Compartir
Publicidad

Terrina de salmón y queso al eneldo. Receta para una celebración

Terrina de salmón y queso al eneldo. Receta para una celebración
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ocasiones especiales merecen elaboraciones especiales y si estas últimas no conllevan esfuerzo alguno, pero si un gran resultado, pues mejor que mejor. Me encantan las recetas que siguen esta máxima por eso, cuando me crucé con la terrina de salmón ahumado del blog El invitado de invierno, no dudé en tomar nota de ella para una futura ocasión. Ni que decir tiene que durante las fiesta navideñas han surgido muchas y que dicha terrina ha caído aunque en forma de terrina de salmón y queso al eneldo, ligeramente versionada.

La receta original lleva apio, ingrediente que no es del gusto de muchos y del que decidí prescindir. También lleva muchas más hierbas, pero yo solo encontré eneldo en el supermercado y con ello me serví y basté para hacer el delicioso relleno de esta terrina de salmón y queso al eneldo. Una elaboración sencilla de preparar, muy elegante y con la que se alimenta a un batallón. Merecedora de un puesto de honor en vuestras mesas de celebración.

Ingredientes

Para 14 personas
  • Salmón ahumado o marinado 500 g
  • Salmón fresco 400 g
  • Eneldo fresco en manojo 1
  • Cebolleta 2
  • Queso crema 600 g
  • Crème fraîche 200 g
  • Ralladura de limón 1
  • Zumo de limón 0.5
  • Gelatina en láminas 3
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer terrina de salmón y queso al eneldo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 5 m

Comenzamos pasando el salmón fresco por una sartén, a fuego suave, durante un par de minutos por cada lado y tapando la sartén al final del proceso para dejar que el pescado se termine de cocer con el vapor que genere el calor residual. Cuando se haya atemperado, retiramos la piel y las posibles espinas y lo desmenuzamos con los dedos. Dejamos enfriar.

En un recipiente amplio batimos el queso crema y la crème fraîche y separamos dos o tres cucharadas de la mezcla (que vamos a mezclar con la gelatina en el siguiente paso). Pelamos y picamos las cebolletas en brunoise y se las añadimos junto con el eneldo picado, la ralladura de limón y el zumo de limón y el salmón desmenuzado ya frío. Salpimentamos al gusto y reservamos.

Sumergimos las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría y las hidratamos durante, al menos, cinco minutos. Escurrimos el agua y calentamos la gelatina unos segundos en el microondas, lo justo para que se funda (ojo, no debe hervir). Agregamos la pequeña cantidad de queso y crème fraîche que hemos separado previamente, poco a poco, y removiendo bien hasta integrar cada vez.

A continuación, agregamos dos o tres cucharadas de la mezcla con el salmón y removemos entre cucharada y cucharada. Con esto queremos que la gelatina pierda temperatura lentamente y que se integre con el resto de ingredientes del relleno sin que endurezca ni forme grumos. Por último, volcamos la mezcla de la gelatina en la mezcla con el salmón y removemos hasta integrar.

Montamos la terrina forrando el molde con papel film, dejando sobrante por los lados. Cubrimos la base y laterales con salmón ahumado, solapando unas lonchas con otras para que no queden huecos y dejando también sobrante por los lados. Rellenamos con la mezcla anterior, alisamos la superficie y doblamos los faldones de salmón ahumado sobre el relleno.

Envolvemos con el sobrante del papel film, apretamos ligeramente para compactar y colocamos algo de peso encima (un brick de leche, por ejemplo). Introducimos el molde en la nevera donde dejamos que tome cuerpo durante, al menos, ocho o diez horas. Una vez lista, desmoldamos, retiramos el film con cuidado, decoramos al gusto y servimos.

Paso A Paso Terrina De Salmon Y Queso Al Eneldo

Con qué acompañar la terrina de salmón y queso al eneldo

Esta terrina de salmón y queso al eneldo es un entrante de película para cualquier comida o cena de celebración. Se sirve en frío y casa muy bien con unas hojas de mezclum. Tiene una textura suave, cremosa, que recuerda a la de los patés y un sabor ligeramente cítrico delicioso. Es muy refrescante aunque llena bastante, por lo que mejor tomarla en pequeñas cantidades.

En Directo al Paladar | Carpaccio de vieiras a los cítricos. Receta fácil y resultona para lucirse esta Navidad
En Directo al Paladar | Salmón en croûte. Receta para una celebración

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos