Publicidad

Receta de bizcocho de yogur de cabra con fresas

Receta de bizcocho de yogur de cabra con fresas
14 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Se puede emplear un yogur natural de leche de vaca para esta receta, pero los lácteos de cabra aportan matices diferentes, tienen una textura más suave y un sabor más dulzón, además de ser más digestivos. Combinado con las fresas, no echaréis de menos la mantequilla o el aceite en este rico bizcocho con fresas, de miga jugosa y aromática. Por supuesto, se puede emplear otra fruta, preferiblemente tipo del bosque o bayas, como arándanos o frambuesas.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Harina integral 200 g
  • Levadura química (2 cucharaditas) 8 g
  • Sal (1/2 cucharadita) 2 g
  • Huevo L 3
  • Azúcar moreno 150 g
  • Yogur de cabra 200 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Fresa 125 g
  • Azúcar moreno extra para espolvorear (opcional)

Cómo hacer bizcocho de yogur de cabra con fresas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 35 m

Precalentar el horno a 180ºC y preparar el molde de unos 20 cm, engrasándolo o forrándolo con papel sulfurizado. Mezclar la harina con la levadura y la sal en un cuenco. Separar las claras de las yemas en recipientes diferentes. Batir a mano las yemas con el azúcar; añadir el yogur y la vainilla.

Tamizar encima los ingredientes secos, mezclando con una lengüeta o espátula. Añadir las fresas troceadas, reservando un par para la decoración final. Batir a punto de nieve las claras de huevo e incorporarlas a la masa, mezclando con suavidad, con movimientos envolventes.

Bizcocho de yogur de cabra con fresas. Pasos

Poner en el molde, decorar con unas fresas laminadas y espolvorear un poco de azúcar por encima. Hornear durante unos 35-40 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio. Esperar unos 10 minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

Con qué acompañar el bizcocho

Podemos servir este bizcocho de yogur de cabra con fresas con un poco de azúcar glasé tamizado por encima o un glaseado de limón. Resulta un bocado delicioso para cualquier hora del día, especialmente para acompañar el café del desayuno o para merendar, si tenemos el día goloso.

En Directo al Paladar | Pastel de albaricoque (o melocotón) y yogur: receta rumana para un postre o desayuno de verano
En Directo al Paladar | Bizcocho de zanahoria y yogur: receta para variar el clásico de nuestra repostería

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios