Publicidad

Receta de pollo en salsa cremosa de mostaza con champiñones y cebolla caramelizada, para mojar pan o disfrutar en tupper

Receta de pollo en salsa cremosa de mostaza con champiñones y cebolla caramelizada, para mojar pan o disfrutar en tupper
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A la hora de preparar recetas de pollo que nos permitan disfrutar también de las sobras, o cuando su destino es el tupper, una base láctea siempre da buenos resultados. Este pollo en salsa cremosa de mostaza con champiñones y cebolla caramelizada es un ejemplo perfecto de cómo se puede enriquecer fácilmente la carne de ave evitando que quede sosa.

La salsa en este caso queda enriquecida con doble ración de mostaza ya que añadiremos además unas semillas de la misma, que aportan un toque crujiente y aromático. Usamos champiñones por su accesibilidad todo el año y porque su sabor más neutro combina de maravilla en este tipo de platos, pero sería muy interesante jugar con diferentes variedades de setas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pechuga de pollo limpia 600 g
  • Cebolla dulce grandes 2
  • Champiñones enteros 300 g
  • Semillas de mostaza 10 g
  • Vino blanco 80 ml
  • Nata líquida para cocinar 200 ml
  • Mostaza de Dijon 30 ml
  • Pimentón picante o dulce 4 g
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Perejil fresco rizado o liso
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Uvas pasas de corinto un puñado (opcional)
  • Hierbas provenzales o tomillo al gusto

Cómo hacer pollo en salsa cremosa de mostaza con champiñones y cebolla caramelizada

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h

Comenzamos preparando la cebolla caramelizada, tarea muy sencilla pero que requiere su tiempo. Pelar las cebollas, cortar por la mitad y a continuación en juliana fina con un buen cuchillo. Engrasar mínimamente una amplia sartén antiadherente con aceite, calentar y echar la cebolla. Agregar un poco de sal, remover bien y dejar que coja temperatura.

Cuando ya esté en marcha y la cebolla cogiendo algo de color, remover, bajar el fuego y mantener la temperatura suave pero constante. Dejar que se vaya caramelizando poco a poco, sin perderle el ojo, removiendo de vez en cuando. Tiene que quedar muy dorada y reducida; tardará como mínimo una hora.

Mientras se hace la cebolla, secar el pollo con papel de cocina, retirar los posibles excesos de grasa y cortar en piezas de tamaño de un bocado. Laminar o trocear los champiñones lavados. Calentar una olla cazuela con aceite y echar la carne a fuego fuerte. Salpimentar y saltear unos pocos minutos hasta que esté dorada; retirar y reservar.

Bajar un poco el fuego y añadir los champiñones con las semillas de mostaza. Salpimentar, aderezar con hierbas al gusto y saltear hasta que cojan color. Añadir las uvas pasas, el pollo y regar con el vino. Cuando se evapore, añadir la nata líquida con la mostaza y el pimentón, remover, bajar el fuego, tapar y dejar cocer unos 20-30 minutos.

Remover de vez en cuando y corregir el punto de líquido si hiciera falta, dejando que reduzca al punto deseado. Se puede añadir un poco de caldo o de agua.

Pollo. Pasos

Con qué acompañar el pollo en salsa cremosa

Serviremos las raciones de pollo en salsa cremosa de mostaza con champiñones repartiendo la cebolla caramelizada por encima, o dejando que cada comensal se sirva a su gusto, con un poco de perejil fresco picado o cebollino. Para aprovechar la salsa podemos preparar una guarnición de arroz integral, puré de patatas o, simplemente, buen pan para mojar.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir