Compartir
Publicidad

Galletas tiernas de puré de manzana y avena. Receta

Galletas tiernas de puré de manzana y avena. Receta
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Vosotros sois más de galletas crujientes o de galletas más bien blanditas? Me temo que a mí me gustan todas, aunque es cierto que a veces me apetecen unas más que otras. Estas galletas tiernas de puré de manzana y avena son casi como bizcochitos, de textura muy suave y deliciosas a cualquier hora del día.

Yo he preferido ceñirme al mínimo de ingredientes, pero admiten variaciones al gusto: pasas, arándanos, nueces picadas, chips de chocolate, o lo que se os ocurra. El puré de manzana las deja jugosas, tiernas y muy aromáticas, y nos permiten reducir la cantidad de mantequilla.

Ingredientes para unas 30-35 galletas

  • 130 g de harina de repostería, 55 g de harina integral, 140 g de copos de avena, 1 pizca de sal, 1/2 cucharadita de levadura química (impulsor), 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 cucharadita de canela molida, 55 g de mantequilla a temperatura ambiente, 180 g de azúcar moreno, 1 huevo L, 130 ml de puré de manzana.

Cómo hacer galletas tiernas de puré de manzana y avena

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas forrándolas con papel sulfurizado. Mezclar en un cuenco mediano las harinas con los copos de avena, la sal, la levadura química, el bicarbonato y la canela.

En otro recipiente más grande, batir con una batidora de varillas la mantequilla con el azúcar moreno, durante un par de minutos. Añadir el huevo y batir un poco más. Agregar el puré de manzana y batir un minuto. Incorporar los ingredientes secos y mezclar todo bien.

Repartir porciones de más o menos el mismo tamaño, usando una cucharilla, en las bandejas, dejando un par de centímetros de separación entre ellas. Hornear unos 12-15 minutos, hasta que estén bien doradas. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Galletas tiernas de avena y puré de manaza

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Estas galletas tiernas de puré de manzana y avena no son muy dulces, por lo que resultan perfectas para tomar en el desayuno o la merienda, o incluso como picoteo a lo largo del día para recargar energías. Aguantan muy bien varios días guardadas en un recipiente hermético.

En Directo al Paladar | Galletas de avena y chocolate blanco con flor de sal. Receta
En Directo al Paladar | Galletas de aceite de oliva con crocanti de almendra. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio