Compartir
Publicidad

Tartaletas Ojo de Sauron: receta de Halloween para golosos frikis

Tartaletas Ojo de Sauron: receta de Halloween para golosos frikis
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si buscáis un postre algo especial para servir en Halloween o aprovechando el festivo de Todos los Santos, estas tartaletas Ojo de Sauron pueden ser la apuesta perfecta. Triunfarán entre los fans de El Señor de los Anillos, por supuesto, pero también gustarán mucho a cualquier goloso que disfrute de la combinación de la naranja con chocolate.

La receta está adaptada del libro Gastronogeek, un imprescindible para la biblioteca de cualquier friki con ganas de jugar en la cocina. El relleno se basa en una especie de sabayón preparado con zumo de naranja, aromatizado con jengibre en el original pero que yo he preferido cambiar por vainilla, un sabor más apto para todos los paladares.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Hojaldre refrigerado 1
  • Naranja medianas 2
  • Vaina de vainilla 0.5
  • Yema de huevo grandes 4
  • Azúcar 40 g
  • Sal una pizca
  • Chocolate negro 50 g

Cómo hacer tartaletas Ojo de Sauron

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo 20 m

Engrasar unos moldes de tartaleta, de unos 8 cm de diámetro, aproximadamente. Dependiendo del tamaño nos saldrán más o menos raciones, entre 4-6 unidades. Estirar el hojaldre hasta dejar un grosor de 2 mm.

Cortar las bases usando un molde unos centímetros más grande, o hacerlo a ojo colocando una de las tartaletas boca abajo y recortando el diámetro dejando un margen de 2-3 cm. Forrar cada molde con la masa recortada, añadiendo tiras por el borde si fuera necesario. No hace falta que quede perfecto, el toque rústico siempre va bien. Llevar a la nevera unos 20 minutos.

Mientras tanto, precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Lavas las naranjas y sacar parte de la piel con un cortador o rallador, sin coger la parte blanca. Exprimir el zumo y colocar con la vaina de vainilla abierta y la piel en un cazo. Cocer durante unos 15 minutos a fuego lento.

Pinchar cada base con un tenedor, cubrir con porciones de papel de horno y añadir unos pesos de repostería, legumbres secas o arroz. Hornear durante 10 minutos, retirar los pesos y volver a hornear unos 5 minutos más, hasta que las bases se hayan dorado un poco, con cuidado de no quemar los bordes. Reservar.

Colar el zumo; deberíamos tener unos 175 g de líquido, aproximadamente. Si nos quedamos muy cortos podemos añadir vino dulce o incluso un poco de agua (o exprimir más zumo). Reservar la piel de naranja, pero desechar los restos de pulpa y la vaina de vainilla.

Batir con unas varillas el azúcar con las yemas de huevo y colocarlas en un recipiente para cocer al baño maría. Empezar a calentar y agregar el zumo colado. Cocer a fuego suave, sin dejar de remover, durante unos 15 minutos, o hasta que espese. Al final añadir una pizca de sal y la piel de naranja (al gusto).

Repartir en los moldes con cuidado y devolver al horno, colocando la bandeja en el nivel superior, para gratinar la superficie durante 1-2 minutos. Si tenemos opción de gratinador en el horno, podemos usarla. Vigilar constantemente para que no se queme la masa.

Mientras reposan las tartaletas fuera del hono, fundir al baño maría o en el microondas un poco de chocolate negro. Para estas cantidades es suficiente con romper unas onzas en un cuenco y calentar a intervalos de 30 segundos a máxima potencia. En un par de veces estará ya listo para mezclar y deshacer.

Decorar las tartaletas con el chocolate dibujando el ojo de Sauron en el centro. Podemos usar una manga pastelera, un lápiz pastelero o similar, o usar directamente una cucharilla, si tenemos maña. Dejar enfriar antes de servir.

Tartaletas Ojo de Sauron. Pasos

Con qué acompañar las tartaletas de Sauron

La ocasión de Halloween es perfecta para preparar estas tartaletas ojo de Sauron, pero por supuesto que podemos servirlas en cualquier otro momento, aprovechando una maratón de El Señor de los Anillos en casa o la ocasión que más nos apetezca. Es un postre estupendo para servir si tenemos invitados, pues podemos dejarlo listo con antelación. Recomiendo no sacarlas directamente de la nevera, pues si están muy frías pierden sabor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio