Publicidad

Cómo hacer malfatti o dumplings italianos de espinacas y queso ricotta con salsa de tomate

Cómo hacer malfatti o dumplings italianos de espinacas y queso ricotta con salsa de tomate
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En ocasiones comer verduras sin darse cuenta es mucho más sencillo de lo que pensamos. Prueba de ello son los malfatti o dumplings italianos de espinacas y queso ricotta. Una receta ideal para camelarse a quienes se resisten a comer verduras con la que marcarnos un bingo si la acompañamos de salsa de tomate casera.

Estos malfatti están hechos a base de espinacas y ricotta, mezclados con huevo, parmesano y harina para dar cuerpo y otros condimentos. Con todo ello se obtiene una masa (que recuerda a los gnocchi) de la que se pellizcan porciones y se cuecen en agua hirviendo. Malfatti en italiano significa mal hecho y tiene que ver con el tamaño irregular de los mismos, aunque nosotros hemos hecho bolitas. Nos puede que, además de sabroso, quede bonito.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Espinaca fresca 500 g
  • Queso ricotta o requesón 300 g
  • Huevo 1
  • Queso Parmesano 60 g
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Nuez moscada molida
  • Harina de trigo 120 g
  • Salsa de tomate casera 200 g
  • Orégano fresco (opcional)

Cómo hacer malfatti o dumplings italianos de espinacas y queso ricotta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 15 m

Lavamos y escurrimos las espinacas a conciencia, las colocamos en una cacerola sin nada de agua ni aceite. Tapamos y cocemos en su propio vapor durante ocho minutos, a fuego bajo. Escurrimos todo el agua que hayan podido absorber y picamos muy finamente a cuchillo.

Mezclamos el queso ricotta con el huevo, añadimos las espinacas picadas y el parmesano rallado. Condimentamos con sal, pimienta negra molida y nuez moscada molida al gusto. Removemos bien antes de añadir la harina y mezclar hasta obtener una masa homogénea.

Una vez esté todo bien integrado ya tendremos nuestra masa preparada. Con las manos enharinadas tomamos pequeñas porciones de la masa y hacemos bolitas. No importa que no queden regulares. Calentamos abundante agua con sal en una cacerola y cocemos los malfatti en tantas de ocho o diez, para que no se peguen, durante unos cinco minutos.

Retiramos con una espumadera y continuamos cociendo el resto. Calentamos la salsa de tomate casera y cubrimos con ella la base de cuatro platos. Colocamos encima unos seis u ocho malfatti por cabeza (depende del tamaño), espolvoreamos con queso parmesano rallado y acompañamos de un poco de orégano fresco.

Paso A Paso Malfatti De Espinacas Y Queso Ricotta

Con qué acompañar los malfatti o dumplings italianos de espinacas y queso ricotta

En esta ocasión hemos acompañado los malfatti o dumplings italianos de espinacas y queso ricotta de una sabrosa salsa de tomate casera, aprovechando que estamos en temporada. No obstante se pueden servir tal cual, con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y queso parmesano rallado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir