Compartir
Publicidad

Pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa. Receta vegetariana

Pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa. Receta vegetariana
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me atrevería a decir que en casa de mis padres jamás, jamás faltan pimientos en la despensa. La verdad es que muchas recetas murcianas tradicionales lo incorporan como ingrediente básico, y es una hortaliza característica de su huerta. Hacía tiempo que no los convertía en el centro del plato así que el otro día se me ocurrió preparar unos pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa pensando en una comida vegetariana sin muchas complicaciones.

La única dificultad o engorro de esta receta es tener que hacer antes la salsa de tomate, pero en el fondo no cuesta nada. Yo siempre suelo tener en la despensa o congelador, o aprovecho tomates en conserva caseros para prepararla más rápidamente. Otra opción es usar una buena salsa de tomate comprada, siempre que sea de buena calidad y con buenos ingredientes. La quinoa ha resultado ser un relleno estupendo para los pimientos y creo que deja una textura mucho más rica que, por ejemplo, el arroz.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pimientos de color medianos (o 4 pequeños) 2
  • Quinoa 50 g
  • Queso Parmesano 1-2 cucharadas
  • Orégano seco 1/2 cucharadita
  • Albahaca 1/2 cucharadita
  • Ajo granulado
  • Pimienta negra molida
  • Queso emmental o para gratinar
  • Tomates en conserva natural 400 g
  • Cebolla dulce 1
  • Diente de ajo 1
  • Zanahoria 2
  • Azúcar
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 35 m

Empezar con la salsa si la hacemos casera. Escaldar y pelar los tomates en caso de usarnos naturales, sacando la carne y desechando las semillas. Picar la cebolla, el ajo y las zanahorias. Pochar las hortalizas con aceite de oliva, añadir el tomate y mezclar bien. Salpimentar y cocer unos 30 minutos. Remover de vez en cuando y ajustar la textura al gusto. Corregir la acidez con una pizca de azúcar, en caso de ser necesario.

Precalentar mientras tanto el horno a 220ºC, lavar los pimientos y poner en una fuente. Asar entre 8 y 10 minutos, dándoles la vuelta a mitad del tiempo, hasta que se ablanden un poco. Vigilar bien que no se asen demasiado, deben seguir firmes por fuera. Dejar enfriar. Bajar la temperatura a 180ºC.

Lavar la quinoa y poner a cocer en abundante agua hirviendo durante 10 minutos. Escurrir y enjuagar con agua fría, procurando sacar todo el agua posible. Disponer en un plato y mezclar con la salsa de tomate ya preparada y el queso. Añadir un poco de pimienta negra, orégano, albahaca y ajo granulado al gusto.

Cortar los pimientos por la mitad, longitudinalmente, desechar el agua, los filamentos internos y las semillas. Colocarlos en una fuente ligeramente engrasada con aceite y rellenar con la mezcla de quinoa y salsa de tomate. Cubrir con una cantidad generosa de queso rallado y hornear hasta que el queso se haya derretido y el relleno burbujee un poco.

Pimientos asados rellenos de salsa de tomate y quinoa. Pasos

Con qué acompañar los pimientos rellenos de quinoa

Para completar el menú de estos pimientos asados rellenos de quinoa y salsa de tomate podemos preparar una buena ensalada al gusto o un plato ligero de cuchara, pensando ya en sopas frías. También podríamos reducir las raciones para convertir una o dos mitades de pimientos en la guarnición de otro plato más completo, y no tiene por qué ser necesariamente vegetariano. Harían una pareja estupenda con un pescado al horno.

En Directo al Paladar | Ensalada de quinoa con calabacín, aceitunas, jalapeños y linaza. Receta vegetariana
En Directo al Paladar | Pimiento gratinado relleno de arroz. Receta vegetariana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos