Polos de trufa, una receta deliciosa, fácil y rápida con solo tres ingredientes (y sin usar heladera)

Polos de trufa, una receta deliciosa, fácil y rápida con solo tres ingredientes (y sin usar heladera)
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
8 votos

Estos polos de trufa no solo están deliciosos sino que son facilísimos de preparar y solo requieren tres ingredientes: nata, cacao en polvo y leche condensada. Cinco minutos de tu tiempo y listos para ir al congelador. Lo más duro es tener que esperar a que estén congelados para poderlos disfrutar.

El proceso de elaboración es muy simple. Solo tienes que mezclar el cacao en polvo con la nata líquida, batir hasta semi montar y agregar la leche condensada. Es importante que la nata esté bien fría, de lo contrario no montará. El resto lo pueden imaginar. Verter la mezcla en los moldes, colocar los palitos y al congelador hasta que estén firmes.

El resultado es brutal. Su textura es cremosísima y su sabor tremendamente goloso. La mejor recomendación que te puedo dar es que hagas una buena cantidad porque uno solo no va a ser suficiente. Lo entenderás en cuando pegues el primer mordisco a la criatura.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Nata líquida para montar 250 g
  • Cacao en polvo 20 g
  • Leche condensada 200 g

Cómo hacer polos de trufa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m
  • Reposo 4 h

Introducimos la nata y el cacao, previamente tamizado, en un recipiente hondo y batimos con unas varillas eléctricas. Para facilitarnos la tarea, la nata ha de estar muy fría o, de lo contrario, no montará. Si la metemos en el congelador 15 minutos antes de montarla, junto con el recipiente en el que la vamos a montar, la cosa será coser y cantar.

Polos de trufa

Cuando la mezcla de nata y cacao esté semi montada incorporamos la leche condensada. Removemos con una espátula suavemente, con movimientos envolventes para que no se baje la nata, hasta obtener una masa homogénea y cremosa. La vertemos en los moldes para polo, colocamos los palitos y los dejamos endurecer en el congelador durante, aproximadamente, cuatro horas antes de servir.

Si hacemos los polos en moldes más grandes (los míos son para mini polos) necesitaremos más tiempo para que se congelen en condiciones. Si no tenemos moldes, podemos hacer la versión helado. Para ello volvamos toda la mezcla en un recipiente grande y lo cogelamos. Luego lo servimos en formato bola y listo.

8 votos

Moldes de Helado, 2 Pack Molde de Helado de Silicona con 100 Palos Madera, Popsicle Moldes 4 Cavidades, Moldes de Paletas de Hielo, Sin BPA, para Helados DIY Niños, para Chocolate Postre congelado

Con qué acompañar los polos de trufa

Realmente a estos polos de trufa no les hace falta acompañamiento alguno, aunque todo depende del momento en que los sirvas. Si los sacas como postre, puedes aprovechar el café o la infusión de la sobremesa para acompañarlos. Pero se sirven y se bastan por sí solos para refrescar y saciar a la vez. Pruébalos y me cuentas.

En DAP | Polos de leche condensada y limón
En DAP | Polos de plátano y chocolate

Inicio