Publicidad

Siete postres rápidos y fáciles para San Valentín (y los utensilios necesarios para prepararlos o presentarlos)

Siete postres rápidos y fáciles para San Valentín (y los utensilios necesarios para prepararlos o presentarlos)
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Si queréis celebrar un San Valentín romántico sin caer en el lado más comercial de la fiesta romántica por excelencia, no hay nada como preparar una comida o cena especial y poner el broche de otro con un buen postre. Seguro que con esta selección de siete postres fáciles y rápidos encontraréis la inspiración que necesitáis.

No hay que ser expertos pasteleros para sorprender a vuestras parejas con un delicioso postre preparado con cariño. Aunque la ocasión pide a voces una presentación cuidada, con el corazón presente en galletas y tartas. Pero hay muchas otras opciones y en nuestra selección de postres rápidos y fáciles para San Valentín os contamos, no solo cómo elaborarlos, sino cuáles son los utensilios necesarios para prepararlos.

1. Tarta de queso y chocolate para dos

Con esta receta sale una tarta de queso y chocolate perfecta para compartir entre dos, aunque pueden salir perfectamente hasta cuatro raciones más comedidas. Es una delicia acompañada de frutos rojos, compota o mermelada de fresas, nata montada casera o buen helado de vainilla

tarta de queso y chocolate para dos
  • Ingredientes para dos: 1 huevo L, 200 g de queso crema, 40 g de yogur natural o queso fresco batido tipo quark o mascarpone, 30 g de azúcar (opcional), 100 g de chocolate negro de buena calidad, 5 ml de esencia de vainilla, una pizca de sal, 5 g de cacao en polvo y agua.

  • Elaboración: Precalentar el horno a 170 ºC y engrasar un molde desmoldable de unos 15 cm de diámetro, o forrar con papel sulfurizado. Derretir el chocolate al baño maría y dejar enfriar ligeramente. Batir en un recipiente mediano el queso crema escurrido con el huevo, la vainilla, la sal y el azúcar, en el caso de emplearlo. Batir a velocidad baja hasta que quede homogéneo. Añadir el chocolate derretido y mezclar con varillas para no introducir más aire, mezclando bien hasta obtener una masa cremosa y sin grumos. Agregar el yogur o queso (podemos ajustar añadiendo un poco más si quedara demasiado espeso), verter en el molde, igualando la superficie con una espátula, y hornear durante unos 50 minutos, hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio, o ligeramente manchado. Dejar enfriar fuera del horno antes de desmoldar y guardar en la nevera. Para el glaseado tan solo hay que tamizar un par de cucharaditas de cacao en polvo y mezclarlas bien con un poco de agua tibia, hasta que quede sin grumos. Al enfriarse y reposar un poco espesará, pero se puede ajustar fácilmente la textura añadiendo más o menos cacao o agua. Si fuera demasiado amargo, añadir azúcar glasé o edulcorante al gusto.

  • Utensilio: Qué bonita tiene que quedar esta tarta si la horneamos en un molde con forma de corazón. ¿Os la imagináis? Este de 12 centímetros, antiadherente y con base desmoldable, es perfecto para dos raciones. Eso sí la tarta os quedará con más altura si no ajustáis las cantidades de los ingredientes.

Küchenprofi 0810021412 Molde corazón 12 cm, Rojo

Küchenprofi 0810021412 Molde corazón 12 cm, Rojo

2. Nutelloti

Imaginad unos deliciosos bocados preparados con crema de chocolate y avellanas como postre de San Valentín. Se pueden rellenar de merengue, nata o mermelada, también espolvorearlos con granillo de almendra o caramelitos de colores.

Cenados5
  • Ingredientes para dos: Nutella 180 g, Harina 135 g, Huevo 1, Nutella (para decorar) 4 cucharadas.

  • Preparación: Ponemos la nutella y el huevo entero en un bol y mezclamos hasta que estén bien unidos. Cernimos la harina pasándola por un colador de malla fina y la agregamos al bol, volviendo a mezclar hasta obtener una masa densa que terminaremos de unir amasando con las manos. Ponemos la masa en un bol limpio, lo tapamos con papel film y la reservamos en la nevera unos 15 minutos. Vamos cogiendo porciones de masa de 15 g cada una y con las manos formamos pequeñas bolas que iremos colocando en la bandeja de horno forrada con una hoja de papel de hornear. Saldrán unas 25 aproximadamente. Con los dedos o con el extremos del mando de una cuchara aplanados el centro de cada pieza, para crear una cavidad. Horneamos diez minutos (ni uno más) a horno precalentado a 180º. Sacamos y dejamos enfriar, a principio los nutelloni estarán blandos pero cuando enfríen endurecerán, por eso es importante no dejar que cuezan demasiado. Ponemos cuatro cucharadas de nutella en una manga pastelera con boquilla estrecha y, cuando estén fríos los nutelloni los vamos rellenando. Servimos inmediatamente.

  • Utensilio: Si servís los nutelloti en un plato de presentación llamativo, como esta preciosa bandeja con pie de cerámica en color rojo y decorada con un lazo rojo tendréis el éxito asegurado. También disponible en color rosa, gris claro y azul.

Plato para tartas bol de Strawberry

Plato para tartas bol de Strawberry

3. Panna cotta de frambuesa con un toque de chocolate

Sutil, delicada y elegante, así es esta panna cotta de frambuesa. Viendo su aspecto y presentación es difícil creer que cueste tan poco conseguir este genial resultado. El chocolate es un valor seguro en cuestión de postres y en este caso sirve para potenciar la presencia de la frambuesa.

Cenados6
  • Ingredientes para dos: Gelatina 1 lámina, Nata líquida 100 ml, Frambuesas 125 g, Azúcar 40 g, Zumo de limón 5 ml, Chocolate negro 1/2 onza.

  • Preparación: Esta receta tiene dos elaboraciones. Por un lado está el coulís y por otro la panna cotta. Como tienen ingredientes comunes, el azúcar y la frambuesa, lo primero que tenemos que hacer es pesar y separar los de cada elaboración. Empezamos por el coulis, para el que necesitamos 55 gramos de frambuesa, 15 gramos de azúcar y el zumo de limón. Colocamos todos los ingredientes en un cacito y cocemos a fuego suave durante 8 minutos. Aplastamos las frambuesas con un tenedor, removemos bien hasta mezclar y reservamos. Hidratamos la gelatina en un cuenco con agua fría durante 8 minutos. En un cacito calentamos el resto de las frambuesas y del azúcar junto con la nata líquida. En el momento en que arranque a hervir retiramos del fuego y añadimos la gelatina hidratada. Ésta se fundirá con el calor, pero es necesario remover para integrar bien. Pasamos la mezcla por un colador de malla fina y rellenamos dos flaneras, si las queremos desmoldar, o vasitos, si preferimos llevarlos así a la mesa. Esperamos a que se atemperen un poco antes de pasar a la nevera y dejar que cuajen durante un par de horas. Servimos con el coulis de frambuesa, virutas de chocolate negro y un par de frambuesas como decoración.

  • Utensilio: Nosotros hemos usado unas flaneras básicas para su elaboración, pero lo cierto es que hay moldes mucho más apropiados para la ocasión. En estos moldes individuales acanalados nuestra panna cotta luciría más. La tapa superior ayuda a desmoldar con facilidad y que no pierda la forma.

Dr. Oetker 1799 Dessert Mould - Dessert Moulds

Dr. Oetker 1799 Dessert Mould - Dessert Moulds

4. Cóctel mimosa de frambuesa

¿Y si ponéis punto y final a la cena de San Valentín con un cóctel mimosa de frambuesa. Un brindis es la forma perfecta de empezar o terminar una velada especial. Con su intenso color rojo y sus chispeantes burbujas gracias al cava es de lo más "sanvalentinero!.

Cenados7
  • Ingredientes para dos: Frambuesas congeladas 50 g, Azúcar de caña líquido 15 g, Cava (bebida) o champagne 400 ml

  • Preparación: Este cóctel es muy sencillo de preparar y lo puedes hacer perfectamente con frambuesas congeladas. Es igualmente importante que el cava que vayas a tomar esté muy frío por lo que será necesario que lo vayas poniendo en el refrigerador con anterioridad. Cuando tengamos los ingredientes listos, ponemos las frambuesas en una licuadora o procesador de alimentos por un minuto hasta que queden como puré. Vaciamos esto en cada copa de tipo flauta. Añadimos un poco de azúcar de caña líquida. Terminamos con el cava y mezclamos despacio.

  • Utensilio: Servimos el cóctel inmediatamente en copas de cava. Y si son personalizadas, como estas en las que se puede grabar el texto que escojáis, pues seguro que dais el golpe.

Estuche de Dos Copas de Cava grabadas con Las Iniciales y una Fecha, un Regalo Elegante para Bodas. (Copas de Cava con Iniciales)

Estuche de Dos Copas de Cava grabadas con Las Iniciales y una Fecha, un Regalo Elegante para Bodas. (Copas de Cava con Iniciales)

5. Mini cheesecakes de limón y fresa para dos

El formato mini, la ración comedida para compartir, el toque romanticón de las fresas... no hemos podido resistirnos a incluir estas mini cheesecakes de limón y fresa para dos entre nuestras propuestas de postres para San valentín. Con estas cantidades salen cuatro unidades. Si os llenáis mucho podéis reservar la segunda unidad para el día siguiente. Toda una ventaja.

Mini cheesecakes de limón y fresa
  • Ingredientes para dos: 40 g de galletas tipo María, 150 g de queso crema, 20 g de queso de cabra de rulo suave o queso fresco, medio limón, 30 g de azúcar, 1 huevo L y mermelada de fresas y fresas al gusto.

  • Elaboración: Precalentar el horno a 170ºC y preparar unas cuatro cavidades de una bandeja de muffins o magdalenas, usando cápsulas adecuadas y bonitas, o engrasándolas muy bien. Triturar las galletas con un robot o machacándolas dentro de una bolsa con el rodillo; también se puede hacer a mortero o con un martillo de ablandar carnes. Agregar 30 g del queso crema y mezclar hasta tener una textura de migas que se puedan compactar. A mí me gusta que queden algo granulosas, no muy húmedas, pero podéis añadir más queso si hiciera falta. Repartir las migas preparadas en los moldes apretando muy bien para formar la base; puede que nos sobre un poco si no nos gusta una capa de galleta demasiado gruesa. Reservar. Batir con batidora de varillas los 120 g de queso crema restantes con el queso de cabra. Añadir el azúcar, la ralladura y el zumo de limón, y batir un poco más. Incorporar el huevo y batir a velocidad muy baja, hasta conseguir una crema homogénea sin grumos, procurando no generar muchas burbujas. Repartir en los moldes y hornear durante unos 20-35 minutos, o hasta que estén cuajadas, dejando que queden un poco húmedas en el centro. Abrir el horno apagado y dejar templar un poco; sacar y dejar enfriar completamente. Decorar con mermelada y fresas cortadas al gusto. Enfriar en la nevera antes de servir.

  • Utensilio: Estos mini cheesecakes se pueden hornear en moldes de papel duro aptos para horno sin necesidad de usar una bandeja especial. Son muy prácticos y la mar de bonitos, sin llegar a caer en el empalague que, en ocasiones, conlleva San Valentín.

YeahiBaby 50 unids Cupcake Paper Moldes Papel Copa de Horneado de Muffin Taza Papel para Cumpleaños y Fiestas

YeahiBaby 50 unids Cupcake Paper Moldes Papel Copa de Horneado de Muffin Taza Papel para Cumpleaños y Fiestas

6. Tarta de crêpes con fresas y nata

Para que esta tarta de crêpes con fresas y nata no suponga esfuerzo alguno, recomendamos preparar las crêpes y la nata montada con antelación. Después, un rato antes de servirla, solo hay que montar las capas y listos para disfrutar de ella.

tarta de crepes y nata
  • Ingredientes para cuatro: 125 g de harina de trigo, 250 g de leche, 1 huevo, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, un pellizco de azúcar, un pellizco de sal, 500 ml de nata líquida para montar, 75 g de azúcar, 1/4 cucharadita de esencia de vainilla, 20 g de fresas, azúcar glasé para decorar. personas

  • Elaboración: Para las crêpes batimos la harina, la leche, el huevo, el aceite y el pellizco de azúcar y sal hasta que esté todo integrado. Dejamos reposar la masa en la nevera un mínimo de 20 minutos. Engrasamos una sartén antiadherente con un poco de mantequilla y la ponemos al fuego fuerte. Vertemos una porción de masa, la suficiente para que quede una fina capa que ocupe toda la base de la sartén, y la dejamos hacer hasta que se haya dorado, le damos la vuelta y la doramos por el otro lado. A medida que las vamos haciendo las vamos guardando apiladas sobre un plato y dejamos enfriar. Montamos la nata, que habrá de estar bien fría, con el extracto de vainilla y el azúcar. Para presentar la tarta, colocamos una crêpe sobre el plato, esparcimos un poco de nata aromatizada y cubrimos con otra crêpe, repetimos hasta terminar con la nata y las crêpes. Decoramos la tarta repartiendo las fresas sobre la superficie y espolvoreando con el azúcar molido.

  • Utensilio: Nos ahorrará mucho trabajo contar con una crepera eléctrica antiadherente con cavidades varias. En ella se pueden hacer hasta cuatro crêpes al tiempo. Como las crêpes son de menor diámetro, podemos montar la tarta de manera individual o compartir una entre dos.

Kitchen Cook Crepera eléctrica Kitchencool placas intercambiables antiadherentes Happy color negro

Kitchen Cook Crepera eléctrica Kitchencool placas intercambiables antiadherentes Happy color negro

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

7. Galletas linzer

Esta es una receta perfecta para el desayuno del día de San Valentín. Servido en la cama, con un café bien calentito y unas cuantas de estas deliciosas galletas linzer con forma de corazón. Aunque también se pueden disfrutar como postre. Vosotros elegís el momento.

galletas linzer
  • Ingredientes para unas veinte galletas: 225 g de mantequilla a temperatura ambiente, 175 g azúcar, 1 huevo L, 1 cucharada de extracto de vainilla, 400-425 g de harina, 1 cucharada sopera de leche y un pellizco de sal. Para decorar: 150 g de mermelada de frambuesa, azúcar glasé.

  • Elaboración: Comenzamos haciendo la masa de las galletas para ello batimos en una batidora la mantequilla y el azúcar durante tres minutos. Añadimos el huevo batido y el extracto de vainilla, batimos para añadirlos a la masa. Vamos echando en el vaso de la batidora la harina a cucharadas, esperando que se integre antes de añadir la siguiente, hasta que se formen unas migas, momento en el que añadimos la leche para ligar un poco la masa. Formar una bola. Extender entre dos papeles de cocina un trozo de la masa con un grosor de unos 5 milímetros e ir cortando corazones grandes y después a la mitad de las galletas cortándole un corazón más pequeño que también horneamos como pequeñas pastas. Repetir esta operación hasta acabar. Ir pasando a una bandeja de horno y dejar enfriar en la nevera durante quince minutos. Precalentar el horno a 180 grados. Hornear durante quince minutos. Una vez fuera dejarlas reposar cinco minutos en la bandeja y pasarlas a una rejilla hasta que enfríen totalmente. Para decorarlas, tendremos que calentar durante medio minutos en un cacito la mermelada. Si tiene muchos trozos pasarle la batidora hasta dejarla bien lisa y meterla en un biberón de cocina. Extender un poco de mermelada en una galleta de las cerradas, colocar otra de las que tienen el corazón pequeño recortado y suavemente presionar para que se queden pegadas. Espolvorear con azúcar glasé y rellenar con el biberón el corazón hasta que quede cubierto por la mermelada. Si no tenéis biberón tendréis que hacerlo con una cucharilla con cuidado. Dejarlas reposar hasta que solidifique la mermelada.

  • Utensilio: Es imprescindible contar con un set de cortadores con forma de corazón, de distintos tamaños y bordes (lisos y acanalados), para poder preparar estas galletas. Os quedarán perfectas.

KAISHANE 5 PCS Set de cortadores de galletas con forma de corazón de acero inoxidable Cortadores de galletas para el día de San Valentín

KAISHANE 5 PCS Set de cortadores de galletas con forma de corazón de acero inoxidable Cortadores de galletas para el día de San Valentín

En Directo al paladar | Recetas para una cena de San Valentín sin ser cursis
En Directo al paladar | 101 recetas para triunfar en una cena romántica de San Valentín

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios