Publicidad

Pastas de té con almendra: receta clásica para la sobremesa o la merienda

Pastas de té con almendra: receta clásica para la sobremesa o la merienda
1 comentario

Estas galletitas de corte son una mezcla entre una masa sablé y la clásica pasta de té, pero añadiéndole frutos secos, son muy sencillas de preparar y con un gran sabor a mantequilla, acentuado por el regusto final que le aporta la almendra molida. Para acompañar el té o lo que te apetezca.

Ingredientes

Para 24 unidades
  • Harina de repostería 300 g
  • Almendra molida 100 g
  • Azúcar 130 g
  • Sal 2 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente 180 g
  • Leche 15 ml
  • Cereza confitada para decorar
  • Granillo de alamendra cruda para decorar
  • Fideos de chocolate para decorar
  • Chocolate negro para decorar

Cómo hacer pastas de té con almendra

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 40 m
  • Cocción 20 m

En un bol ponemos la harina, la almendra, el azúcar y la sal. Mezclamos con un tenedor o unas varillas hasta que se unan los ingredientes. Agregamos la mantequilla a temperatura ambiente en trozos y vamos desmigándola con la punta de los dedos entre los ingredientes sólidos.

Si disponéis de un robot de cocina que tenga accesorio de cuchilla podéis hacerlo con él. Añadimos el huevo batido y mezclamos, amasando ligeramente hasta formar una masa húmeda pero no pegajosa. Hacemos una bola de masa.

Cortamos la bola a la mitad y extendemos una parte de la masa entre dos papeles de cocina dejando un grosor de 0,5 cm. Envolvemos cada trozo estirado encima de una bandeja y refrigeramos durante media hora. Precalentamos el horno a 160ºC.

Pastas de té con almendra

Vamos cortando nuestras pastas y decorándolas con fideos de chocolate, cerezas confitadas y almendra granillo según nos guste. Horneamos durante 20 minutos. Si alguna de ellas queréis decorarla con chocolate derretido esperar a que la pasta esté fría.

Con qué acompañar las pastas de té

Las pastas de té con almendra son ideales para una merienda en cualquier época del año. Acompañando un café, té o chocolate resultan deliciosas, además son unas pastas que si las guardamos en un bote hermético se conservan perfectamente varios días.

En Directo al Paladar | Pastas de té con almendra y naranja: receta para tener siempre llena la caja de galletas
En Directo al Paladar | Pastas de té de dos colores: la receta por la que todos te preguntarán

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios