Compartir
Publicidad

Panna cotta de Nutella y vainilla. Receta especial para San Valentín

Panna cotta de Nutella y vainilla. Receta especial para San Valentín
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si sois de los que el otro día os encandilan las recetas especiales para despertar la pasión en San Valentín, seguro que estaréis deseando incluir esta panna cotta de Nutella y vainilla que os traigo hoy en vuestro repertorio de postres con chocolate para el día de los enamorados.

Pues no os equivocáis, porque esta panna cotta con su textura suave y fundente es perfecta para conquistar a vuestra pareja después de una cena. ¿Queréis saber cómo se prepara? Pues veréis lo sencilla que es hacerla.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Nata líquida para montar (Panna cotta de Nutella) 200 ml
  • Leche (Panna cotta de Nutella) 50 ml
  • Azúcar (Panna cotta de Nutella) 25 g
  • Gelatina en láminas (Panna cotta de Nutella) 4 g
  • Nutella (Panna cotta de vainilla) 100 g
  • Nata líquida para montar (Panna cotta de vainilla) 200 ml
  • Leche (Panna cotta de vainilla) 50 ml
  • Azúcar (Panna cotta de vainilla) 25 g
  • Gelatina en láminas (Panna cotta de vainilla) 3 g
  • Extracto de vainilla en pasta (Panna cotta de vainilla) 5 g

Cómo hacer panna cotta de Nutella y vainilla

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 4 h

Comenzaremos por la capa de Nutella. Para ello ponemos a remojar las hojas de gelatina en un bol con abundante agua fría un mínimo de 10 minutos. En un cazo echamos la Nutella, la leche, la nata y el azúcar. Lo ponemos al fuego medio y lo calentamos hasta que justo empiece a hervir.

Retiramos del fuego, le añadimos la gelatina bien escurrida, removemos. Colocamos un vaso de forma redonda de manera inclinada en una bandeja con legumbres o una huevera de cartón para conseguir mantenerlo en esa posición.

Vertemos con cuidado la panna cotta hasta la mitad de la altura. Pasamos al frigorífico hasta que cuaje durante dos horas. Ponemos en un cazo la nata y la leche de la panna cotta de vainilla, lo templamos ligeramente, y le añadimos el interior raspado con cuchillo de la vaina de vainilla, tapamos el cazo con un film y lo dejamos infusionar hasta el momento de preparar la panna cotta blanca.

Pasado el tiempo preparamos la panna cotta de vainilla o blanca, para ello ponemos a remojar las hojas de gelatina en un bol con abundante agua fría un mínimo de 10 minutos.

Calentamos la leche, la nata, el azúcar y los granos de vainilla hasta que justo empieza a hervir. Retiramos del fuego, añadimos a gelatina bien escurrida y removemos hasta que se disuelva.

Giramos los vasos de tal forma que la panna cotta negra quede hacia arriba y vertemos con cuidado la capa blanca. Dejamos gelificar otras dos horas como mínimo en la nevera.

Pannacotta Nutella Vainilla Coll

Con qué acompañar la panna cotta de Nutella y vainilla

La panna cotta de Nutella y vainilla no solo os sorprenderá por su mezcla de sabores equilibrados, sino también por su forma original de presentación. Siempre podéis recurrir a la forma clásica de las dos capas superpuestas, pero os aseguro que de esta manera el postre gana en vistosidad.

En Directo al paladar | Petit choux de Nutella y chocolate: Receta
En Directo al paladar | Natillas de Nutella con caramelo de chocolate: Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio