Compartir
Publicidad

Pollo al horno con boniato, naranjas sanguinas y queso feta: receta para salir de la rutina del pollo asado de siempre

Pollo al horno con boniato, naranjas sanguinas y queso feta: receta para salir de la rutina del pollo asado de siempre
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pollo asado no falla nunca -siempre que no hayas eliminado la carne de ave de tu dieta, claro- y puede ser un plato de fiesta. Podemos tener nuestra receta favorita pero a todos nos gusta salir de la rutina de vez en cuando; por eso os animo a probar estos contramuslos de pollo al horno con boniato, naranjas sanguinas y queso feta, un festival de color y sabor para compartir.

La receta original que me inspiró para adaptarla en casa tenía muchos más ingredientes, como aceitunas o garbanzos. No quería complicarme demasiado y con estos componentes ya conseguimos un plato fantástico, en el que el pollo se beneficia de una primera caramelización en la sartén y se potencia con el contraste ácido y dulce del boniato y las sanguinas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Contramuslos de pollo pequeños (entre 4-8 dependiendo del tamaño) enteros 8
  • Boniato medianos o 1 grande 2
  • Diente de ajo 4
  • Limón 1
  • Hierbas provenzales (romero, tomillo, salvia, orégano, mejorana...)
  • Naranja sanguina 2
  • Queso feta 80 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Perejil fresco o cilantro para servir
  • Vino tinto o blanco para desglasar (opcional)

Cómo hacer pollo al horno con boniato, naranjas sanguinas y queso feta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 50 m
  • Reposo 30 m

Precalentar el horno a 220ºC. Lavar y secar bien los boniatos, retirando la suciedad, tierra o impurezas que puedan tener, pinchar con un tenedor, envolver en papel de aluminio y asar hasta que estén bien tiernos. También podemos cocerlos al vapor o en el microondas. Dejar enfriar.

Mientras, preparar el pollo. Retirar o quemar los posibles restos de plumas, secar con papel de cocina y disponer en un recipiente. Picar muy finos o rallar los dientes de ajo pelados, mezclar con 3-4 cucharadas de aceite de oliva, el zumo de un limón y unas hierbas provenzales. Salpimentar y echar sobre el pollo, masajeánolo bien por todas partes. Tapar y dejar marinar en la nevera unos 30 minutos, o más.

Escurrir el pollo de la marinada y dorar a fuego bien fuerte en una sartén o plancha ligeramente engrasada. Hay que dejar que la piel se caramelice, se tueste un poco, pero sin llegar a quemarse, unos 5-8 minutos. Trasladar a una fuente ligeramente engrasada con aceite con la piel hacia arriba.

Hornear durante unos 20 minutos a 200ºC. Lavar y cortar las naranjas sanguinas en rodajas no muy gruesas. Dar la vuelta al pollo con cuidado, cubrir con la fruta y añadir unas hierbas provenzales. Hornear unos 10 minutos más. Pelar mientras los boniatos y llevar al horno en los últimos minutos para volver a calentarlo si se ha enfriado demasiado.

Desglasar la sartén, si se desea, donde hemos cocinado el pollo. Calentar a fuego medio-fuerte y regar con un chorretón de vino, añadiendo zumo de naranja sanguina si nos ha sobrado, o caldo o un poco de agua. Remover bien rascando el fondo hasta que reduzca un poco.

Distribuir cucharones del puré de boniato en una fuente, añadir el pollo, las naranjas asadas y repartir el queso feta desmenuzado. Regar con los jugos de la sartén y añadir perejil fresco u otra hierba al gusto.

Pollo Boniato Sanguinas Pasos

Con qué acompañar el pollo con boniato

Este plato de contramuslos de pollo al horno con boniato, naranjas sanguinas y queso feta es muy completo y nos dejará bien saciados acompañándolo con algo de buen pan. Yo llevaría a la mesa una ensalada ligera y fresca para completar el menú y poco más.

Lo mejor es exprimir o machacar el jugo de las naranjas para combinarlo con el boniato y el queso, dejando que se mezcle con la salsa del pollo asado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio