Publicidad

Pastel de queso y fresas: receta para acompañar la sobremesa

Pastel de queso y fresas: receta para acompañar la sobremesa
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya que estamos en plena temporada de fresas decidí hacer un pastel de queso y fresas. Retomé la idea de un cheesecake pero montado sobre un pan clásico de pastel. El proceso de elaboración es bastante sencillo por lo que no necesitarán de grandes habilidades en repostería para hacer este pastel que me resulta interesante para esta primavera.

El cheesecake es una de las especialidades gastronómicas que viene de los Estados Unidos aunque sus orígenes son mucho más antiguos. Por su peculiar sabor y textura me encanta comer el pastel de queso y fresas por la tarde con un café sin azúcar para equilibrar sabores.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Harina de trigo 200 g
  • Azúcar 250 g
  • Levadura química 10 g
  • Mantequilla 100 g
  • Nata líquida para cocinar 400 ml
  • Fresa 250 g
  • Queso crema 200 g
  • Huevo 3

Cómo hacer pastel de queso y fresas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 45 m

Empezaremos con la preparación del pan mezclando en un recipiente la harina, 100 g de azúcar y la levadura química. Agregamos la mantequilla y revolvemos bien hasta obtener una consistencia granulosa. Finalmente añadimos 200 ml de nata líquida. Volvemos a mezclar muy bien. Engrasamos con mantequilla un molde para pastel. Vertemos la masa que acabamos de hacer y horneamos por unos 20 minutos a 200ºC. Al término de la cocción retiramos del horno y dejamos enfriar.

Mientras tanto prepararemos el recubrimiento de cheesecake. Para ello vamos a mezclar en otro recipiente hondo el queso crema con 150 g de azúcar. Cuando ambos ingredientes haya nquedado muy bien integrados, añadimos los huevos uno a uno y terminamos con 200 ml de nata líquida. Cortamos las fresas (previamente lavadas) y las colocamos sobre el pan del pastel. Encima de éstas vertemos la mezcla de cheesecake. Colocamos en horno caliente a 180ºC por unos 25 minutos. Sacamos del horno, dejamos entibiar y refrigeamos una hora antes de servir.

Pastel Fresas 2

Con qué acompañar el pastel de queso y fresas

Te recomiendo disfrutar del pastel de queso y fresas bien frío como postre o a la hora de la merienda con una bebida caliente o mejor aun, con un vino espumoso muy frío. Si lo vas poner en refrigeración para comerlo al día siguiente, no olvides conservarlo en un recipiente tapado para que guarde todas sus cualidades gustativas.

Directo al Paladar | Cómo hacer un coctel Margarita de fresa
Directo al Paladar | Tarta de queso en vasitos. Receta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir