Compartir
Publicidad

Bizcochitos o muffins integrales de almendra y nata. Receta para el desayuno

Bizcochitos o muffins integrales de almendra y nata. Receta para el desayuno
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La denominación exacta de estos bizcochitos o muffins integrales de almendra y nata no la tengo del todo clara; solo sé que están riquísimos y que son muy sencillos de preparar La combinación de almendra molida con harina integral y utilizando nata en lugar de mantequilla o aceite obtenemos unos ricos bocados no demasiado dulces que reconfortan con su carácter hogareño.

Me he basado en esta receta de una conocida bloguera italiana que propone hornearlos en moldes de muffins o magdalenas, pero la masa es diferente, más rústica y apropiada para el desayuno o la merienda. Si os animáis a probarlos podéis añadir frutas o frutos secos a la masa; estoy segura que unas nueces o dátiles picados quedarían deliciosos.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Huevo L 3
  • Azúcar moreno 100 g
  • Ralladura de naranja (media naranja, aproximadamente)
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Nata líquida para montar 200 g
  • Leche 100 ml
  • Almendra molida 150 g
  • Harina integral 150 g
  • Bicarbonato sódico media cucharadita
  • Sal una buena pizca
  • Almendras laminadas al gusto

Cómo hacer bizcochitos o muffins de almendra y nata

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con 12 cavidades o moldes para muffins o magdalenas. También se pueden hacer en otros moldes de, más o menos, el mismo tamaño. Es conveniente engrasarlos o usar cápsulas de papel de buena calidad.

Colocar los huevos con el azúcar, la nata, la leche, la ralladura de naranja y la vainilla en un recipiente. Batir con batidora de varillas hasta que espese y tenga un color pálido. Incorporar la harina integral, la almendra molida, el bicarbonato y la sal, y mezclar con unas varillas. No batir demasiado ni con mucha fuerza.

Llenar los moldes y decorar con almendra laminada al gusto. Podemos añadir un poco de azúcar moreno extra por encima, si nos apetece. Hornear durante unos 18-22 minutos, o hasta que al pinchar en el centro con un palillo salga limpio.

Esperar un poco fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Pasadas unas horas las cápsulas de papel son más fáciles de separar, aunque recién hechos son una delicia, con la almendra en su punto más crujiente.

Muffins de Almendra y Nata. Pasos

Con qué acompañar los muffins de almendra y nata

Ya lo he dejado claro en el título de la receta, estos bizcochitos o muffins de almendra y nata son ideales para el desayuno. Por su textura más rústica y por no ser demasiado dulces, me parecen ideales para tomar a primera hora con el café, té o algo de fruta fresca. Por supuesto, también son estupendos para darnos un capricho tierno en la sobremesa o como merienda.

En Directo al Paladar | Mini muffins de arándanos y limón. Receta para un picoteo dulce
En Directo al Paladar | Muffins dos colores de vainilla y chocolate. Receta para golosos indecisos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos