Albóndigas de ternera y cebolla caramelizada con salsa de tomate y albahaca, receta para toda la familia

Albóndigas de ternera y cebolla caramelizada con salsa de tomate y albahaca, receta para toda la familia
1 Comentario
9 votos

Quitando las albóndigas en salsa oscura que hace mi madre, estas albóndigas de ternera y cebolla caramelizada con salsa de tomate y albahaca, son mis preferidas. Es un plato que se le ocurrió a mi mujer y desde que lo hicimos por primera vez, es la receta ideal para cuando nos reunimos toda la familia para pasar juntos un fin de semana.

Con una peculiar mezcla de ingredientes para formar las albóndigas y una salsa de las que no se olvidan, esta receta con gran influencia de la cocina italiana, se ha hecho un hueco en mi casa, y la hago con frecuencia.

Lo bueno es que si tenéis en la despensa una buena fritura de tomate en conserva como siempre os recomendamos cuando es la temporada, este plato se prepara en muy poco tiempo y el resultado es de los que no se olvidan.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Carne picada 500 g
  • Cebolla caramelizada 3 cucharadas soperas
  • Pan rallado 2 cucharadas soperas
  • Huevo 1
  • Leche 50 ml
  • Sal y pimienta al gusto
  • Salsa de tomate casera (preferiblemente) 600 ml
  • Albahaca hojas 15
  • Perejil fresco unas ramitas
  • Aceite de oliva virgen extra para freír las albóndigas
  • Harina de trigo para enharinar las albóndigas.

Cómo hacer albóndigas de ternera y cebolla caramelizada con salsa de tomate y albachaca

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m

En un bol amplio ponemos la carne picada, la salpimentamos al gusto y añadimos el pan rallado, el huevo, la leche y el perejil picado. Mezclamos con un tenedor. Cuando está bien integrado todo, agregamos la cebolla caramelizada, que siempre tenemos en la despensa.

Volvemos a trabajar para mezclar bien y nos disponemos a formar las albóndigas, haciendo pequeñas bolas de tamaño de pelota de pingpong y pasándolas por harina. Freímos las albóndigas hasta dorarlas bien en una sartén con aceite de oliva abundante. Una vez doradas las pasamos a una cacerola baja, repartiéndolas en el fondo.

Para hacer la salsa, picamos las hojas de albahaca, reservando algunas para decorar. En una sartén ponemos la salsa de tomate frito casero y añadimos la albahaca picada, dejando que se cocine y reduzca durante diez minutos con el fuego al mínimo. Después, echamos la salsa sobre las albóndigas.

Albondigas Cebolla Caramelizada Albahaca Pakus Futurobloguero

Llevamos a ebullición y tapamos la cacerola, dejando cocer durante 5 minutos. Después damos la vuelta a las albóndigas, apagamos el fuego y dejamos que reposen otros 5 minutos con la tapa puesta, para que terminen de cocinarse quedando listas para llevar a la mesa.

9 votos

Con qué acompañar las albóndigas de ternera y cebolla caramelizada con salsa de tomate y albahaca

Para acompañar las albóndigas de ternera y cebolla caramelizada con salsa de tomate y albachaca, las servimos con una guarnición de ensalada o si lo preferimos, las servimos con pasta larga, con patatas fritas, con arroz blanco o con cualquier guarnición de nuestro agrado.

En Directo al Paladar | Hamburguesas de salmón con salsa de pepino
En Directo al Paladar | Albóndigas de salmón con salsa de eneldo

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio