Compartir
Publicidad

Bizcocho de mandarina y almendra: receta sin gluten de miga suave y jugosa (también con Magimix Cook Expert)

Bizcocho de mandarina y almendra: receta sin gluten de miga suave y jugosa (también con Magimix Cook Expert)
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El uso de cítricos en la repostería es un todo un clásico que siempre funciona, aunque me parece que siempre reducimos las posibilidades a la naranja y el limón. Con este bizcocho de mandarina y almendra os animo a usar otras frutas cítricas para probar matices diferentes, y aprovechar así la temporada.

Yo tenía un montón de mandarinas “caseras” en la despensa, cogidas de la huerta de mi tío en Murcia, y había que darles salida por si acaso se estropeaban. Esta receta la tenía apuntada como pendiente de probar y era el momento, una masa sin gluten que sustituye la harina por almendra molida, al estilo de la tarta de Santiago, y con la que tenemos que cocer primero la fruta entera, con piel incluida. Las clementinas son ideales por la piel finita que tienen y su gran sabor.

Con el robot Magimix Cook Expert es muy fácil de preparar, ya que podemos cocer las mandarinas directamente en la olla, luego triturarlas con el accesorio robot y después dejar que la máquina prepare automáticamente la masa antes de hornear. Pero también podemos hacerlo a la manera tradicional sin mayor dificultad.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Mandarina (aproximadamente) 200 g
  • Huevo 4
  • Azúcar 100 g
  • Ralladura de limón 0.5
  • Sal 2 g
  • Aceite de oliva virgen extra 100 ml
  • Almendra molida 180 g
  • Levadura química 10 g
  • Azúcar glasé para decorar (opcional)

Cómo hacer bizcocho de mandarina y almendra

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 1 h 10 m
  • Reposo 10 m

Lavar muy bien las mandarinas y retirar los posibles rabitos que aún queden. Llenar una olla con agua y cocer la fruta sin dejar que hierva a borbotones durante unos 20-30 minutos, hasta que estén muy tiernas. Dejar escurrir y enfriar.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo de unos 20 cm de diámetros. Cuando no quemen, terminar de secar y cortar en cuartos, sacando los huesos que puedan tener. Triturar con una batidora o procesador de alimentos hasta tener una pasta homogénea.

Batir con batidora de varillas los huevos, el azúcar, la ralladura de limón y la sal, hasta que quede esponjoso; añadir el aceite de oliva. Batir un poco más hasta que quede homogéneo. Incorporar la mandarina, la almendra molida y la levadura química, mezclar con suavidad hasta integrarlo todo.

Verter en el molde y hornear durante unos 45-50 minutos. Debe quedar ligeramente húmedo por el centro. Esperar un poco antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé tamizado, si se desea.

Bizcocho Mandarina Magimix Pasos1

Elaboración con Magimix Cook Expert

Lavar y secar bien las mandarinas, retirando los posibles rabitos que puedan tener. Llenar de agua la olla inoxidable e introducir la fruta. Programar EXPERTO, 25 minutos/sin velocidad/85ºC. Comprobar que estén tiernas; en caso contrario, volver a programar unos 10 minutos más. Dejar escurrir y enfriar.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo de unos 20 cm de diámetros. Cuando no quemen, terminar de secar y cortar en cuartos, sacando los huesos que puedan tener. Colocar el robot y triturar las mandarinas en la cuba intermedia hasta tener una pasta homogénea. Retirar y volver a colocar la olla inoxidable.

Introducir todos los ingredientes, menos el azúcar glasé, y programar MASA/PASTEL. Cuando termine, rebañar con la espátula y verter en el molde. Hornear durante unos 45-50 minutos. Debe quedar ligeramente húmedo por el centro. Esperar un poco antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé tamizado, si se desea.

Bizcocho Mandarina Magimix

Con qué acompañar el bizcocho de mandarina y almendra

Este jugosísimo bizcocho de mandarina y almendra es una delicia para desayunar, merendar o alegrar la sobremesa con el café o una infusión al gusto. Bien envuelto aguanta bien algunos días, aunque pasadas 48 horas yo guardaría lo que haya sobrado -si sobra- en la nevera, sobre todo si la cocina no es muy fría. También se puede congelar en porciones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio