Compartir
Publicidad

Granizado de fresas con vino dulce

Granizado de fresas con vino dulce
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El granizado de fresas con vino dulce es un postre rico y apropiado para los más golosos. Refrescante e ideal tras una copiosa comida, además, muy fácil de hacer.

Los ingredientes ½ kilo de fresas, 8 cucharadas de azúcar, ½ litro de vino tinto, canela, unas ralladuras de piel de limón y unas ramitas de menta fresca.

La preparación Hierve el vino durante 18 minutos en un cazo junto a 5 cucharadas de azúcar, la canela y las ralladuras de piel de limón, pasado este tiempo retira el cazo y deja enfriar. Lava y corta las fresas en trocitos eliminando el peciolo y disponlas en un bol grande para a continuación, espolvorear con el azúcar restante. Tritúralas con un tenedor para que se deshagan y suelten jugo.

Deposita el bol en el congelador durante un par de horas o hasta que veas que el contenido está duro. Retira el bol del congelador y tritura su contenido con una picadora de hielo. Ahora reparte el granizado en los vasos de servicio y añade un poco de la salsa de vino que preparaste.

Para finalizar, lava y corta las hojitas de menta en juliana muy fina y decora los granizados.

La degustación Utiliza fresas bien maduras, el resultado es muy gratificante y el paladar de todos los comensales lo agradecerá.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos