Compartir
Publicidad
Publicidad

Filete Stroganoff. Receta retro

Filete Stroganoff. Receta retro
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El otro día me apetecía hacer en casa algún plato del recetario clásico del norte europeo. Buscando un poco por la red, me sorprendió encontrar bastantes webs con recetas retro, pero me contuve aún unos días. Finalmente, tras haberlo comido en un restaurante con un menú bastante "demodé" también, me decidí por este Filete Stroganoff o Beef Stroganoff.

¿Vuelve la cocina retro?

Los ingredientes (para 2 personas)

450 gr. de carne de ternera, 1 cebolla, 100 gr. de champiñones, 25 gr. de mantequilla, 75 ml. de nata agria, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

La preparación

El primer paso de esta receta es elegir un buen corte de carne de ternera. De la parte del lomo o de la pierna, pero siempre bien tierna y con poca fibra, ya que es un plato que no requiere demasiada cocción. Si tenemos dudas, pidamos consejo a nuestro carnicero: seguro que nos dará buenas ideas.

Una vez tenemos el filete, lo cortamos a tiras de unos 5x2x2 cm. y reservamos. Mientras, pelamos y cortamos la cebolla en trozos pequeños y la sofreímos en una sartén con la mitad de la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Atención con el fuego. No se debe quemar ni la cebolla, ni la mantequilla.

Cuando la cebolla esté dorada, le añadimos los champiñones limpios y cortados a dados pequeños. Dejamos sofreir de nuevo y reservamos. En la misma sartén, ponemos la mantequilla que nos queda y dejamos que la temperatura suba. En el momento que la mantequilla derretida espumee, vamos friendo en ella las tiras de carne. Con el fuego fuerte y no todas de golpe, para que doren. Vuelta y vuelta, y reservamos.

Una vez la carne está dorada, la volvemos a introducir en la sartén junto con el sofrito. Salpimentamos. Añadimos ahora la crema agria y mezclamos bien, dejando reducir unos minutos. Ya solo nos quedará emplatar.

Collage Filete Stroganoff

La degustación

Este es un plato cuyo origen se atribuye al cocinero de un famoso militar ruso, Pável Aleksándrovich Stróganov, general adjunto del Zar Alejandro I de Rusia. Ha llovido ya desde entonces: corría nada menos que el año 1890 cuando este guiso fue elaborado en una competición de cocina en San Petersburgo, aunque lo más problable es que no fuera ninguna novedad por aquella zona el mezclar crema agria y/o yogurt en guisos de carne.

La nata o crema agria es un producto muy común en todo el norte y este de Europa. Se diferencia básicamente de la nata (desde la más espesa a la líquida) por una incipiente fermentación láctica que le da un toque ácido muy agradable. A pesar de que no es un producto tradicional en España, ya hay muchos supermercados donde se puede encontrar, incluso de marcas españolas...

¡Atrévanse a pedirla!

Vía | Retro Food Recipes En Directo al Paladar | Crema agria, Crème fraîche, Soured Cream: o las otras natas...
En Directo al Paladar | Pierre Gaillard La Dernière Vigne 2006

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos