Publicidad

Gratinado de pimientos y tomate con huevo: receta fácil y rápida para la comida o la cena

Gratinado de pimientos y tomate con huevo: receta fácil y rápida para la comida o la cena
2 comentarios

Verduras y huevos son un recurso básico para tirar de nevera cuando toca improvisar una comida o cena rápida. Inspirado en el clásico shakshuka, este sencillo gratinado de pimiento y tomate con huevo es perfecto para aprovechar cuando tenemos el horno encendido y de pronto aprieta el hambre.

La base de la receta es muy simple, ya que partiendo del pimiento y el tomate podemos añadir o sustituir ingredientes al gusto, aunque yo no prescindiría del toque de azafrán. Se trata de crear una cama de vegetales muy aromática, con textura de salsa jugosa, para terminar de cocinar todo junto en el horno con un huevo encima.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Puerro 1
  • Pimiento amarillo o rojo 1
  • Tomate maduros 2
  • Comino en grano 1/2 cucharadita
  • Laurel 1
  • Tomillo seco 1 cucharadita
  • Azafrán 1 pizca
  • Perejil fresco
  • Huevo 2
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer gratinado de pimientos y tomate con huevo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 30 m

Lavar y secar bien las verduras. Picar el puerro, cortar el pimiento en tiras desechando las semillas, y trocear el tomate. Poner una sartén al fuego con el comino en grano, y dejar que se tuesten ligeramente. Añadir unas cucharadas de aceite de oliva y cocinar el puerro con el laurel unos 5 minutos hasta que se transparente.

Añadir el pimiento y cocinar otros 5 minutos a fuego vivo. Sazonar con el tomillo y el perejil, añadir el tomate y el azafrán, y salpimentar ligeramente. Cocinar a temperatura media, removiendo bien, hasta que el tomate esté prácticamente deshecho. Añadir un poco de agua a medida que se vaya evaporando el líquido.

Gratinado de pimientos y tomate con huevo. Pasos

Cuando tenga una textura espesa, retirar la hoja de laurel. Repartir la mezcla en dos cazuelitas o sartenes individuales y formar un pequeño hueco en el centro. Con cuidado, romper un huevo en cada uno. Cocinar, tapado si se desea, sobre fuego muy suave hasta que el huevo esté cuajado al gusto, durante unos 10 o 15 minutos.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el gratinado de pimientos y huevo

El punto de horneado dependerá del gusto personal, pero lo mejor sin duda es que la yema solo haya cuajado por la superficie, para que al pinchar por debajo se mezcle con el resto de ingredientes. Es imprescindible acompañar este plato de un buen pan.

En Directo al Paladar | Sartén de patatas, huevos y aguacate hash. Receta con aires mexicanos
En Directo al Paladar | Receta de gratinado de patatas al horno con salsa de tomate

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios