Publicidad

Bizcocho de polenta y limón. Receta

Bizcocho de polenta y limón. Receta
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dicen que cuando se promete algo a un niño tiene que cumplirse, y será cierto pues le aseguré a mi hijo que haríamos una receta de su libro para aprender a cocinar, del que os hablé hace unos meses, y no he podido escaparme de hacer con él esta receta de bizcocho de polenta y limón.

Para los que nunca hayáis probado la polenta, confiere a la masa de bizcocho una textura más granulada que si se usa harina de trigo. Mi hijo disfrutó muchísimo removiendo y batiendo. Salvo cascar los huevos, puedo decir que lo hizo él solo. Me pidió muy serio que lo dejara claro al redactar la receta.

Ingredientes para un molde de 22 cm

  • 3 limones, 175 g de mantequilla a temperatura ambiente, 175 g de azúcar, 3 huevos, 1/2 sobre de levadura, 165 g de polenta, 3 cucharadas de azúcar.

Cómo hacer bizcocho de polenta y limón

Empezamos limpiando los limones y rallándolos sobre un cuenco grande. Cortamos los limones por la mitad y los exprimimos. Reservamos el zumo en un bol. Añadimos la mantequilla y el azúcar a la ralladura de limón y batimos hasta que quede una mezcla cremosa.

Cascamos los huevos de uno en uno en un cuenco, los vamos batiendo y añadiendo a la masa, mezclando bien después de agregar cada huevo. Añadimos 1 cucharada del zumo de limón que tenemos reservado, la harina y la levadura y volvemos a batir.

pasoapaso

Vertemos la masa en el molde previamente engrasado y forrado con papel de cocina, alisamos la superficie y lo metemos durante unos 25 minutos en el horno precalentado a 180ºC. Mientras, ponemos el zumo de limón y las cucharadas de azúcar en una jarra y lo removemos.

Sacamos el bizcocho del horno y, aún caliente, le echamos por encima el zumo de limón azucarado, repartiendo bien. Esperamos que se enfríe y ya podemos desmoldarlo.

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Fácil

Degustación

El aroma que desprende esta receta de bizcocho de polenta y limón es absolutamente tentador. El jarabe que se vierte por encima, estando aún caliente, hace que al enfriarse se forme una ligera crosta superior que encontré deliciosa.

En Directo al Paladar | Receta de pastel de polenta y fruta de la pasión En Directo al Paladar | Tarta caramelizada de limón. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir