Compartir
Publicidad

Pudding de chocolate suizo: receta de postre cremoso sin huevo

Pudding de chocolate suizo: receta de postre cremoso sin huevo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando era pequeña solíamos ir a Suiza a visitar a la familia en verano, y recuerdo que me fascinaba entrar a cualquier supermercado. Antes de que la locura de lácteos inundara nuestras tiendas, allí nos llevaban siglos de adelanto con la oferta, y a mi hermano y a mí nos encantaban unos postres de chocolate muy populares en el país helvético. Me encontré de casualidad con la receta de este pudding de chocolate suizo sin huevo y no me pude resistir.

Los mismos suizos han adoptado el término pudding, y me parece adecuado ya que no es ni un flan ni tampoco son natillas. Al menos no lo son porque no llevan huevo, al menos así lo entiendo yo. Es un postre lácteo cremoso muy fácil de preparar que saldrá más rico cuanto mejor sea la calidad del chocolate, a ser posible suizo -vale, no es totalmente necesario-. Se puede ajustar el punto dulce al gusto, yo prefiero que no quede demasiado empalagoso y disfrutar del sabor del cacao en formato cremoso a base de cucharadas.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Chocolate negro de buena calidad (suizo, preferiblemente) 50 g
  • Leche o bebida vegetal 500 ml
  • Sal una pizca
  • Azúcar vainillado 5 g
  • Canela molida una pizca
  • Azúcar 35 g
  • Cacao en polvo puro sin azúcar 12 g
  • Maizena 30 g

Cómo hacer pudding de chocolate suizo sin huevo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 15 m

Trocear el chocolate. Separar 150 ml de la leche y llevar al congelador. Colocar el resto en un cazo, calentar con el azúcar vainillado y la sal y añadir el chocolate. Remover hasta que se derrita y apagar el fuego. Sacar la leche restante del congelador (no debe estar congelada, solo muy fría) y añadir la maizena, el azúcar, el cacao y la canela.

Remover muy bien con unas varillas hasta que se haya incorporado todo, sin grumos. Echar sobre el cazo templado y volver a calentar a fuego medio. Remover constantemente con las varillas hasta que espese, con cuidado de que no se queme por abajo. Tapar con un paño o con plástico film mientras se enfría un poco.

Cuando ya no esté muy caliente, remover de nuevo con las varillas y repartir en recipientes del tamaño deseado, da para unas 6 raciones de tamaño medio o 4 más grandes. Cubrir con plástico film para que se conserve más suave la parte exterior, aunque tampoco es totalmente necesario. Llevar a la nevera hasta que se enfríe.

Pudding de Chocolate Suizo

Con qué acompañar el pudding suizo

Este sencillo pero rico pudding de chocolate suizo sin huevo es un postre perfecto para los más chocolateros. Se puede servir con un poco de chocolate blanco, nata montada o con algún toque crujiente de frutos secos, por ejemplo con avellanas. El coco también le va muy bien, o incluso algunas galletas machacadas o algo de fruta fresca.

En Directo al Paladar | Pudding de chocolate negro. Receta
En Directo al Paladar | Cómo preparar semillas de chía. Receta de pudding de chía y chocolate con yogur

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos