Compartir
Publicidad

Ensalada crujiente de pochas con bacalao ahumado: receta para refrescarse con legumbres

Ensalada crujiente de pochas con bacalao ahumado: receta para refrescarse con legumbres
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando era pequeña solo existían tres legumbres: las lentejas -de mi madre-, las habichuelas -de mi abuela- y los garbanzos -que por algún motivo yo detestaba-. El día que probé por primera vez las pochas fui un poco más feliz, y hoy son una de mis alubias favoritas para el verano. Sirva como ejemplo esta refrescante ensalada crujiente de pochas con bacalao ahumado.

Cuando están de temporada podemos emplear pochas frescas y cocerlas en casa, o simplemente apostar por una buena conserva. Me encanta su textura mantecosa y tierna, con una piel casi que se deshace, pero en las ensaladas procuro buscar contraste en el paladar con ingredientes crujientes, en este caso con verduras en crudo. Así se prepara en un momento y es mucho más refrescante.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pochas o alubias frescas cocidas 450 g
  • Pimiento verde italiano 1
  • Cebolla morada pequeña 1
  • Tomate maduro 2
  • Zanahoria 1
  • Perejil fresco un manojo
  • Bacalao ahumado 100 g
  • Limón 1
  • Mostaza de Dijon 5 ml
  • Ajo granulado 2 g
  • Vinagre de Jerez o manzana 5 ml
  • Aceite de oliva virgen extra 50 ml
  • Tomillo fresco o seco al gusto
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer ensalada de pochas crujiente con bacalao ahumado

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 15 m

Desgranar y cocer las pochas o abrir un bote de conserva, escurrir y enjuagar muy bien, con delicadeza para no romperlas. Reservar.

Lavar la zanahoria, el perejil y el pimiento. Pelar ligeramente la zanahoria con un pelaverduras, vaciar las semillas y retirar los filamentos internos delpimiento. Picar todas las verduras en trozos pequeños, troceando el tomate pelado o sin pelar, Disponer en una fuente y añadir las pochas.

Exprimir y colar el zumo del limón. Batir con un poco de vinagre al gusto, el aceite de oliva, la mostaza, el ajo granulado, tomillo y sal y pimienta recién molida. Mezclar bien la ensalada, añadir el bacalao cortando en trozos o tiras y aliñar al gusto.

Ensalada de Pochas

Con qué acompañar la ensalada de pochas

Esta ensalada crujiente de pochas con bacalao ahumado es ligera pero saciante, nutritiva y muy apetecible en un día caluroso de verano. Se puede tomar reposada de la nevera o templada, mejor si no está excesivamente fría. Puede ser perfectamente un plato único o parte de un menú más completo, pudiendo alimentar a 2-4 personas según el tamaño de las raciones. Con anchoas también está muy rica.

En Directo al Paladar | Ensalada crujiente de lentejas rojas. Receta ligera
En Directo al Paladar | Ensalada de lentejas beluga con chips de tortilla. Receta vegana, saludable y fresca

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos