Receta de alitas de pollo con aire marroquí

Receta de alitas de pollo con aire marroquí
1 comentario
14 votos

El pollo es sin duda una de las carnes estrella en la cocina, por su precio y cualidades que la hacen apropiada para dietas, pero también por la versatilidad que nos ofrece. Aunque la pechuga y los muslos son las partes más habituales, tenemos otras opciones con las que variar, por ejemplo unas alitas de pollo con aire marroquí.

Las alitas se pueden asociar a la comida rápida pero no por eso merecen ser despreciadas; no hace falta freírlas o acompañarlas de salsas muy grasas para disfrutar de ellas en la mesa de casa. Combinando especias y condimentos típicos de la cocina marroquí podemos conseguir un plato sencillo con grandes aromas que gustará a todo el mundo.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Alitas de pollo 8
  • Aceite de oliva virgen extra 30 ml
  • Caldo de pollo 50 ml
  • Vino blanco 50 ml
  • Harissa 15 ml
  • Zumo de limón 0.5
  • Ras el hanout 1 cucharadita
  • Ajo granulado 1/2 cucharadita
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer alitas de pollo con aire marroquí

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo 59 m

Limpiar bien las alitas de pollo, quitando el exceso de grasa y los restos de plumas, y cortando las puntas. Salpimentar y disponer en una fuente. Batir en un cuenco el aceite con el caldo, el vino, el zumo de limón, la harissa, el Ras el hanout y el ajo granulado. Cubrir las alitas con esta mezcla, impregnándolas bien, y dejar marinar como mínimo una hora, tapadas con film o papel de aluminio.

Alitas de pollo con aire marroquí. Pasos

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una fuente o bandeja adecuada. Repartir las alitas en una sola capa, escurriendo el exceso de líquido del marinado, y hornear durante unos 30-40 minutos, dándoles la vuelta a mitad de cocción, hasta que estén bien doradas. Si se resecan demasiado, regar con un poco de la mezcla reservada.

14 votos

Con qué acompañar las alitas

Para qué nos vamos a engañar, como mejor se disfrutarán estas alitas de pollo con aire marroquí es comiéndolas con las manos, a ser posible pringándonos bien los dedos con la salsa. Las podemos acompañar de la guarnición que más nos guste, como patatas fritas o asadas, y una ensalada.

En Directo al Paladar | Alitas de pollo al horno con salsa harissa. Receta
En Directo al Paladar | Alitas de pollo al horno con salsa Worcestershire. Receta

Temas
Comentarios cerrados
Inicio