Compartir
Publicidad

Helado de nieve, ¿te animarías a probarlo?

Helado de nieve, ¿te animarías a probarlo?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como murciana que soy, la nieve me fascina. Quizá también tengan algo que ver los genes suizos, que me hacen añorar de alguna manera inconsciente los paisajes blancos, pero el caso es que no puedo evitar sentir atracción por las nevadas. Sé que para los que conviven con ella es más una molestia que algo hermoso, pero lo que me ha llamado la atención últimamente es la idea de usar la nieve como base para hacer helados. ¿Lo probarías?

A pesar de que no pude evitar torcer la nariz al pensar en comer nieve cogida del suelo, la teoría de base en realidad no es descabellada. Aprovechar las circunstancias de vivir en una zona en la que es habitual despertarse rodeados de un manto de espesa nieve puede ser una manera interesante de sacarle partido a las incomodidades que conlleva. Supongo que depende mucho de dónde estemos, y de los quisquillosos que seamos.

Helado de nieve fresca

El helado casero de nieve lo he visto sobre todo en blogs de cocina de Estados Unidos, por ejemplo Tide and Thyme, llevado por una madre de Maryland. Ella nos cuenta cómo, tras una intensa nevada que dejó una capa de varios centímetros de nieve, ella y su familia aprovecharon no sólo para jugar con la nieve sino también para preparar un rico helado.

Tan sólo hay que recoger nieve fresca y limpia, mezclarla con leche condensada y añadir los aromas o ingredientes extra que se desee, como vainilla o siropes. También he visto la posibilidad de mezclar la nieve con leche o nata, para luego añadir azúcar o edulcorantes al gusto. Parece ser que la leche condensada aporta una textura más cremosa, pero supongo que es cuestión de probar distintos métodos.

Haciendo helado de nieve fresca

La clave está en disponer de buena nieve, recién caída, limpia y fresca. Si sabemos que va a nevar, puede ser una buena idea dejar un gran cuenco en el jardín o patio para que la recoja directamente, sin tocar el suelo. De todas formas, no recomendaría comer nieve caída en el centro de grandes ciudades, debido a la contaminación atmosférica. ¿Habéis comido nieve alguna vez? ¿Os animaríais a probar un helado de nieve si tuviérais la oportunidad?

Imágenes | Ashley Chile baz, Paul Roth, Kristen Taylor En Directo al Paladar | ¿Nos vamos de picnic? Os presento Mon Oncle Portable BBQ En Directo al Paladar | ¿Os apetece un helado de jabón?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio