Dip o crema untable de yogur y cúrcuma: receta para un picoteo saludable fresco y rico en proteínas

Dip o crema untable de yogur y cúrcuma: receta para un picoteo saludable fresco y rico en proteínas
Sin comentarios
6 votos

Las salsas tipo dip, más o menos cremosas pero siempre perfectas para zambullir bocados de picoteo, son una gran opción para montar un aperitivo facilón más allá de abrir una bolsa de patatas fritas. Los hummus y el guacamole son ya clásicos que no fallan, pero si buscas una receta distinta que sea ligera, fresca y también algo saciante, este dip de yogur y cúrcuma puede ser la alternativa perfecta.

Nos puede recordar al labneh por su base de yogur natural muy cremoso, aunque menos denso y sin tener que pasar por el paso previo de escurrirlo, pues basta con desechar -o beber- directamente el agua que contenga el recipiente. Sí recomendamos emplear el mejor yogur natural que podamos encontrar, preferiblemente griego de los de verdad, sin nata ni leche en polvo añadida, tan solo leche y fermentos. El porcentaje de grasa sí podemos escogerlo al gusto, incluso saldrá bien con un yogur desnatado cuando sea de calidad.

En la receta original emplean hojas de menta para potenciar la frescura de la mezcla, una hierba que casa muy bien con el cremoso lácteo, pero en casa no somos muy aficionados a su intenso aroma en platos salados. Puedes usarla si es de tu gusto; en caso contrario, adelante con sustituirla con cualquier otra hierba fresca que te apetezca, desde perejil a cilantro, pasando por cebollino, eneldo o una mezcla de todas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cúrcuma molida (1 cucharadita) 4 g
  • Aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas) 30 ml
  • Pepino mini 2
  • Yogur griego o skyr o natural normal escurrido y de calidad 250 g
  • Diente de ajo pequeño pelado 1
  • Perejil fresco o menta o cilantro o cebollino...
  • Jengibre fresco (trocito pelado) 1
  • Limón 1
  • Sal al gusto

Cómo hacer dip de yogur y cúrcuma

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 5 m

Calentar el aceite de oliva con la cúrcuma a fuego suave sin dejar que humee, mezclándolo con unas varillas o espátula pequeña, dos o tres minutos. Dejar enfriar. Lavar bien y secar los pepinos, el limón y las hierbas elegidas.

Rallar con un rallador de orificios no muy grandes los pepinos y escurrir muy bien con un colador fino. Poner en un cuenco y añadir un poco de ralladura de limón (usando un zester tipo microplane, si es posible) y un chorrito de zumo, un puñado de hierbas picadas, el ajo sin el germen rallado, un trocito de jengibre rallado y sal.

Dip Curcuma Pasos

Agregar el yogur escurrido sin suero y el aceite de cúrcuma. Mezclar todo muy bien hasta tener una crema homogénea, probar y ajustar los ingredientes al gusto o añadir más sal, y servir con los acompañamientos que se deseen.

6 votos

Microplane Zester Rallador, Acero Inoxidable, Negro, 32.50x3.5x2.56 cm

Con qué acompañar el dip de yogur y cúrucuma

La apuesta más saludable y sencilla para servir este dip es una selección de crudités de verduras, que podemos preparar casi con cualquier vegetal u hortaliza que tengamos disponible y sea de nuestro gusto. Lo suyo es buscar al menos variedad de colores y texturas para que los comensales tengan donde elegir y alternar bocados distintos. Además, el picoteo sumará puntos al añadir algunos picos de pan, regañás, rosquillas, crackers, panes planos o nachos tostados.

En DAP | Cómo convertir una tarrina de queso crema en un aperitivo instantáneo
En DAP | Cuatro tipos de hummus y una receta de crackers de espelta

Temas
Inicio
Inicio