Receta fácil de red velvet cupcakes, pasión dulce para compartir

Receta fácil de red velvet cupcakes, pasión dulce para compartir
6 comentarios
13 votos

La idea de presentar pasteles en formato individual es estupenda sobre todo para ocasiones especiales. La clásica receta estadounidense, con su nombre sugerente y característico color, es perfecta para enamorar a cualquier goloso, o para compartir con alguna persona especial cualquier día.

Su curioso nombre, "terciopelo rojo", hace referencia al color rojizo de la masa y a su textura suave y esponjosa, que se consigue en parte gracias al uso del buttermilk. Podéis hacerlo casero añadiendo una cucharadita de vinagre o zumo de limón a la leche, como ya vimos hace tiempo. Me gusta que la cobertura no robe protagonismo a la masa y no sea excesivamente dulce, pero cada uno puede ajustar el azúcar y la cantidad sobre cada cupcake según se prefiera.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Harina de repostería 175 g
  • Bicarbonato sódico (cucharadita) 1
  • Sal 2 g
  • Cacao en polvo 2 cucharadas
  • Azúcar 120 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Huevo 1
  • Aceite de girasol 125 ml
  • Buttermilk 125 ml
  • Colorante alimentario rojo
  • Mantequilla a temperatura ambiente 80 g
  • Queso crema 150 g
  • Azúcar glasé (o algo más) 320 g
  • Esencia de vainilla 2 ml

Cómo hacer cupcakes red velvet

Dificultad: Media
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 20 m

Precalentar el horno a 180º C y preparar los moldes con cápsulas de papel. Tamizar en un cuenco la harina con el bicarbonato sódico, la sal y el cacao en polvo. En otro recipiente, batir con unas varillas los huevos con el azúcar, añadir el aceite, el azúcar vainillado y el buttermilk. Echar un poco de colorante rojo hasta obtener el tono deseado.

Tamizar encima la mezcla de harina y mezclar bien pero con suavidad, hasta que no queden grumos. Repartir sobre las cápsulas de papel, llenándolas unos 2/3. Dependiendo del tamaño de los moldes tendremos entre 12 y 15 unidades. Hornear durante unos 18-22 minutos, hasta que al pincharlos con un palillo salga limpio. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Red Velvet Cupcakes. Pasos

Para la cobertura, batir la mantequilla con el queso crema y la vainilla. Añadir poco a poco el azúcar glasé tamizado, hasta conseguir la textura y el dulzor deseados. Refrigerar unos minutos y repartir sobre los cupcakes. Adornar con decoraciones bonitas, preferiblemente de color rojo pasión.

13 votos

Un vistazo a…
Tres recetas al horno fáciles y rápidas, para comer bien sin despeinarse

Con qué acompañar los cupcakes red velvet

Los estos pastelitos rojos son más adecuados para tomar de postre o como merienda especial en una ocasión especial, en alguna reunión o celebración con amigos o en familia. Con café, té o un vaso de leche para mojar, el formato individual garantiza un reparto equitativo y evita que nos excedamos con porciones muy grandes.

En Directo al Paladar | Receta de mini dónuts de cardamomo
En Directo al Paladar | Tarta de queso con remolinos de chocolate

Temas
Comentarios cerrados
Inicio