Receta de polos de sandía, la mejor manera de refrescarse de forma natural, ligera y saludable

Receta de polos de sandía, la mejor manera de refrescarse de forma natural, ligera y saludable
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
2 votos

Llega el calor y el cuerpo pide comer ligero y, sobre todo, fresco. Helados, sorbetes, granizados y demás criaturas se hacen hueco en nuestras dietas. Entre todos ellos hay uno que me gusta especialmente: por ligero, por saludable, por natural y por refrescante. Se trata de los polos de sandía, que se preparan en un abrir y cerrar de ojos y están rebuenos.

Prepararlos en casa nos permite controlar su composición y ajustarlos a nuestros gustos. A mi me gusta añadir un poco de almíbar aromatizado con menta y limón, pero se puede prescindir de ello y prepararlos simple y llanamente con sandía triturada. Si esta es dulce, no necesitará de nada más para conseguir un buen resultado.

Solo hay que tener una batidora con que triturar la fruta y, claro está, una polera. Un gadget imprescindible en mi cocina en esta época del año. Las hay de todos tipos y precios, pero mi recomendación es que te hagas con una de calidad que te dure muchos años. Y una vez en tu poder ¡a usarla para preparar estos polos de sandía y muchos más!

Ingredientes

Para 4 unidades
  • Sandía pelada y despepitada 300 g
  • Azúcar una cucharada
  • Agua una cucharada
  • Menta fresca 2-3 hojas
  • Zumo de limón una cucharada

Cómo hacer polos de sandía

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m

Cocemos el azúcar con el agua, el zumo de limón y las hojas de menta unos cinco minutos o hasta formar un almíbar ligeramente denso. Mientras tanto pelamos la sandía, retiramos las pipas y la troceamos.

Paso a paso polos de sandía

Introducimos la sandía y el almíbar, hojas de menta incluídas, en el vaso de una batidora o de un robot de cocina. Trituramos a velocidad máxima hasta obtener un puré homogéneo. Rellenamos con ello la polera y la llevamos al congelador durante un mínimo de cuatro horas o hasta que los polos estén bien firmes (mejor toda la noche).

Para que no queden burbujas de aire removemos el puré de sandía con una brocheta o palillo una vez esté dentro de la polera. También podemos levantarla ligeramente y dejarla caer sobre la encimera, repitiendo la operación varias veces.

2 votos

Lékué Polo apilable mini 10,5 cm,, Surtido multicolor, Silicona, , 4 Unidades ( Paquete de 1)

Con qué acompañar los polos de sandía

Realmente a estos polos de sandía no les hace falta acompañamiento alguno. Aunque si los sacas como postre, puedes aprovechar el café o la infusión de la sobremesa para acompañarlos. Se sirven y se bastan por sí solos para refrescar y saciar a la vez y son una merienda perfecta para tardes de calor.

En DAP | Polos de trufa
En DAP | Polos de leche merengada

Inicio