra, 4 apio, 1 cebolla dulce o morada grande, 300 g tomate triturado, 20 g alcaparras (aproximadamente), 80 g aceitunas negras tipo cuquillo o de Argón (aproximadamente), 30 g piñones o almendras, 30 g uvas pasas de corinto (opcional), 40 g azúcar, 50 ml vinagre de Jerez o manzana de calidad, aceite de oliva virgen extra, sal.
  • Elaboración. Pelar la calabaza y trocear en cubos o piezas medianas gruesas -perderá volumen- como se explica aquí. Freír en una sartén con aceite o asar en el horno a 180ºC hasta que esté tierna pero sin deshacerse. Dejar enfriar. Lavar las pencas de apio, cortar los extremos que estén feos, retirar los filamentos y cortar por la mitad para tener ocho piezas. Poner agua a hervir y cocer el apio 4-5 minutos, sin dejar que se reblandezca demasiado. Escurrir y enfriar rápidamente; cortar en piezas de un bocado y reservar. Cortar la cebolla en plumas o juliana y pochar en una cazuela con dos o tres cucharadas de aceite y un poco de sal, hasta que esté tierna. Agregar el tomate, remover bien y cocinar hasta que se reduzca un poco y pierda agua, unos 10-15 minutos. Si se usa passata bastarán 3-4 minutos y menor cantidad. Agregar las alcaparras escurridas, las aceitunas y los piñones, removiendo bien. Incorporar el azúcar y el vinagre, remover y cocinar a fuego suave unos pocos minutos. Probar la salsa y ajustar el sabor al gusto, corrigiendo de azúcar, sal o vinagre si hiciera falta. Apagar el fuego y echar el apio y la calabaza, removiendo suavemente para incorporar todo bien. Trasladar a una fuente o recipiente adecuado y dejar enfriar antes de tapar y guardar en la nevera para que repose varias horas.

Receta completa | Caponata de calabaza: la receta para disfrutar del sabrosísimo plato italiano en los meses fríos (que casi nos gusta más)

15. Gratén de berenjenas a la siciliana

graten
  • Ingredientes para 4 personas. 3 berenjena pequeña, 1 cebolla, aceite de oliva virgen extra, 100 g tomate triturado, 50 g queso emmental rallado, 2 huevo, 50 g coppa di Parma (embutido italiano) loncheado, sal y pimienta.
  • Elaboración. Pelamos las cebollas, las picamos y las pochamos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando estén tiernas agregamos la berenjena, que previamente habremos pelado y troceado en pequeños dados. Salpimentamos al gusto y cocemos a fuego suave durante unos 30 minutos, hasta que la berenjena esté bien cocida. Añadimos el tomate triturado y, si lo deseamos, podemos potenciar el sabor con una cucharadita de tomate concentrado (opcional). Incorporamos también la coppa, picada en cuadraditos. Batimos los huevos, los agregamos a la sartén y removemos. Cocemos a fuego suave durante un par de minutos minutos más. Transferimos el contenido de la sartén a una fuente apta para horno y espolvoreamos con el queso rallado. La introducimos en el horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante 10-15 minutos. Cuando la superficie esté ligeramente dorada retiramos la fuente del horno y servimos inmediatamente.

Receta completa | Gratén de berenjenas a la siciliana, una receta muy versátil para disfrutar de la hortaliza más carnosa

16. Pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa

pimiento
  • Ingredientes para 2 personas. 2 pimientos de color medianos (o 4 pequeños), 50 g quinoa, 1 a 2 cucharadas queso parmesano, 1/2 cucharita orégano seco, 1/2 cucharadita albahaca, ajo granulado, queso emmental o para gratinar, 400 g tomate en conserva natural, 1 cebolla dulce, 1 diente de ajo, 2 zanahoria, azúcar, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Empezar con la salsa si la hacemos casera. Escaldar y pelar los tomates en caso de usarnos naturales, sacando la carne y desechando las semillas. Picar la cebolla, el ajo y las zanahorias. Pochar las hortalizas con aceite de oliva, añadir el tomate y mezclar bien. Salpimentar y cocer unos 30 minutos. Remover de vez en cuando y ajustar la textura al gusto. Corregir la acidez con una pizca de azúcar, en caso de ser necesario. Precalentar mientras tanto el horno a 220ºC, lavar los pimientos y poner en una fuente. Asar entre 8 y 10 minutos, dándoles la vuelta a mitad del tiempo, hasta que se ablanden un poco. Vigilar bien que no se asen demasiado, deben seguir firmes por fuera. Dejar enfriar. Bajar la temperatura a 180ºC. Lavar la quinoa y poner a cocer en abundante agua hirviendo durante 10 minutos. Escurrir y enjuagar con agua fría, procurando sacar todo el agua posible. Disponer en un plato y mezclar con la salsa de tomate ya preparada y el queso. Añadir un poco de pimienta negra, orégano, albahaca y ajo granulado al gusto. Cortar los pimientos por la mitad, longitudinalmente, desechar el agua, los filamentos internos y las semillas. Colocarlos en una fuente ligeramente engrasada con aceite y rellenar con la mezcla de quinoa y salsa de tomate. Cubrir con una cantidad generosa de queso rallado y hornear hasta que el queso se haya derretido y el relleno burbujee un poco.

Receta completa | Pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa. Receta vegetariana

17. Pasta con salsa de ragú de salchicha, tomate y mascarpone

pasta
  • Ingredientes para 3 personas. 6 salchichas frescas o longanizas de carne de cerdo, 4 g semillas de hinojo o comino, 2 diente de ajo pelados rallados, 150 ml vino blanco, 400 g tomates en conserva natural troceado o entero, 100 g queso mascarpone, 280 g pasta corta seca tipo penne rigate, tortiglioni o similar, sal y pimienta, queso parmesano a gusto, orégano seco a gusto, 15 ml tomate concentrado.
  • Elaboración. Extraer la carne de las tripas de cerdo y picar ligeramente. Rallar los ajos pelados y poner a calentar una cucharada generosa de aceite en una cazuela ancha con las semillas de hinojo o comino, dejando que suelten su aroma sin quemarse. Añadir la carne con un poco de pimienta y sal, remover bien y echar los ajos. Cocinar a fuego medio hasta que se dore bien, desmenuzándola con la espágula o cuchara, y regar con el vino. Dejar que se evapore y añadir el tomate con todos sus jugos y el concentrado, si tenemos, y salpimentar. Cocinar a fuego medio-bajo durante unos 15-20 minutos, dejando que se vaya reduciendo. Añadir el mascarpone, remover y continuar la cocción a fuego lento. Cocer mientras la pasta en abundante agua salada hasta dejarla un minuto antes de estar al dente, según indique el paquete. Reservar parte del agua de cocción y escurrir. Echar rápidamente a la cazuela con la salsa, remover y añadir parte del agua reservada si hiciera falta por quedar muy seco. Servir inmediatamente con parmesano rallado al gusto, pimienta negra y orégano.

Receta completa | Pasta con salsa de ragú de salchicha, tomate y mascarpone: receta fácil de boloñesa cremosa (y tramposa)

18. Carne con tomate

carne
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g ternera para estofar, cortada en tacos, 2 cebolla, 2 diente de ajo, 1 hoja de laurel, 500 g tomate triturado en conserva, 50 ml vino fino Montilla-Moriles, nuez moscada molida, sal, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Calentamos un poco de aceite en una cacerola y marcamos en él las piezas de ternera, a fuego medio alto. Salpimentamos y removemos para que se doren por todos lados. Retiramos y reservamos en un plato aparte. Añadimos un poco más de aceite a la cacerola y pochamos los dientes de ajo y la cebolla, todo ello pelado y picado. Cuando la cebolla esté tierna y transparente añadimos el vino. Removemos unos minutos hasta que se evapore el alcohol. A continuación devolvemos la ternera a la cacerola junto con una hoja de laurel y una pizca de nuez moscada. Regamos con el tomate triturado. La carne tiene que quedar cubierta. Si no fuera el caso, añadimos un poco de agua o caldo. Ponemos el fuego alto y, cuando arranque a hervir, bajamos la temperatura y cocemos suavemente durante aproximadamente 60-90 minutos o hasta que la ternera esté tierna. Probamos y ajustamos el punto de sal al final de la cocción. Dejamos reposar unos minutos antes de servir.

Receta completa | Carne con tomate, receta tradicional andaluza tan sencilla como deliciosa (con vídeo incluido)

BRA Efficient Orange - Set de 3 sartenes, aluminio fundido con antiadherente tricapa libre de PFOA, para todo tipo de cocinas, inducción y vitrocerámica,lavavajillas, 18-22-26 cm [Amazon Exclusive]

19. Sukalki

sulkaki
  • Ingredientes para 4 personas. 800 g morcillo, 45 p pulpa de pimiento choricero, 2 diente de ajo, 2 chalota, 3 zanahoria, 2 cebolla morada, 1 puerro, 100 g tomate triturado, 500 ml vino blanco, 1 kg patata, harina de trigo, aceite de oliva virgen extra, perejil fresco, sal y pimienta, 2 hueso de rodilla de ternera, 100 g garbanzos.
  • Elaboración. Para cocinar un buen sukalki lo primero que necesitamos es un buen caldo, que Arguiñano prepara en olla exprés con dos huesos de rodilla, 1 cebolla, 1 zanahoria y 100 g de garbanzos remojados la noche anterior. Por supuesto, se puede usar un caldo de cocido o de pollo que ya tengas hecho, pero si partes de cero este es perfecto. Recuerda echar agua unos dos dedos por encima de los ingredientes, sal, y esperar a que hierva para desespumar antes de tapar la olla. Deja que se cocine 30 minutos a fuego suave desde que suban las anillas. Mientras se hace el caldo, corta muy fino, en brunoise, el puerro, las cebollas moradas, los dientes de ajo, las chalotas y las zanahorias restantes. Reserva. En una cazuela grande, con tapa, donde vaya a caber todo el guiso, echa un poco de aceite de oliva, y fríe el morcillo cortado en trozos, salpimentado y enharinado, hasta que esté bien dorado. Cuando esté lista, saca la carne y reserva. En la misma cazuela, echa un poco más de aceite si es necesario, y sofríe la verdura. Cuando esté dorada, pasados unos 10 minutos, añade el tomate triturado (o, si encuentras ya buenos, un tomate entero rallado) y tres cucharadas soperas de pulpa de pimiento choricero –puedes también hacerlo de la forma tradicional, con unos tres pimientos–. Vierte también el medio litro de vino blanco (puede ser también txakoli, un fino o, incluso, vino tinto, que es el que usa Arguiñano, aunque esto en Vizcaya parece que no se estila) y unos tres cazos de caldo –reserva un poco por si te quedas corto de líquido–. Lleva el guiso a ebullición, para que se evapore el alcohol, entonces añade la carne, baja el fuego y tapa la olla. Dependiendo del tipo de carne, tendrás que cocinar el guiso entre dos horas (si es ternera) y tres (si es vaca vieja). Cuando la carne esté casi en su punto, retírala del guiso, y pasa la verdura por un pasapurés o por la batidora. Reintegra la carne y sigue cocinando a fuego lento. Ahora, en una sartén grande, fríe las patatas peladas y chascadas en trozos de un bocado, a fuego medio fuerte, pues nos interesa que se doren por fuera, pero no se terminen de hacer. Una vez estén listas las patatas, añádelas al guiso, con ayuda de una espumadera. Cocínalas unos 10 minutos y, cuando estén casi listas, a falta de 5 minutos de cocción, añade un puñado generoso de perejil picado. Corrige de sal. Nosotros hemos prescindido de ellos, pero al echar las patatas también es costumbre echar guisantes, que se hacen al final con estas. Al gusto. Como toque final, ya con el fuego apagado, Berasategui añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra, que liga moviendo la cazuela como si hiciera un pilpil. Puedes servir de inmediato pero, como todo este tipo de estofados, estará aún mejor pasadas unas horas, o al día siguiente.

Receta completa | Sukalki: receta del estofado de carne típico de Vizcaya (con los trucos de Karlos Arguiñano y Martín Berasategui)

Imagen | Mercadona

En DAP | Alga wakame de Mercadona: te contamos quién la fabrica, cómo cocinarla y en qué cinco recetas utilizarla

En DAP | Tahini de Mercadona: te contamos quién lo fabrica y en qué 15 recetas utilizar esta versátil pasta de sésamo

Temas
Inicio