Compartir
Publicidad

Bizcocho de miel y especias sin grasa: aromática receta para acompañar el café o té

Bizcocho de miel y especias sin grasa: aromática receta para acompañar el café o té
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es imposible negarlo: en mi casa horneo dulces con miel y cargados de especias durante todo el año. Sin embargo, es verdad que es durante los meses más fríos cuando más apetecen este tipo de productos, y por eso hay que aprovechar en cuanto el verano se queda atrás. Esta receta de bizcocho de miel y especias sin grasa es ideal para darse un capricho junto con una taza de café o té.

Es cierto que es un bizcocho sin grasa, ya que no requiere huevos ni el añadido de aceites o mantequilla, pero tampoco nos engañemos, está bien cargado de calorías. Claro que ese aporte extra puede venirnos bien para recargar las pilas, sobre todo si han bajado mucho las temperaturas. La miel es un producto fantástico, muy energética y muy aromática, que deja una miga jugosa y realza el sabor de las especias.

Ingredientes

Para 16 personas
  • Harina de repostería 500 g
  • Bicarbonato sódico (2 cucharaditas) 12 g
  • Canela molida 10 g
  • Jengibre molido 5 g
  • Nuez moscada molida 1 buena pizca
  • Anís estrellado 1 buena pizca rallado (opcional)
  • Clavo molido 1 buena pizca
  • Sal 2 g
  • Miel 250 g
  • Azúcar 40 g
  • Leche o bebida vegetal 300 ml
  • Ralladura de naranja 1

Cómo hacer bizcocho de miel y especias sin grasa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 40 m

Precalentar el horno a 180º C y preparar un molde de tamaño mediano, redondo o cuadrado. Si lo usamos más pequeño, más gordita quedará la miga, pero es más recomendable un formato cuadrado tipo brownie. Disponer la harina en un recipiente grande y añadir el bicarbonato sódico, la sal y todas las especias. Mezclar un poco con unas varillas y formar un hueco en el centro.

Echar la miel, el azúcar y la leche, y mezclar estos ingredientes un poco. Incorporar la ralladura de naranja y trabajar toda la masa hasta conseguir que quede homogénea, sin grumos y sin rastros secos. Dejar reposar unos 15 minutos para que se asienten los aromas. Verter la masa en el molde preparado, igualando bien la superficie con el dorso de una cuchara o con una espátula.

Hornear durante unos 30-40 minutos, hasta que esté bien dorado por fuera y al pinchar el centro con un palillo salga limpio. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla. Podemos darle un glaseado sencillo mezclando azúcar glasé con un poco de zumo de naranja, pintándolo todavía en caliente. Una vez frío, cortar en porciones con un buen cuchillo de sierra.

Bizcocho de miel y especias sin grasa. Pasos de la receta

Con qué acompañar el bizcocho de miel

Este bizcocho de miel y especias sin grasa es una delicia para tomar en la merienda o con el café de media tarde. Es una masa más densa de lo que suelen ser nuestros bizcochos más tradicionales, pero eso lo convierte en ideal para mojar en la taza de té, y aguantará muchos días si se guarda en un recipiente hermético. De hecho, está más bueno al día siguiente, cuando los aromas especiados se vuelven más profundos. Por ser tan energético, es recomendable servir porciones pequeñas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio